EL MUNDO › VARIOS ATAQUES INSURGENTES EN EL NORTE DE IRAK

Cuando se apunta al norte

Mosul (norte) fue escenario de sucesivas acciones de la insurgencia. La ministra iraquí de Obras Públicas, Nasrin al Barwari, salió ilesa de un atentado en las proximidades de esa ciudad, según confirmó un portavoz de su partido, la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK). Además, un británico y un canadiense que trabajaban para una empresa de seguridad fueron baleados cuando acudían a la central eléctrica en la que prestaban sus servicios. Y dos soldados norteamericanos resultaron heridos al ser tiroteado su vehículo. Su inmediata respuesta fue herir a cuatro civiles iraquíes.
“Regresaba desde Arbil a Bagdad cuando su coche ha sido tiroteado por unos desconocidos”, declaró Mohamed Tawfiq, jefe de la oficina de la UPK en la capital iraquí. Varios de los guardaespaldas de la ministra fueron alcanzados por las balas, según la misma fuente, que no supo precisar cuántos de ellos estaban muertos o sólo heridos. Con anterioridad, la radio iraquí había anunciado que tres guardaespaldas habían muerto en el ataque. Al Barwari es la única mujer del gabinete iraquí y llegó al Departamento de Obras Públicas tras haber trabajado durante 10 años en proyectos de desarrollo en su Kurdistán natal. En septiembre del año pasado, una de las tres mujeres del Consejo de Gobierno, la diplomática Akila Hashemi, fue asesinada cuando salía de su domicilio en Bagdad.
También ayer dos empleados de una televisión local sufragada por Estados Unidos fueron heridos en otro tiroteo. Un policía resultó alcanzado en un ataque con granadas de mano y un cohete presumiblemente lanzado contra el Ayuntamiento ha caído sin mayores consecuencias en una escuela. Ayer, asimismo, cuatro personas murieron y 19 resultaron heridas en Mosul en un atentado con bombas contra un edificio de las autoridades provisionales iraquíes en esa ciudad. Durante el fin de semana, se ha producido un gran número de actos violentos en todo Irak. La insurgencia se ha concentrado en las ciudades del norte, sobre todo Mosul y Kirkuk, centros de enfrentamiento entre las comunidades árabe y kurda del país.
Por otro lado, tres niños y dos adultos fueron heridos al estallar una bomba en Baba, 65 kilómetros al norte de Bagdad, en un ataque dirigido contra iraquíes que colaboran con las fuerzas de ocupación. Testigos iraquíes dijeron que un joven arrojó una bolsa con el explosivo contra la casa de un proveedor de los tropas de Estados Unidos.
En tanto, una investigación militar concluyó que en el combate del 23 de marzo de 2003 cerca de Nasiriya, en el sur de Irak, donde murieron 18 soldados estadounidenses, al menos la mitad de las bajas norteamericanas fueron causadas por “fuego amigo”. Según el informe reproducido por el diario Los Angeles Times, en plena guerra un controlador aéreo autorizó por error a dos aviones de combate A-10 de la Fuerza Aérea a disparar contra fuerzas estadounidenses que intentaban tomar el control de dos puentes vitales para avanzar hacia Bagdad.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.