EL MUNDO

Sobresueldos en México o el mejor gabinete que la plata puede comprar

Argentina no es el único país latinoamericano con un escándalo de sobresueldos oficiales, según se supo esta semana en México.

 Por Mercedes López San Miguel

Los sobresueldos llegaron al gabinete de México. Diez funcionarios del oficialismo cobraron en 2003 sueldos superiores al del presidente conservador, Vicente Fox, en contra de lo que establece la ley, denunció el grupo parlamentario del opositor de izquierda Partido de la Revolución Democrática (PRD). Que tres de esos funcionarios estuvieran directamente involucrados en el escándalo del desafuero al carismático alcalde del Distrito Federal no es un dato menor. La maniobra jurídica contra Andrés Manuel López Obrador resultó un tiro por la culata para quienes lo atacaron: el alcalde capitalino y líder del PRD es más favorito que antes para las elecciones presidenciales de julio de 2006 y no será presa de una acción penal según dispuso anteayer la fiscalía mexicana.
Frente a los 14.600 dólares (162.460 pesos) mensuales que cobra Fox, en una auditoría pública se revisaron las remuneraciones netas de los demás funcionarios del Estado y se encontró que 10 de ellos percibieron un monto superior al del presidente. “Entre estos altos cargos, que cobraron más de 17.974 dólares (200.000 pesos) al mes”, según la diputada perredista Dolores Padierna, se encuentra el secretario de Salud, Julio Frenk. La Auditoría Superior de la Federación, que fue la que descubrió las irregularidades, solicitó a los ministros afectados que devuelvan las cantidades de más que recibieron en 2003. Además, el organismo puso al descubierto que otros 918 funcionarios, entre ellos los secretarios de Gobernación (Interior), Santiago Creel, y el de Seguridad Pública, Martín Huerta, cobraron más de lo que la ley les permite.
Durante el 2003, el gobierno del Partido de Acción Nacional (PAN) manejó un régimen de salarios y sobresueldos para altos funcionarios por fuera de lo establecido en el Presupuesto de Egresos de la Federación, informó ayer el diario La Jornada. Este manejo del gasto corriente implicó que los ministros y otros funcionarios de alto rango recibieran salarios y aguinaldos superiores en un 30 por ciento a lo previsto en las normas. Una decena de esos funcionarios cobraron por el “aguinaldazo”, como lo llama el diario. Entre los favorecidos por pagos irregulares figuran el titular de Interior, Santiago Creel, el ex procurador general de la República, Rafael Macedo de la Concha, y el titular del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), José Luis Medina.
Estos tres pesos pesado del oficialismo estuvieron directamente involucrados en la maniobra jurídica para privar de los fueros al alcalde de Ciudad de México y favorito para las elecciones presidenciales del próximo año, el opositor Andrés Manuel López Obrador. Fox debió desmontar la acción contra López Obrador y destituir la semana pasada a Macedo de la Concha, después de que masivas protestas en México y parte de la prensa mundial –incluyendo a los diarios Washington Post y New York Times– describieron el desafuero como una operación política para impedir la candidatura de López Obrador. El caso fue presentado por López Obrador como parte de un “complot” orquestado en su contra desde el gobierno federal y la derecha mexicana, con el único objetivo de que su nombre “no apareciera en las boletas electorales”. El alcalde ha impulsado con éxito programas sociales y de obras públicas y va primero en las encuestas para las próximas presidenciales. La Cámara de Diputados retiró su inmunidad el mes pasado; pero esta semana el precandidato sumó un éxito, al hacerse oficial el miércoles que la Procuraduría cerraba el caso en su contra.
La existencia de sobresueldos ilegales en el gobierno federal se conoció esta semana durante la primera sesión parlamentaria de análisis del Informe de la Cuenta Pública 2003. Decenas de otros funcionarios, incluidos los de diversos organismos del gobierno y los del Tribunal Electoral del Poder Judicial federal, también cobraron sobresueldos pero no serán forzados a devolverlos porque no superaron el ingreso de Fox. No obstante, tampoco en esos casos los pagos extra estaban contemplados en elpresupuesto federal y contrastan además con las remuneraciones del resto de la administración pública federal, señaló La Jornada.
Después de protagonizar durante un año una airada pelea sobre las elecciones presidenciales del próximo año, Fox y López Obrador hoy sostendrán un encuentro, en el que el segundo seguramente hablará sobre los próximos comicios –adelantó que propondrá un acuerdo nacional–, mientras el mandatario prevé hablar de la inseguridad. Fox, que querría dejar en el pasado el tema desafuero del líder del PRD, ya tiene el tema “gabinetazo” para eludir.

Compartir: 

Twitter
 

Colaboradores muy estrechos de Fox aparecen manchados.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.