EL MUNDO › NETANYAHU BUSCA UNA ALIANZA AúN MáS A LA DERECHA

Disuelven el Congreso

El Parlamento israelí aprobó ayer la disolución de la décimo novena Legislatura –una de las más cortas de la historia política israelí– y la convocatoria de elecciones anticipadas para el 17 de marzo. El proyecto de ley fue aprobado con los votos a favor de 93 de los 120 diputados.

“La celebración de elecciones antes de tiempo es indeseable, más aún, están de sobra. Con justicia, el pueblo no las entiende y las ha recibido con sorpresa”, dijo el presidente del Parlamento, Yuli Edelstein, al cerrar la que ha sido la última sesión de la Legislatura, después de menos de dos años. La crisis en el gobierno del primer ministro, Benjamin Netanyahu, comenzó antes del verano con la rotura del pacto de coalición partidista que tenía con su ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, uno de los aspirantes a primer ministro como presidente de Israel Beitenu.

A ello le siguió, en el verano, la guerra en Gaza y un creciente aislamiento de Israel en la esfera internacional, que, sumado a la suspensión del proceso de paz con los palestinos desde principios de año, abrieron las diferencias con sus socios del centro político, los partidos Yesh Atid y Hatenu. La semana pasada, en una decisión estudiada desde mucho antes, Netanyahu desplazó a los dirigentes de ambas formaciones, los ministros de Finanzas, Yair Lapid, y de Justicia, Tzipi Livni, poniendo fin a su alianza de gobierno.

“El primer ministro comete dos errores. El primero ha sido llevar a Israel a unas elecciones que no son en interés del pueblo, el segundo es que las va a perder”, dijo hoy Lapid en el Parlamento.

La jefa del partido pacifista Meretz, Zehava Galán, despidió al actual gobierno israelí con un “Adiós y no hasta la vista”, en línea con la campaña que han iniciado los partidos del centro y de la izquierda para atacar a Netanyahu a título personal y bajo el eslogan de “Solo no, Bibi”, por su apodo.

Para frenar a Netanyahu, los partidos de centro han iniciado los contactos con vistas a un bloque unificado con el que obtener el mandato del pueblo, aunque el diálogo es muy preliminar y aún no se sabe si será posible. Una encuesta publicada por el canal de televisión parlamentario, bajo tutela de una empresa privada por concesión pública, revela por primera vez que un bloque de esta naturaleza tiene posibilidades reales de desbancar a quien ha sido primer ministro de Israel desde 2009.

El sondeo concede 23 diputados al frente de centroizquierda que tratan de concretar el Partido Laborista y Hatenu, y dos menos al Likud de Netanyahu.

De tener lugar hoy las elecciones, saldría muy fortalecido el partido colonizador Hogar judío, con 18 escaños, mientras que los ultraderechistas Israel Beitenu (presidido por Lieberman) y Yesh Atid obtendrían nueve cada uno. El resto cosecharìa cifras inferiores y los dos partidos ultraortodoxos se convertirían en el fiel de la balanza para la formación del nuevo ejecutivo.

Compartir: 

Twitter
 

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.