EL MUNDO

Comentario polémico

Una avalancha de críticas, incluso de su propio partido, se produjo ayer sobre el congresista republicano Todd Akin, candidato al Senado por Missouri, quien sostuvo en una entrevista televisiva que raramente una mujer quedaba embarazada en caso de una “violación legítima”. Al explicar su oposición absoluta al aborto –también en caso de ataque sexual–, Akin sostuvo que “los casos de embarazo tras una violación son muy raros”. “Si se trata de una verdadera violación, el cuerpo de la mujer intenta por todos los medios bloquear todo eso”, agregó. “En aquellos casos en que eso no suceda, creo que habría que tomar represalias. Pero el castigo debe recaer en el violador y no en el niño”, añadió Akin. “Una violación es una violación y la idea de que deberíamos estar analizando y clasificando los tipos de violación no tiene ningún sentido para los estadounidenses y tampoco la tiene para mí”, afirmó ayer el presidente Barack Obama. El candidato presidencial republicano, Mitt Romney, también se distanció de Akin considerando sus dichos como “insultantes e inexcusables”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.