EL MUNDO

Contra el tarifazo y las privatizaciones de Batlle

El paro nacional de 24 horas tuvo ayer un alto acatamiento en Uruguay contra la política económica de Jorge Batlle que incluye aumento de tarifas y privatizaciones de empresas.

Miles de trabajadores uruguayos se plegaron al paro general de 24 horas convocado para ayer por la central obrera PIT-CNT en protesta contra la política “hambreadora” y el “tarifazo” del presidente Jorge Batlle. Esta es la quinta huelga contra su gobierno desde que el mandatario asumió en el 2000. El PIT-CNT protestó también contra los planes del gobierno para privatizar las empresas petroleras y de agua. Aseguró que el acatamiento fue masivo y se solidarizó con la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP), que está en huelga desde el 11 de agosto y ayer ocupó un sexto hospital en las afueras de Montevideo. Siguen tomados cuatro hospitales en la capital y uno en el interior del país. La FFSP reclama un aumento de 2000 pesos, unos 70 dólares, para todos los trabajadores de la salud pública.
“Tenemos que movilizarnos para cambiar el país”, exhortó ayer el dirigente del PIT-CNT, Marcelo Abdala. El paro de la central obrera uruguaya fue convocado para exigir políticas activas de empleo, aumentos salariales y jubilatorios y respeto a los convenios salariales. También se protestó contra los planes de privatización que el gobierno tiene para la empresa petrolera y del agua. La central se resiste a la privatización y ha impulsado campañas de consulta popular para que la gente se pronuncie sobre el tema en un plebiscito. En los actos organizados por el PIT-CNT, hubo también protestas contra el aumento del precio de los combustibles, que rige desde la madrugada del jueves y otras tarifas como las de energía, teléfonos y agua, que subirán el lunes. “El movimiento sindical está dispuesto a enfrentar el nuevo “tarifazo” que nos acaban de aplicar con el único propósito de llenar las arcas públicas y hambrear al pueblo”, dijo el dirigente de la central, Luis Puig. “Nos habían dicho que no iba a haber aumentos. Se lo hubieran dicho a los Peirano y a los Rohm, que no habrá cientos de millones de dólares para robar en este país”, dijo refiriéndose a los banqueros argentinos acusados por estafas millonarias en bancos que operaban en Uruguay y Argentina y que, según Puig son “amigos” del gobierno uruguayo.
En los volantes que se repartieron en las movilizaciones de Montevideo, el PIT-CNT afirmó que la huelga se cumple “en circunstancias particularmente críticas para los trabajadores” porque el gobierno persiste en una política “hambreadora” al servicio del gran capital y el FMI”. Y llamó a “terminar con esta política de miseria y destrucción nacional”. Hace cuatro años que Uruguay sufre una fuerte recesión económica. En el primer trimestre de este años, el PBI cayó al 9,1 por ciento, mientras que el desempleo alcanzó el 17,5 por ciento. En los últimos 12 meses, el poder adquisitivo de los salarios ha caído un 16,14 y la pobreza se ha extendido a un cuarto de la población urbana.
Puig aseguró que el paro tuvo “buen acatamiento” en la industria, el sector público y los bancos de Montevideo. Pero según las radios uruguayas, la adhesión fue desigual en el interior del país. Los medios de comunicación no se adhirieron a la huelga, salvo el diario La República, que ayer no apareció por decisión de sus trabajadores. Mientras, los empleados de hospitales públicos siguen en huelga desde el 11 de agosto, que reclaman un aumento de 2000 pesos (unos 70 dólares).

Compartir: 

Twitter
 

La principal terminal de ómnibus en Montevideo aparece desierta.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.