EL MUNDO › EL MANDATARIO SOSTUVO QUE BRASIL NECESITA UNA PACIFICACIóN PARA SALIR DE LA GRAVE CRISIS QUE ATRAVIESA

Abuchean a Temer y reclaman por Dilma

En la apertura de un foro sobre agronegocios, los manifestantes repudiaron al presidente interino y reclamaron el retorno al poder de Rousseff, que será representada por su abogado en la sesión del Senado antes de los alegatos para el juicio político.

El presidente interino Michel Temer fue abucheado en un acto sobre agronegocios en Brasil. En el encuentro, el mandatario sostuvo que su país necesita una pacificación nacional para salir de la grave crisis que aún no consiguió siquiera aliviar, al cabo de una corta gestión de mínima aprobación popular, según coinciden todas las encuestas. La suspendida presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, no asistirá hoy a una sesión de la comisión del Senado, que lleva el juicio político en su contra, debido a que sus abogados consideran que su presencia no ayudará a su defensa.

Durante la apertura del Global Agribusiness Forum 2016, en San Pablo, donde varias personas se agolparon con carteles y sus caras pintadas para abuchearlo y reclamar el retorno al poder de Dilma Rousseff, Temer anunció que, después de agosto, viajará por varios países para incentivar la inversión extranjera en Brasil. Tradicionalmente, el primer viaje al exterior de un presidente brasileño es a la Argentina, pero, según una fuente del Palacio del Planalto, el canciller José Serra presiona a Temer para que sea a China.

En el foro paulista, el mandatario interino destacó el rol de la agroindustria en el desarrollo del país y pidió por la reunificación nacional para garantizar los empleos en el sector y en toda la industria. “Para recuperar el empleo, es necesario que la industria y la agroindustria crezcan, que el comercio también crezca”, señaló Temer. También dijo que “el país necesita de una pacificación nacional, de una reunificación nacional, con la interacción entre el empresariado y los trabajadores, que es el primer programa social que debe ser llevado adelante”.

En referencia al mantenimiento de programas y subsidios sociales, Temer manifestó que el primero de los derechos sociales es el derecho al empleo. “Es claro que nosotros, un país económicamente de muchas caras, tenemos ricos, clase media, pobres y extrema pobreza”, afirmó. No obstante, y a pesar de garantizar programas como Bolsa Familia, Mi Casa mi Vida y otros, que recibieron un aumento la semana pasada por parte del gobierno, el presidente interino insistió que no hay duda de que no hay nada más indigno para un individuo que el desempleo.

En su discurso, recogido por la agencia Brasil247, Temer resaltó el papel de la agricultura, el único sector que en 2015 arrojó resultados positivos para la economía, a pesar de la contracción del 3,8 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, suspendida de sus funciones desde mayo para responder a un juicio político, no comparecerá ante la comisión del Senado que está a cargo del proceso que se lleva en su contra. Rousseff había sido citada por esa comisión, pero optó por ejercer su derecho a no comparecer y ser representada por su abogado, José Eduardo Cardozo, quien fue ministro de Justicia durante su gestión.

Según fuentes próximas a la mandataria suspendida, la decisión de que no asista a la sesión del Senado fue tomada por el propio Cardozo, que consideró que no ayudaría en su defensa. La razón radica en que los partidarios de la mandataria están en clara desventaja en esa comisión, formada por 21 senadores, de los cuales cinco se oponen claramente a la destitución. Esa tesis había sido defendida el lunes por el senador Lindbergh Farias, quien representa en la comisión al Partido de los Trabajadores (PT), al que pertenece Rousseff.

“Esta comisión tiene las cartas marcadas, por lo que no debería presentarse ante ese grupo de senadores que defiende el golpe”, declaró Farías, e insistió en que la posible destitución de la mandataria supondría una ruptura del orden constitucional. Rousseff fue suspendida de sus funciones el 12 de mayo, cuando el Senado instauró el juicio político, y desde entonces fue sustituida por su antiguo vicepresidente, Michel Temer, con quien está abiertamente enemistada desde hace más de seis meses.

La mandataria fue acusada de irregularidades fiscales, que incluyen la firma de decretos que alteraron los presupuestos sin autorización del Congreso, y de haber contratado créditos para el Gobierno con la banca estatal, todo lo cual está prohibido por las leyes que rigen el uso del dinero público. En la sesión de hoy, José Eduardo Cardozo, en su condición de abogado defensor, podrá leer una declaración en favor de la mandataria, pero le será impedido responder a preguntas, pues, según las normas del proceso penal que rigen el juicio, en esa fase del trámite sólo podría hacerlo la propia acusada.

Con esa sesión, la comisión pondrá fin a la fase de producción de pruebas y abrirá el plazo para los últimos alegatos de la defensa y la acusación, que servirán como base al senador Antonio Anastasia, instructor del proceso, para la elaboración de un informe final.

Compartir: 

Twitter
 

Michel Temer no consiguió aliviar la grave crisis que enfrenta Brasil.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.