SOCIEDAD › UNA CHICA DE 15, GRAVE POR UN PRESUNTO INTENTO DE ABORTO ILEGAL

El costo de lo clandestino

La niña fue llevada al hospital por la madre, quien denunció que su pareja, el muchacho de 21 que es padre de su hijo de 2, la había llevado a una curandera para que abortara. La chica llegó en shock y no declaró. El hombre fue detenido. Un fiscal criminal investiga.

 Por Soledad Vallejos

En el hospital Eva Perón, de San Fernando del Valle de Catamarca, una chica de 15 años está internada, en grave estado, tras haber sufrido una infección generalizada, derivada de un presunto intento de aborto clandestino. Ayer la Justicia ordenó la detención del joven de 21 años que es pareja de la niña y también padre del hijo que ella parió a los 13 años. El caso fue denunciado por la madre de la adolescente, quien el miércoles pasado la llevó al hospital, donde detectaron la gravedad del cuadro y el embarazo de tres meses en proceso de aborto espontáneo. La interrupción del embarazo, luego, fue completada en otro hospital. La investigación está a cargo del fiscal Luis Baracat; la fiscalía general no dio a conocer cuál es la imputación por la que tramitan las diligencias. “¿Cuál fue la causa real que motivó esto? Este caso ya está judicializado, es la Justicia la encargada de dar respuestas. La paciente, cuando llega acá, no habla, ya llega shockeada”, aclaró la directora del centro médico, Mónica Zalazar. La provincia, recordaron a este diario integrantes de la Campaña por el Derecho al Aborto, no adhiere a la Guía Técnica para la Atención Integral de los Abortos no Punibles, elaborada por el Ministerio de Salud de la Nación.

La niña fue ingresada al hospital Eva Perón el miércoles pasado, 1º de julio, por la mañana. Tenía “un dolor abdominal agudo, que hace pensar en las hipótesis de apendicitis, peritonitis o embarazo”, indicó la directora Zalazar. Al detectar el embarazo, fue derivada a la maternidad, donde “según los relatos, el mismo miércoles realiza un aborto espontáneo, por lo que hacen las maniobras correspondientes y lo terminan de completar”. Luego, la niña fue enviada nuevamente al hospital Eva Perón, adonde reingresa en shock. Allí mismo, desde el viernes por la mañana hasta ayer fue sometida a distintas cirugías, para curar un proceso de necrosis de tejidos blandos. Ayer se encontraba grave.

Cuando la niña fue internada nuevamente en el hospital, la madre aseguró que la infección era consecuencia de un intento de aborto al que había sido sometida en lo de “una curandera” de El Portezuelo, una localidad distante 20 kilómetros de la capital provincial. La chica habría sido llevada allí por su pareja, un hombre de 21 años que es, también, padre del hijo que parió a los 13 años.

De acuerdo con la madre, la chica había ido con el hombre a un lugar para que le administraran “inyecciones para el hígado”. Poco después, empezó a sentirse cada vez peor, hasta que le habría contado que su novio la había llevado a lo de una curandera que le había administrado yuyos presuntamente abortivos. Al realizar la denuncia, la mujer entregó a la Justicia una muestra de los yuyos que su hija tenía en su casa. El sábado por la tarde, la Brigada de Investigaciones allanó la casa de la presunta curandera y secuestró, entre otros elementos, yuyos similares.

Ayer, el fiscal Baracat ordenó la detención del hombre de 21 que es pareja de la niña internada. No trascendió la carátula bajo la cual está investigando el caso. La madre de la niña aseguró que sobre el hombre pesaban denuncias de violencia contra su hija.

La provincia de Catamarca no adhiere a la Guía de Interrupción Legal del Embarazo (ILE), elaborado por el Ministerio de Salud de la Nación. De hecho, el 2 de julio, al día siguiente de que la niña llegara al sistema de salud pública con la infección y el embarazo, se realizó la versión local de la Marcha por la Vida. “No fue una marcha muy grande, pero sí estuvo encabezada por el obispo y fue explícitamente para manifestar en contra de la Guía de aborto no punible. Hicieron entrega de un documento, en Casa de Gobierno, exigiendo a la gobernadora (Lucía Corpacci) que no se adhiera y que se declare a la provincia de Catamarca como ‘pro vida’”, señaló a este diario María Carrizo, de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto.

“La provincia no adhiere a la Guía y al Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable recién adhirió el año pasado. En 2008 adhirió a la Ley de Educación Sexual Integral, pero ni las escuelas públicas, sean municipales o del estado provincial, ni las privadas incorporaron los lineamientos curriculares respectivos. El Ministerio de Educación provincial recibe el material, lo envía a las escuelas y ahí queda. Yo participé de algunos cursos de capacitación de Educación Sexual, pero no se avanzó más por prejuicios. Hay una raíz conservadora muy fuerte en la provincia. Son temas que no se tocan. Hay mucha presión religiosa”, señaló Carrizo. La integrante de la Campaña subrayó, además, que en Catamarca “hay alto índice de abusos, al punto que un informe del Servicio Penitenciario Provincial dice que el 70 por ciento de la población carcelaria está condenada por abuso sexual intrafamiliar”. “Además, en la maternidad provincial, el 22 por ciento de los embarazos que ingresan son de menores de 18 años.”

Compartir: 

Twitter
 

Del hospital Eva Perón fue derivada a una maternidad, donde le completaron el aborto.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.