EL MUNDO › HOY LOS MOVIMIENTOS SOCIALES ESPAñOLES PROTESTARáN JUNTO A LOS SINDICATOS

Un día de huelga y piquetes

En el marco de la huelga general prevista para esta jornada en rechazo a las medidas neoliberales del PP, surgieron convocatorias de acciones reivindicativas de los trabajadores y sectores más golpeados por la crisis.

Los movimientos sociales españoles acompañarán a las centrales obreras de España en la huelga general contra el gobierno de Mariano Rajoy. Para hoy se esperan diversas acciones de rechazo al ajuste neoliberal. Desde la irrupción de los indignados el 15 de mayo de 2011, muchos ciudadanos se sumaron a plataformas que reúnen a diferentes organizaciones sociales y asambleas barriales donde reivindican sus derechos, reclamando un cambio político y social con críticas que incluyen a las centrales obreras por su complicidad con el poder. Por tanto, los sindicatos Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CC.OO.) –que fundamentalmente tienen presencia en sectores tradicionales como el industrial– ya no tienen el monopolio de la protesta, si bien miles de personas siguen saliendo a la calle bajo sus banderas. En Portugal, otro de los países frágiles de la región, habrá también huelga general. Y en otros países como Grecia, Italia, Alemania y Polonia se realizarán paros y movilizaciones.

La coordinadora 25S, que en septiembre rodeó durante varios días el Congreso de los Diputados español, propuso una vigilia que comenzó anoche y una nueva protesta para hoy, con la misma consigna de presionar hasta conseguir la renuncia de Rajoy. En Facebook y Twitter circulaba todo tipo de iniciativas, desde bicipiquetes en Madrid y Barcelona hasta comidas populares en distintos barrios y cacerolazos. También propuestas como una huelga de consumo, que sugieren, entre otras cosas, no leer medios como el diario El País. Bajo las etiquetas #14NSinMiedo se animaba a ciudadanos a denunciar en un formulario anónimo a las empresas que presionan a sus trabajadores para que no hagan huelga. Otra iniciativa fue que los trabajadores precarios que no pudiesen hacer huelga fueran a trabajar con un lazo color naranja en señal de apoyo a la protesta.

Con la consigna #14nRiseup a nivel europeo, los indignados llamaron a los ciudadanos a participar de cortes de tráfico y otras acciones de desobediencia civil. La plataforma Toma la Huelga realizará una acción central en la capital que consistirá en marchar desde la calle Callao hasta la Plaza Celenque, donde decenas de personas de la #AcampadaBankia exigen desde hace días un cambio en las políticas de vivienda y que la entrega del inmueble cancele la deuda hipotecaria. Al recorrer la ciudad, los manifestantes señalarán a las empresas que coaccionan a sus trabajadores para que no hagan huelga, aseguran.

A su vez, habrá un piquete en TVE (Televisión Española) convocado por el grupo Toma la Tele y por el sindicato alternativo CNT. Además, los trabajadores que luchan contra los recortes en salud tendrán sus protestas, como ocurrirá con el hospital La Princesa de Madrid o el Hospital Clinic de Barcelona, amenazados por las políticas de privatizaciones. También los estudiantes se manifestarán en los centros universitarios.

En este contexto de convulsión social, Rajoy defendió ayer su política económica de austeridad y advirtió que la profundizará, en una muestra de firmeza ante la huelga general que afronta su gobierno, la segunda en menos de un año contra las recetas de ajuste neoliberal. “Todas las huelgas tienen motivos, pero ésta es, con diferencia, la que más motivos tiene en la historia de la democracia”, aseguró el líder de la central Unión General de Trabajadores (UGT), Cándido Méndez, quien confía en el éxito de la medida de fuerza.

Desde que el líder del PP llegó al poder, en diciembre de 2011, España aprobó varios planes de ajuste y reformas estructurales que elevaron el desempleo hasta un nivel record de 5,7 millones de personas, el 25 por ciento de la población activa, y no sacaron al país de la recesión. “Las medidas de austeridad son imprescindibles. No caben soluciones milagrosas sino constancia en el rumbo”, dijo Rajoy en la antesala de la huelga, al intervenir en la inauguración del congreso de la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) en la ciudad de Valencia, donde fue recibido con una lluvia de silbidos.

El jefe del Ejecutivo español sostuvo que la situación aún es muy grave y el esfuerzo por realizar todavía es muy elevado. Y sugirió que podrían aprobarse nuevos ajustes. En ese sentido, Rajoy indicó que la senda que tomó España es la correcta: “Existen algunos datos positivos que demuestran que se están corrigiendo nuestros tradicionales desequilibrios y que eso, además, se está haciendo a buen ritmo”, señaló. El presidente del gobierno reconoció, una vez más, que adoptó medidas dolorosas, y que muchas no estaban en el programa electoral, pero afirmó: “Si no equilibramos las cuentas públicas, todo lo demás se vendrá abajo”.

Compartir: 

Twitter
 

Los dirigentes sindicales Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez informaban sobre la huelga en España.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.