EL PAIS › LA CAMARA DE DIPUTADOS DEBATIRA HOY LA REGLAMENTACION DEL PER SALTUM

A un saltito de convertirse en ley

La iniciativa ya tiene media sanción del Senado. Es impulsada por el oficialismo, que convocó a una sesión especial y junto a sus aliados cargará con la tarea de conseguir quórum para su tratamiento. Los opositores defenderán sus propios dictámenes.

 Por Miguel Jorquera

El kirchnerismo buscará hoy que la Cámara de Diputados convierta en ley la reglamentación del per saltum. El proyecto impulsado por el oficialismo incorpora dos artículos al Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, donde se establece que el recurso extraordinario por salto de instancia de un tribunal inferior para recurrir ante la Corte Suprema sólo estará habilitado en las “causas de competencia federal en las que se acredite que entrañen cuestiones de notoria gravedad institucional” y cuya solicitud deberá ser previamente aceptada por los cortesanos. El recurso podría aplicarse a la implementación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, aprobada hace tres años por el Parlamento y frenada en la Justicia por una medida cautelar presentada por el Grupo Clarín. Las bancadas opositoras defenderán sus propios dictámenes: la UCR, el FAP, el PRO y la CC se pronunciarán por el rechazo a la iniciativa oficialista, y el peronismo disidente tendrá dos proyectos alternativos.

La sesión especial en la Cámara baja está convocada para el mediodía, con un extenso temario propuesto por el oficialismo. El debate tendrá como eje la media sanción del Senado sobre el per saltum, aunque también estarán en discusión la aprobación del nombramiento de la periodista Cynthia Ottaviano como defensora del Público de Servicio de Comunicación Audiovisual; la modificación del Código Penal que agrava las penas en caso de femicidio, que regresa con modificaciones del Senado; y la media sanción de resarcimiento económico para las víctimas de la represión de diciembre de 2001, entre otras iniciativas.

El proyecto de “recurso extraordinario por salto de instancia” (per saltum) incorpora al Código Procesal Civil y Comercial de la Nación dos artículos (mencionados como 257 bis y 257 ter) con los que regula la utilización del recurso judicial ante la Corte Suprema.

En el primero de ellos establece que sólo será aplicable en “causas de competencia federal en las que se acredite que entrañen cuestiones de notoria gravedad institucional” con el objetivo de “evitar perjuicios de imposible o insuficiente reparación ulterior”. Y que serán susceptibles del recurso extraordinario “las sentencias definitivas de primera instancia, las resoluciones equiparables a ellas en sus efectos y aquellas dictadas a título de medidas cautelares”. Algo que lo equipara con la actual situación judicial de la ley de SCA.

En el segundo se establecen la forma, plazo, trámite y efector del recurso extraordinario. El pedido se podrá realizar mediante un escrito ante la Corte Suprema “dentro de los diez días de notificada la resolución impugnada” y la Corte podrá rechazar el recurso “sin más trámite si no se observaren prima facie los requisitos para su procedencia”. Según el proyecto, si el alto tribunal declara la admisibilidad del recurso –además de tener efectos suspensivos sobre la resolución recurrida– deberá notificar del escrito presentado a las partes interesadas que tendrán un plazo de cinco días para contestarlo, tras lo cual decidirá sobre su procedencia. De ser así, los cortesanos deberán pronunciarse sobre el tema de fondo.

El kirchnerismo y sus aliados cargarán con el peso de la apertura de la sesión. Aunque sólo la UCR anunció que sus diputados no aportarán al quórum, el resto de las bancadas opositoras tampoco lo hacen cada vez que el oficialismo convoca a una sesión especial con temario propio. Si bien la mayoría de los bloques de la oposición coincide en su rechazo al proyecto oficialista, cada uno presentará un dictamen propio para resguardar su propio perfil político durante el debate.

En esa postura coinciden el radicalismo, todos los partidos que componen el interbloque del FAP –PS, GEN, UP, PN y LdS–, el macrismo y la CC. En tanto, la peronista disidente Graciela Camaño presentará un proyecto alternativo de per saltum. Lo mismo que el oficialista riojano Jorge Yoma, que volvió a manifestar sus disidencias con el proyecto kirchnerista y cuya iniciativa está acompañada con las firmas de los denarvaístas bonaerenses Gustavo Ferrari, Carlos Carranza y Natalia Gambaro.

Compartir: 

Twitter
 

El proyecto llega al recinto de la Cámara de Diputados tras un rápido tratamiento en comisión.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.