EL MUNDO

El PP lanzó un boicot en contra del periódico “El País” en España

Fue una reacción a las declaraciones de Jesús de Polanco, presidente del multimedio que publica el diario, quien dijo que es difícil permanecer neutral ante los embates del partido opositor.

 Por Oscar Guisoni
Desde Madrid

La temperatura política en España no para de subir. Ayer, en una nueva escalada en su ofensiva por desprestigiar y deslegitimar todo lo que se le ponga por delante en su lucha por volver a controlar el gobierno nacional, el Partido Popular (PP) rompió uno de los tabúes de la democracia española llamando a boicotear abiertamente al grupo Prisa, propietario del prestigioso diario El País, la radio Cadena Ser y un nutrido conglomerado de medios.

Para emprender una acción de tamaña envergadura política y económica, el PP se agarró de las declaraciones efectuadas el martes por el presidente del grupo, Jesús de Polanco, en las que afirmaba que “es muy difícil ser neutral cuando una de las partes considera que vale todo con tal de recuperar el poder”. Polanco respondía de este modo a un accionista del grupo que le había manifestado su preocupación por la aparente falta de neutralidad de los medios de comunicación que controla en un clima de tensión política extrema, como el que está viviendo España en los últimos meses. El presidente de Prisa afirmó sentirse preocupado por la posibilidad de que la derecha gane las elecciones generales de 2008, “ya que van a venir con ánimo de venganza y eso a mí me da mucho miedo”. Lamentó la ausencia de una derecha “moderna y laica” y sostuvo que lo que ahora existe es “franquismo puro y duro”, en referencia a las últimas manifestaciones convocadas por el PP para protestar por la concesión de la prisión atenuada al etarra De Juana Chaos y contra la supuesta integración de Navarra en un futuro País Vasco ampliado, tal y como propone ETA.

El PP respondió con un durísimo comunicado, en el que anuncia que “dejará de atender todas las convocatorias de entrevistas, tertulias y programas del grupo Prisa y demás empresas controladas” por la compañía, una medida que concitó el rápido rechazo de la Asociación de Prensa de Madrid. “Que no se limite el acceso de los periodistas a la información”, pidió la asociación. El comité de redacción del diario El País también respondió al boicot con indignación en un comunicado. “Decisiones de esta naturaleza no tienen precedentes en países democráticos y pretenden situar a los periodistas en la dependencia de los intereses políticos. Debemos denunciar, por tanto, como un hecho muy grave que un partido político intente etiquetar a los profesionales a través de falsas atribuciones de parcialidad”, se quejó el comité. Los trabajadores del matutino recuerdan además que El País es un diario de referencia en la prensa europea y uno de los primeros medios que aprobó un Estatuto de la Redacción que protege la independencia de sus profesionales.

El comité de empresa del periódico también emitió un comunicado denunciando la llamada de atención del PP a los “anunciantes, accionistas y lectores para perjudicar a los trabajadores de este periódico”, que “resulta impropia de un partido político que debe asumir la crítica como parte fundamental de la democracia”. El Colegio de Periodistas de Cataluña no se quedó atrás. “Se trata de una decisión sin precedentes en la democracia... el anuncio del PP representa la vulneración de una norma básica del sistema democrático, la de la libertad de información y opinión.”

El PP exige que Jesús de Polanco se retracte de sus opiniones si pretende que se levante el boicot al grupo que preside, mientras se manifiesta horrorizado por la alusión que hizo el ejecutivo al hecho de que “hay quien desea volver a la guerra civil”. Y termina por asumir un rol de víctima, afirmando que las declaraciones de Polanco “suponen una agresión injustificada contra millones de españoles que se ven reflejados en los valores de libertad y democracia que representa y defiende el Partido Popular”.

Con este paso, el partido de Mariano Rajoy se aleja aún más del centro político, rompiendo sin inmutarse las normas de entendimiento social y político que la sociedad española construyó a partir del final del franquismo.

Compartir: 

Twitter
 

Mariano Rajoy, secretario general del Partido Popular, no hablará con periodistas de El País.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.