EL PAIS › SUSPENSO POR LAS SENTENCIAS POR LA AMIA

Un juicio a la investigación

 Por Raúl Kollmann

Al cumplirse hoy un año del juicio oral por el caso AMIA, recién ahora se está entrando en el tema clave: si los policías bonaerenses imputados fueron o no cómplices del grupo terrorista que atacó la sede de la mutual judía. Todo indica que las sentencias se conocerán recién en el segundo semestre de 2003. Hasta el momento, casi todas las partes coinciden en que los jueces han actuado bien y que todo el proceso es serio, sin irregularidades. A partir de allí, el juicio ahondó las enormes polémicas sobre la investigación de las fuerzas de seguridad y el juez Juan José Galeano. Algunos hablan de negligencia, otros de “armado” y, por supuesto, están los que defienden al magistrado.
Justo en el primer aniversario del juicio hubo una noticia de importancia: la SIDE rechazó un pedido del tribunal que quería levantar el secreto sobre un sumario interno referido a la actuación de los agentes de inteligencia en el caso. Es que si la SIDE “armó” la investigación, resulta fundamental conocer los entretelones, pero el jefe de los espías, Miguel Angel Toma, contestó que no. Transcurrido el año, hay posturas muy diferentes sobre la marcha del juicio:
- Los querellantes, defensores y fiscales sostienen que hasta el momento el proceso es limpio y que los tres jueces actúan como corresponde. Sólo los familiares nucleados en Apemia y liderados por Laura Ginsberg consideran que el juicio es una trampa y reclaman “que se vayan todos los responsables del juicio y la investigación”.
- Para los familiares de Memoria Activa el juicio demuestra que la pesquisa de Galeano fue un “armado” y que posiblemente la SIDE se dedicó a embarrar la cancha para tapar sus gravísimos errores en la prevención del atentado o incluso alguna vinculación con el ataque.
- Los defensores de Telleldín y los policías bonaerenses creen que el juicio demuestra que la investigación fue un fracaso y por lo tanto se crearon chivos expiatorios.
- La DAIA y los fiscales defienden a rajatabla lo actuado por Galeano.
- La AMIA y la agrupación Familiares está en un punto intermedio: no descalifica la investigación pero tiene duras críticas.
En la última semana, empezó el punto neurálgico del juicio: las pruebas sobre la complicidad de Telleldín y los policías con la banda terrorista.
Justo al cumplirse un año del inicio del juicio, la SIDE informó que no autoriza el levantamiento del secreto sobre el sumario interno en el que se investigó la actuación de sus agentes. Es un tema clave: si los agentes inventaron pruebas y culpables, todo el juicio cambia. Ayer, Juan José Ubeira, defensor del ex comisario Juan José Ribelli, pidió que se le reclame al presidente Duhalde el levantamiento del secreto del sumario SIDE o que directamente el propio Tribunal ordene que se haga público ese expediente. Sucede que dentro del organismo de espías había una feroz interna por la pesquisa, con acusaciones cruzadas, pruebas falsas y gastos fabulosos. Con el argumento de que en ese expediente no hay nada que sea fundamental para esclarecer el atentado, Toma se negó a que se ventile en el juicio oral. Ahora vendrá el pedido a Duhalde o la resolución de los propios jueces ordenando o no que se levante el secreto.
Hay otra movida que el Tribunal podría realizar en los próximos días: librar un exhorto a Suiza para que se diga de una vez por todas si existen los famosos diez millones de dólares que tendría Carlos Menem en una cuenta y si ese dinero –como lo dice el llamado testigo C– fue depositado allí por hombres del gobierno de Irán que quisieron así silenciar las acusaciones por el atentado.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared