EL MUNDO › EL LíDER DEL PT DEFIENDE A DILMA ROUSSEFF DE LOS EMBATES DE LOS SOCIALDEMóCRATAS NEVES Y CARDOSO

Lula contra la estrategia golpista opositora

El ex mandatario brasileño ha llevado adelante una serie de encuentros destinados a erigir un dique de contención contra el plan destituyente del opositor PSDB en complicidad con el grupo Globo y sectores del Poder Judicial.

 Por Darío Pignotti

Desde Brasilia

Lula contra los golpistas. El ex presidente brasileño rebatió ayer al líder conservador Fernando Henrique Cardoso luego de que éste reincidiera en sus insinuaciones desestabilizadoras, festejadas por la prensa y los militantes de su partido que el fin de semana realizó una convención a pocas cuadras de la residencia oficial de Dilma Rousseff en Brasilia.

“El PT quebró a Brasil” durante sus cuatro mandatos consecutivos iniciados en 2003, en los “que se robó más que nunca” frente a lo cual el Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB) está pronto para asumir el gobierno”, provocó Cardoso mientras sus seguidores bramaban consignas a favor del impeachment (juicio político).

La respuesta de Lula no se hizo esperar: “El PSDB dice que los gobiernos del PT quebraron al país apelando a un discurso que no se compadece con los resultados de los gobiernos” de Cardoso, quien fue presidente entre 1995 y 2003.

“Brasil fue muy distinto después de los gobiernos de Lula y Dilma, y todas las diferencias son positivas”, señaló el jefe petista en una cuenta social junto a un cuadro donde se comparan los 20 millones de puestos de trabajo creados entre 2003 y 2014 contra 5 millones heredados de los mandatos de Cardoso, quien junto a Aécio Neves fue la estrella de la Convención del PSDB.

Desde el cierre del congreso del PT realizado el mes pasado, Lula ha llevado adelante una serie de encuentros destinados a erigir un dique de contención contra el plan destituyente del PSDB en complicidad con el grupo Globo y sectores del Poder Judicial, seguidos por una constelación de grupos de interés ubicuos como la numerosa bancada evangélica.

Hace una semana vino a Brasilia para reunirse con los senadores y diputados petistas para aplacar los cuestionamientos, cada vez más abiertos, contra el ajuste económico y cerrar filas detrás de la presidenta. Posteriormente Lula viajó a San Pablo, donde este fin de semana participó en una reunión de la Federación Unica de Petroleros en la que se repudiaron los ataques del PSDB contra Dilma y Petrobras para justificar la sanción de una ley conveniente a las petroleras multinacionales.

Los ecos del encuentro socialdemócrata del domingo fueron el asunto más sonado ayer en los mentideros de Brasilia por su desembozada instigación al golpe blanco, reeditando una apuesta de esa agrupación que en 2005 procuró, sin éxito, anticipar la salida de Lula.

“Lo que yo veo es que ...ella (Dilma) tendrá dificultades para concluir su mandato”, sentenció Aécio Neves en la reunión del PSDB luego de que unos de sus conmilitones, el senador Casio Cunha Lima, abogó por un llamado a elecciones anticipadas este año.

Ayer, el jefe del bloque de diputados del PT, Sibal Machado, sostuvo que Neves, derrotado por Dilma en la segunda vuelta de las presidenciales de 2014, “sigue apostando en el tercer turno” incurriendo en una actitud antidemocrática que debiera “avergonzarlo”.

Machado comparó ayer al “golpismo” del PSDB con el de la Unión Democrática Nacional, que en la década del 50 del siglo pasado conspiró para derrocar al presidente Getulio Vargas.

Asediada por ataques ejecutados de forma posiblemente sincronizada por dirigentes políticos y jueces opositores Dilma apareció ayer en público durante una ceremonia en el Planalto y horas más tarde mantuvo una reunión con dirigentes de los partidos aliados al gobierno. Uno de los objetivos de la cumbre seguramente fue plantar cara a la ola destituyente y demostrar la unidad de la coalición entre el PT y el Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) de dudosa lealtad hacia el Planalto.

Al hablar en el palacio presidencial el vicepresidente Michel Temer, precisamente del PMDB, aseguró ayer que el impeachment es algo “impensable”, pero nadie garantiza que ese compromiso involucre a todo su partido donde militan golpistas rabiosos como Eduardo Cunha, el titular de Diputados.

A pesar de las intrigas venidas desde varios frentes, Dilma no ha alterado su ritmo de trabajo ni la agenda de compromisos internacionales.

A poco de regresar de Estados Unidos, donde la semana pasada se encontró con Barack Obama, hoy embarca hacia Rusia, para participar junto a Vladimir Putin en la VII Cumbre del grupo BRICS, tras lo cual viajará a Roma para reunirse con el jefe de gobierno, Mateo Renzi, y a Milán, donde asistirá a la Exposición internacional, según informó ayer a este diario la oficina de prensa del gobierno.

El PT con Syriza

Ayer el PT divulgó una nota de respaldo a la victoria del No en el referendo griego sobre las negociaciones de la deuda con la Unión Europea.

“El Partido de los Trabajadores saluda el triunfo justo y digno del pueblo griego contra el terrorismo financiero del Banco Central Europeo y del FMI.” Luego aplaude a “los compañeros de la coalición Syriza” por haber conducido a la victoria del No en el referendo del domingo, la cual “puede ser considerada como un triunfo de los pueblos valientes de América latina y una demostración de que es posible resistir a las presiones neoliberales”.

En los duros conceptos sobre el ajuste del Banco Central Europeo tal vez haya una crítica disimulada del PT al programa de recortes llevado adelante por el ministro de Hacienda, Joaquim Levy, ex funcionario del FMI.

Compartir: 

Twitter
 

Dilma Rousseff apareció ayer en público durante una ceremonia en el Planalto y luego tuvo reuniones.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.