EL MUNDO › LA JORNADA TUVO ALTA PARTICIPACIóN Y TRANSCURRIó DE FORMA PACíFICA

Sri Lanka votó nuevo Parlamento y premier

 Por Qadijah Irshad *

Desde Colombo

Más de la mitad de la minoría tamil que vive en el norte y el este de Sri Lanka fueron a votar ayer para elegir al primer ministro del país en una elección parlamentaria pacífica. El primer ministro, Ranil Wickremasinghe, del Partido Unido Nacional (UNP), que respaldó al presidente Maithripala Sirisena en los comicios de enero, es el favorito para ganar estas elecciones frente al ex mandatario Mahinda Rajapaksa, líder de la Alianza para la Libertad del Pueblo Unido y del fragmentado Partido de la Libertad de Sri Lanka.

Cuando la votación para elegir a los 225 legisladores que ocuparán el Parlamento terminó a las 16 local, más del 60 por ciento de los votantes había participado. La cifra, que fue inferior a la de las últimas elecciones presidenciales –cuando el 80 por ciento de los tamiles del norte votó a Rajapaksa–, fue mayor de la esperada. El ex presidente de 69 años se postuló ayer en un intento por convertirse en primer ministro. Está siendo investigado por las Naciones Unidas por presuntos abusos contra los derechos humanos y crímenes de guerra durante la guerra de Sri Lanka con los tamiles.

“Voté hoy en la esperanza de un cambio –dijo Premila, de 32 años, madre de dos hijos de Kilinochchi–. Hemos vivido 30 años de sufrimiento, todavía estamos sufriendo incluso después del final de la guerra.”

La esperanza de cambio es el sentimiento que atraviesa la minoría tamil desde enero, después de que Rajapaksa perdiera en las presidenciales. Pero para muchos tamiles en el norte, que todavía están tratando de reconstruir sus vidas después de tres décadas de guerra, el cambio comienza con poder vivir sin hambre ni miedo.

“El alza en los precios de los alimentos y la falta de puestos de trabajo es lo que nos llevó a buscar un gobierno diferente la última vez”, dice Murugan, un ex rebelde. “Después que Ranil Wickremasinghe se convirtió en primer ministro en enero, podemos darnos el lujo de comer”, dice.

El precio del arroz, el alimento básico en Sri Lanka, bajó en los últimos ocho meses, y también bajaron otras necesidades. Para la mayoría de los tamiles del norte, de bajos ingresos, votar al ex presidente Rajapaksa tiene que ver más con la necesidad que con el odio. Unos pocos incluso reconocen sus pasados favores. “Hizo cosas buenas después de la guerra”, dice Jeyan combatiente de los Tigres Tamiles. “Ahora, nuestro norte está mucho más desarrollado que algunos lugares en el sur. Sí, robó fondos, pero al menos hizo algo por nosotros, que es más de lo que puedo decir de nuestros políticos tamiles”, agrega.

Rajapaksa, gobernante entre 2005 y enero pasado, tuvo una controvertida gestión de gobierno que incluyó el final de la contienda contra la guerrilla de los Tigres Tamiles en 2009, entre numerosas denuncias de violaciones a los derechos humanos y de matanzas de civiles.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción:: Celita Doyhambéhère

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.