EL PAíS › LOS ALCANCES DEL PARO DEL PRóXIMO MARTES

Moyano salió a aclarar

El camionero ratificó que no movilizarán a la Plaza de Mayo, tras analizar el tema con la cúpula de la CGT que conduce. La Federación Agraria hará piquetes en las rutas.

El camionero Hugo Moyano ratificó ayer la adhesión al paro pero no a la movilización que una fracción de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA) convocó para el 20 de noviembre. Después de una reunión de la cúpula de la porción de la CGT que lidera, Moyano anunció la modalidad de la huelga. También anunciaron piquetes de ruralistas en rutas y rotondas, fudamentalmente de Buenos Aires.

“La medida es por la falta de respuesta del Gobierno a lo que hace más de dos años venimos reclamando”, explicó Moyano al finalizar el encuentro en la sede de la CGT Azopardo 802. Una vez más el mismo punto que viene reclamando el camionero y sus seguidores es el de la baja del mínimo no imponible de ganancias. “El 20 voy a estar trabajando. Cada estructura adopta la medida conveniente y la participación en la movilización es algo que tendría que decidir el gremio”, afirmó Moyano poco antes de ingresar al edificio dando a entender la postura que tomaría finalmente el espacio gremial que encabeza.

No es la primera vez que la CTA de Micheli y la CGT de Moyano confluyen en medidas de fuerza, pero difieren en la forma. Sobre todo en los últimos tiempos, el moyanismo se vio en la obligación de cerrar filas con un sector que hasta octubre del año pasado ninguneaba. El aislamiento al que se sometió el camionero lo dejó fuera de la CGT oficial y con pocos aliados en el terreno político, salvo sus antiguos enemigos como el ex presidente Eduardo Duhalde o los ruralistas a los que se enfrentó durante el debate por las retenciones móviles. El debut del dúo fue en el paro de los camioneros que Micheli apoyó, pero no marchó a la Plaza de Mayo porque no le permitieron hablar en el acto. Luego, el paro conjunto de principios de octubre al que asistieron el espacio que lideran Micheli y los camioneros, pero Moyano decidió ir a Necochea. El 20 se repetirá el mismo esquema: juntos pero no revueltos.

“La CGT ha ratificado la jornada de paro nacional, a partir de la 0 hora del día martes”, afirmó Moyano, y aclaró que sólo “algunas organizaciones gremiales” iban a participar de la marcha a Plaza de Mayo y no todos los sindicatos que integran esa central obrera. La situación interna de la CGT de Moyano pasa por un momento de tensión. El camionero ya no puede decidir por sí solo el rumbo de las medidas, sino que se ve obligado a consultar a la mesa de conducción, algo que no realizaba antes de fracturar la CGT. “No movilizamos porque hay que poner las fichas en la organización. Movilizar significa sus riesgos, puede haber infiltrados, puede haber alguien que rompa una vidriera o un coche y vamos a tener que pagar nosotros la responsabilidad”, sostuvo el adjunto de la CGT moyanista, el petrolero Guillermo Pereyra, intentando diferenciarse de la CTA michelista.

Mientras Moyano anunciaba la decisión de adherir al paro, el dirigente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, mantuvo una reunión con el duhaldista Gerónimo Venegas. Allí acordaron la realización de “piquetes en distintos lugares del interior del país”, pero sin movilización a la Plaza de Mayo “porque estamos en época de siembra”, explicaron.

Compartir: 

Twitter
 

Hugo Moyano ya no puede decidir por sí solo qué hace su CGT.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.