EL MUNDO › CONTRAPUNTO ENTRE CHILE Y VENEZUELA POR LA DETENCION DE UN DIRIGENTE JUVENIL

Un pinochetista convulsionó Caracas

Felipe Cuevas, presidente de la juventud de la Unión Demócrata Independiente chilena, había sido detenido por agentes de inteligencia venezolanos luego de tomar fotografías en un lugar militar prohibido. Luego fue liberado.

La detención de un líder juvenil de la derecha pinochetista chilena en Venezuela desató ayer un incidente diplomático entre Santiago y Caracas. Felipe Cuevas, presidente de la juventud de la Unión Demócrata Independiente (UDI), había sido detenido por agentes de inteligencia venezolanos luego de tomar fotografías en un lugar militar prohibido. Desde el oficialismo chileno, una heterogénea alianza que une desde comunistas hasta demócrata cristianos, surgieron voces que criticaron la denuncia. “La UDI quiere hacer de esta situación un conflicto con el gobierno chileno y de paso con el gobierno de Venezuela, lo que nos resulta inaceptable”, dijo el diputado de la Izquierda Ciudadana (IC) Sergio Aguiló.

“El estado de derecho prohíbe en todo el país sacar fotos en recintos de inteligencia y organismos militares”, agregó el parlamentario, en la primera reacción oficialista conocida. En tanto, la oposición de Venezuela y Chile, que había exigido la liberación de Cuevas, trató de manipular el hecho para causar un malestar entre los gobiernos de la presidenta chilena Michelle Bachelet y su par venezolano Nicolás Maduro. Ambos mandatarios vienen estrechando los lazos desde el regreso de la presidenta socialista a La Moneda.

Cuevas fue detenido por tomar fotos en un lugar no autorizado y no tener identificación al momento de ser sorprendido por la policía, según explicó el embajador de Chile en Venezuela, Pedro Ramírez, también de Izquierda Ciudadana. Tan pronto se resolvió la situación del líder juvenil, la UDI debió dar marcha atrás con su estrategia de alentar una confrontación bilateral. “Estamos bastante conformes con el actuar del gobierno chileno”, expresó el diputado UDI Gustavo Hasbún, al ser revelada la información. La fuerza de ultraderecha había integrado el gobierno del ex presidente Sebastián Piñera, proveniente de la derecha moderada.

Sin embargo, parte de la oposición venezolana especuló con la suerte del joven chileno e intentó sacar rédito político de la detención. El partido opositor venezolano Primero Justicia, del gobernador del estado Miranda y ex candidato presidencial Henrique Capriles, señaló que la detención de Cuevas por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) ocurrió al intentar visitar con otros dirigentes venezolanos a una estudiante que está presa en la sede del organismo.

La ex diputada opositora venezolana María Corina Machado, representante del antichavismo radicalizado, también se pronunció por la liberación de Cuevas, con quien se había reunido esta semana. “Exigimos la inmediata liberación de Felipe Cuevas y todos nuestros presos políticos”, escribió en su cuenta de Twitter al referirse a los detenidos después de visitar a Sairam Rivas, quien está encarcelada acusada de participar en las protestas que estallaron en febrero contra el gobierno venezolano. Estudiantes universitarios encabezaron las protestas contra el presidente Maduro, que arrancaron el 12 de febrero y se prolongaron durante tres meses. La violencia en las manifestaciones dejó 43 muertos y más 1000 heridos.

La liberación de Cuevas se produjo luego de que el ministro secretario general de Gobierno Alvaro Elizalde convocara al embajador de Venezuela en Chile a la Cancillería para tratar el tema, mientras Ramírez hacía las gestiones pertinentes en el lugar donde fue detenido Cuevas. El ministro evitó condenar la detención de Cuevas como lo hizo el presidente de la UDI, Ernesto Silva. “La UDI ha pedido el rechazo más enérgico y la nota de protesta más fuerte que se pueda plantear, porque un joven chileno, un dirigente comprometido con la libertad y la democracia ha sido vulnerado en sus derechos humanos y ha sido detenido en forma ilegal y arbitraria”, había expresado el líder de la formación pinochetista tras el encuentro que sostuvo en la mañana con el canciller chileno subrogante, Edgardo Riveros.

Apenas enterado de la detención, Silva había dicho que desconocía las razones, el lugar y las condiciones en que se encontraba Cuevas, pero ya tenía en mente el plan de tomar acciones directas, antes de esperar los resultados del procedimiento diplomático entre los países involucrados. “Si (Cuevas) no es liberado en las próximas horas, una delegación de diputados va a viajar a Venezuela a buscarlo”, reaccionó el presidente de la UDI antes de conocer el desenlace del episodio.

Compartir: 

Twitter
 

Simpatizantes del líder opositor destituyente Leopoldo López se manifiestan en el Palacio de Justicia.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.