EL MUNDO › LAS CEREMONIAS QUE MARCAN EL ANIVERSARIO DE LOS ATAQUES CONTRA EL WORLD TRADE CENTER

A cuatro años, la nube del 11-S sigue en Nueva York

Estados Unidos recordó ayer a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001. Son momentos críticos para la administración republicana, ya que intenta sacar los pies de la devastada Nueva Orleans, “el otro 11-S”. Ayer, Al Qaida amenazó con nuevos atentados contra Los Angeles y Melbourne (Australia), aunque no se comprobó la autenticidad del mensaje.

 Por Rupert Cornwell *
Desde Washington

Estados Unidos recordó ayer a las víctimas de la catástrofe causada por el hombre que los golpeó hace cuatro años, cuando aún lucha para controlar el masivo desastre natural en la costa del golfo del país, que ha demostrado que los Estados Unidos todavía está lejos de estar equipado para liderar con una versión del 11 de septiembre de 2001.
Por un breve momento, las mentes dejaron de pensar en el huracán Katrina para recordar a las 2983 personas que murieron aquel día en Nueva York, en el Pentágono en Washington y en la zona rural de Pennsylvania. Fue una perfecta mañana de septiembre, igual a la que había sido cuatro años atrás, sin ninguna señal del desastre que estaba por desarrollarse.
En el lugar vacío del World Trade Center ahora sólo queda un agujero gigante de más de seis manzanas que se extiende seis pisos bajo suelo, hermanos y hermanas de los fallecidos leyeron la lista con los nombres de sus familiares caídos que se ha convertido ahora en un ritual de los aniversarios. En su discurso, el alcalde Michael Bloomberg dijo que los corazones de los neoyorquinos también se solidarizaron con el aún mayor número de personas que están sufriendo el despertar de Katrina, y con las víctimas de los ataques terroristas del 7 de julio en Londres, “nuestra ciudad hermana”. Cumpliendo con la nueva tradición establecida, la ceremonia hizo silencio a las 8.46, 9.03, 9.56 y a las 10.29 de la mañana (los dos primeros fueron los minutos exactos en que los aviones secuestrados se estrellaron contra las torres, y los dos últimos cuando la torre del sur y la del norte colapsaron). En la puesta del sol, dos rayos de luz representando las Torres Gemelas eran lanzados hacia el cielo sobre Manhattan.
En Washington, George W. Bush, su esposa Laura y la mayoría del gabinete se reunió en el patio sur de la Casa Blanca para realizar un minuto de silencio a las 8.46, antes que el presidente se fuera a su tercera visita en 10 días a las áreas devastadas en Louisiana y Mississippi por el huracán Katrina. En su programa de radio del fin de semana, Bush instó a sus compatriotas a que mostraran el mismo espíritu de unidad nacional que tuvieron con los ataques de Al Qaida del 2001. “Hoy Estados Unidos está enfrentando otro desastre que ha causado destrucción y pérdida de vidas”, aseguró.
En otra ceremonia en el cementerio nacional en Arlington, Donald Rumsfeld advirtió que más ataques terroristas eran más que posibles. “Me gustaría poder decir que... nos reunimos para conmemorar un peligro hace tiempo superado”, afirmó el secretario de Defensa, mientras dejaba una ofrenda en honor a las víctimas. “Pero no podemos hacerlo. El enemigo sigue planeando ataques, y el peligro que representan para el mundo libre es real y actual.”
En Nueva Orleans, los bomberos de la ciudad de Nueva York, que están ayudando con el desastre causado por Katrina, realizaron su propia pequeña ceremonia para recordar a sus 343 colegas que murieron en 11-S. Después los hombres –todos voluntarios– volvieron a patrullar las calles y se unieron a la búsqueda de los muertos y a la evacuación de los residentes que desean irse.
Desde la agobiada ciudad, las noticias se están comenzando a poner un poco menos sombrías. A pesar de que aumenta la toxicidad de los caudales de agua que quedan, sus niveles están bajando, al tiempo que los diques rotos son reparados y más bombas comienzan a trabajar. La mitad de la ciudad ya está libre de agua y funcionarios estimaron que podría estar totalmente drenada en un mes.
El horrible proceso de recolección de los cadáveres continúa. Pero ahora parece que el número final de muertos –aunque con certeza superará con rapidez los actuales 154 en Louisiana y 211 en Mississippi– se quedará bastante corto en comparación a los 10 mil que se temía para Nueva Orleans solamente. A pesar de que está en vigencia una orden de evacuacióncompulsiva, parece que nadie está siendo sacado de su casa contra su voluntad. Unas 10 mil personas, estimadamente, todavía permanecen en la ciudad. Mientras tanto, los primeros débiles movimientos de normalidad están ocurriendo. Las calles están en orden y al menos un hotel, el Drury, ha comenzado a recibir a huéspedes post-huracán. Asimismo, algunos bares están abiertos, entregando cervezas bien frías.
Sin embargo, la lección que extraen la mayoría de los analistas es que se aprendió poco en los últimos cuatro años, y que el país está lejos de estar preparado para enfrentar un ataque terrorista con armas nucleares o biológicas. Como lo expresó Los Angeles Times ayer, el huracán Katrina “demostró que el gobierno (en todos los niveles) está tan poco preparado y es tan incompetente –aunque en nuevas y perturbadoras maneras– como lo era antes del 11-S”. Estos temores se vieron remarcados por un video enviado a la oficina de la cadena ABC News en Pakistán en el que un hombre enmascarado, alegando ser un terrorista islámico, amenazó con nuevos ataques contra los Estados Unidos y Australia. “Ayer, Londres y Madrid. Mañana, Los Angeles y Melbourne”, aseguró. “No cuenten con nosotros en este momento para que demos pruebas de moderación ni compasión”, dijo el hombre que hablaba en inglés y tenía la cara cubierta con un turbante negro.
Según ABC, se cree que es Adam Yahiye Gadahn, un estadounidense de California que asegura ser un miembro de Al Qaida y es buscado por el FBI. Sería el mismo que transmitió un mensaje de Al Qaida en el 2004, cuya grabación entonces se consideró auténtica. La CIA está estudiando si el video es auténtico. En Los Angeles, las autoridades dijeron que estaban al tanto de potenciales amenazas contra la ciudad, pero que no tenían evidencia de que alguna fuera inminente.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Laura Carpineta.

Compartir: 

Twitter
 

Familiares de las víctimas leyeron la lista con sus nombres.
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.