EL MUNDO › SU ABOGADO ACUSO A LAS AUTORIDADES DE QUERER MATARLO

Afirman que empeoró la salud de Mubarak

El ex presidente egipcio Hosni Mubarak, de 84 años, preso desde su condena a cadena perpetua el 2 de junio, acusó a las autoridades de querer matarlo en la cárcel, después de que una fuente médica dijera que había sufrido dos paros cardíacos. Los médicos usaron un defibrilador dos veces ayer cuando no le podían encontrar el pulso. Los funcionarios dijeron que Mubarak perdía la conciencia frecuentemente y estaba siendo alimentado en forma intravenosa con líquidos. También informaron que sufre de hipertensión y depresión y tiene dificultades respiratorias.

“A veces está consciente y otras inconsciente y se niega a alimentarse”, indicó una fuente médica de la prisión, dando a entender que su estado de salud se había deteriorado bruscamente. Mubarak ha estado en la sala de terapia intensiva del hospital de la cárcel de Torah, donde está detenido desde que fue sentenciado a prisión perpetua. Sus hijos, el que fuera su heredero Gamal y el rico empresario Alaa, estaban a su lado, en condición de anonimato porque no estaban autorizados a hablar con los medios. Los hijos también están detenidos en la prisión, esperando un juicio por corrupción.

Por intermedio de su abogado Farid el Dib, Mubarak acusó a las autoridades de querer matarlo en la prisión. “El dice: me quieren matar. Sálveme señor Farid, encuentre una solución”, afirmó su principal abogado, quien lo defendió durante su juicio por la represión de la revuelta contra su régimen al comienzo de 2011, que dejó unos 850 muertos. El Dib precisó que había visitado al ex presidente en la cárcel el sábado y había encontrado que el ala médica estaba subequipada. “Es escandaloso”, denunció.

La salud del ex jefe del Estado se deterioró cuando llegó a la cárcel, donde fue instalado en una sección bajo control médico. Su esposa Susana y sus dos nueras recibieron autorización para visitarlo el domingo tras rumores de que habría fallecido, según medios gubernamentales. Su familia pidió su traslado a un hospital mejor equipado, fuera del sistema penal, pero las autoridades hicieron saber que aún no habían tomado una decisión y que Mubarak sería “tratado como cualquier prisionero”. Antes de su condena, Mubarak se encontraba en un hospital.

Farid el Dib afirmó que “consideraría al Ministerio del Interior y al fiscal general como responsables si Mubarak falleciese en la cárcel” sin recibir la atención médica adecuada. “Su estado no es estable, necesita estar bajo vigilancia las 24 horas del día”, agregó el abogado, citado por el cotidiano Al Masri al Yum. Pero las autoridades temen que un eventual traslado a un hospital provoque la cólera de una parte de la población, cuando el país atraviesa un momento difícil.

El ex jefe del Estado fue condenado a prisión perpetua por la represión de la revuelta contra su régimen al comienzo de 2011. El tribunal no lo acusó de tener una responsabilidad directa, sino de no haber tomado las disposiciones necesarias para impedir las muertes. Los cargos de corrupción contra él y sus dos hijos Gamal y Alaa no fueron considerados.

Seis altos responsables de la seguridad de la época fueron absueltos, lo que llevó a muchos egipcios a considerar que el proceso fue demasiado clemente.

Las informaciones sobre la salud de Mubarak desde su dimisión en febrero de 2011 han sido a menudo parciales y contradictorias. Mubarak compareció durante su proceso acostado en una camilla, pero numerosos egipcios estiman que se trataba de una táctica para suscitar compasión. En marzo de 2010, el dictador había sido hospitalizado en Alemania para la ablación de la vesícula biliar y de un pólipo en el duodeno.

En su última aparición pública, el 2 de junio, Mubarak estaba sentado con cara de piedra en una jaula de acusados en la corte, sus ojos ocultos detrás de anteojos oscuros, pero se puso a llorar cuando supo que iba a ser transferido a una prisión. Les llevó horas a los funcionarios convencerlo de que dejara el helicóptero que lo trasladó de la corte a la prisión.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.