EL MUNDO › EL GENERAL ALLEN, JEFE DE LA OTAN, INVOLUCRADO EN EL CASO PETRAEUS

El escándalo sexual de la CIA salpica al ejército

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, frenó la postulación del general John Allen como jefe supremo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Europa, luego de que el militar resultara salpicado por el escándalo que le costó el cargo al director de la CIA, David Petraeus. Con esa decisión, Obama aceptó la recomendación del jefe del Pentágono, Leon Panetta, quien a pesar de haber postulado a Allen como comandante aliado supremo de la OTAN, a partir de comienzos de 2013, ayer le solicitó dar marcha atrás.

Durante el anuncio, el vocero de seguridad nacional, Tommy Vietor, precisó que Allen sigue comandando las tropas en Afganistán “tal como lo ha hecho de manera tan buena por más de un año”. El hecho, que pone en duda nada menos que la efectividad de los servicios secretos estadounidenses, ya parece superar un problema de polleras para transformarse en un verdadero escándalo nacional.

De este modo, el escándalo salpica ahora al jefe de la misión de la OTAN en Afganistán, luego de que la investigación revelara numerosos correos electrónicos entre Allen y Jill Kelley, la amiga de la familia de Petraeus que recibió los correos amenazantes de la amante del ex director de la CIA. La investigación alrededor de Allen fue confirmada ayer por el propio Panetta, quien lo anunció a bordo del avión en el que viajaba a Perth, Australia, a los periodistas que acompañan la misión.

Panetta agregó que el inspector general del Pentágono revisa entre 20.000 y 30.000 documentos, muchos de ellos correos electrónicos. Y señaló que fue informado el domingo por el FBI sobre la investigación en torno del general y sus relaciones con la mujer supuestamente víctima de ciberacoso por parte de la amante y biógrafa del general Petraeus.

Consultado sobre si el FBI había calificado la investigación de criminal, el secretario de Defensa estadounidense precisó que eso corresponde determinarlo al FBI, recordó que el general negó haber actuado incorrectamente y añadió que merece seguir el debido proceso tras destacar su exitoso liderazgo en la guerra afgana.

El general Allen, del Cuerpo de Infantería de Marina y 58 años, asumió en julio de 2011 el mando de las fuerzas de Estados Unidos y de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF) en Afganistán, como sucesor del propio Petraeus.

Tenía previsto someterse hoy a una sesión de confirmación ante el Senado estadounidense y, según el calendario de la OTAN, iba a asumir el cargo en la próxima primavera. Petraeus renunció tras reconocer una relación extramatrimonial con Paula Broadwell, biógrafa del hasta hace unos días máximo responsable de los servicios secretos estadounidenses.

Compartir: 

Twitter
 

El general Allen hace un saludo a la bandera en Afganistán.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.