EL MUNDO

Rumsfeld ya prepara el repliegue norteamericano de la “vieja Europa”

Antes de la Guerra del Golfo, el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, criticó a Alemania y Francia como “la vieja Europa”. Esta semana anunció que sus tropas serán redesplegadas hacia la nueva.

Por Bosco Esteruelas *

Desde Colorado Springs

Estados Unidos quiere cerrar bases en Europa y enviar a los países del Este europeo a buena parte de los más de 100.000 soldados que tiene desplegados en el Viejo Continente. Cuándo y cómo es algo que no está decidido, entre otras razones porque aún existen ciertas divergencias dentro de la propia administración de Bush. El calendario será “gradual y flexible”, les comunicó el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, a sus colegas de la OTAN en la cena de trabajo que tuvieron esta semana en Colorado Springs.
Es la primera vez que Washington expone abiertamente de manera oficial sus intenciones de modificar su mapa militar a sus socios europeos. Algunos de ellos reaccionaron con inquietud. El plan es uno de los elementos clave que sustancian la reforma militar iniciada por el Pentágono el año pasado y en la que participó activamente el general James L. Jones, que desde enero pasado es comandante supremo de las fuerzas aliadas en Europa, además de jefe máximo de las fuerzas norteamericanas en el Viejo Continente. Jones es partidario de crear una especie de red móvil de bases que sirva para el traslado de tropas para períodos más cortos y en función de las necesidades de cada momento.
Rumsfeld no precisó con exactitud el calendario, pero los primeros pasos se podrían producir a partir de mayo próximo, cuando ingresarán definitivamente en la Alianza Atlántica otros siete países del desaparecido bloque del Este: Rumania, Bulgaria, Letonia, Lituania, Estonia, Eslovaquia y Eslovenia. Otros tres, Polonia, República Checa y Hungría entraron en 1998.
Los recortes vendrán especialmente de Alemania, donde los norteamericanos tienen actualmente desplegados unos 70.000 soldados. Washington piensa también reducir al mínimo su presencia en Bosnia. Tiene 1500 de un total de 12.000 efectivos que integran la SFOR, la fuerza multinacional instalada desde 1995 por la OTAN. Así como su presencia en Kosovo, donde tiene 2500 de un total de 20.000 que integran la KFOR desde 1999.
A todo esto, los ministros europeos han vuelto a recibir un tirón de orejas de su gran hermano, EE.UU., que los ha instado a potenciar tecnológicamente sus capacidades militares y por tanto a inyectar más dinero en sus presupuestos de defensa. “De nada sirve que los otros 18 países de la Alianza tengan un millón y medio de soldados si apenas un 3 por ciento puede ser realmente desplegado en misiones militares”, comentó una alta fuente oficial del Pentágono.
“El mensaje de Colorado Springs está claro: tenemos necesidad de soldados que puedan verdaderamente desplegarse y no simplemente ejércitos de papel”, ha afirmado Robertson, al reclamar a los socios europeos que modernicen sus fuerzas sobre todo si realmente se quiere darle un sentido a la incipiente Fuerza de Respuesta Rápida (FRR) que los aliados lanzarán de una manera algo más que testimonial la semana que viene en Holanda, pero que no será plenamente operativa hasta 2006.
La FRR fue el objeto del maratónico seminario sobre una simulación de crisis civil en una isla del mar Rojo que Rumsfeld expuso a los ministros y que costó siete millones de dólares a la administración Bush. “¿Fueron liberados los rehenes, hubo muertos?”, preguntó un periodista. “No se trataba de eso, sino de presentar una serie de opciones, entre otras agilizar los métodos de decisión, lograr una mejor planificación y un mayor compromiso por parte de todos”, contestó Robertson.
¿Será la FRR eficaz para implementar operaciones militares fuera del área geográfica aliada si no se modifican los métodos de decisión de la OTAN?, se han preguntado los aliados en esta reunión azuzados por EE.UU. La respuesta ha sido unánimemente no. De ahí que se haya encargado alConsejo Atlántico que inicie la revisión de los procedimientos de decisión.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Donald Rumsfeld en la conferencia de ministros de Defensa en Colorado Springs.
El jefe del Pentágono mostró que la Fuerza de Reacción Rápida europea no sirve en su actual diseño.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.