EL PAíS › FINALMENTE, LA CIUDAD GRATIFICARá CON SOBRESUELDOS A LOS FUNCIONARIOS

Premio al mejor empleado de McMacri

Aunque a fin de año Michetti había anunciado que no se iban a pagar, el gobierno porteño abonará estímulos de hasta dos sueldos a los directores generales. El macrismo alega que se excluyen cargos políticos, pero la oposición asegura que están incluidos.

 Por Werner Pertot

Desde que el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, dispuso por decreto un incentivo económico para sus funcionarios, la medida desató polémica. En diciembre pasado, pareció dar marcha atrás: la vicejefa Gabriela Michetti aseguró que no se iba a pagar, como un gesto de consideración ante la crisis internacional. Pero finalmente el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, firmó una resolución en la que se fijan los premios “correspondientes al año 2008” de hasta dos sueldos para los directores generales. El funcionario PRO indicó a Página/12 que de esta forma “se excluyen los cargos políticos”. “Los directores generales son nombrados políticamente. Son funcionarios políticos y, es más, tienen planta de gabinete, que ellos ampliaron”, le respondió desde la oposición Raúl Puy, diputado de Diálogo de Buenos Aires.

Bajo la denominación –en la jerga PRO– de “Gratificación Anual Extraordinaria por Cumplimientos de los Objetivos de Gestión”, la idea de premiar a los funcionarios cumplidores apareció por primera vez en mayo del año pasado en un proyecto de ley de modernización del Estado que presentó Macri en la Legislatura. Allí, el jefe de gobierno sostenía que con pagarles un plus a sus funcionarios se conseguía una “mejora de la relación costo-producto/servicio resultante y en la relación producto-demanda cubierta”. Sin embargo, la polémica que generó la idea –en la oposición lo compararon con los sobresueldos del menemismo– hizo que Macri abandonara la idea de aprobarlo por ley y que decidiera aplicarlo por decreto.

En el decreto 664 se establecía que el premio sería de hasta dos sueldos y medio para ministros, secretarios, subsecretarios y directores generales (para un ministro, el premio llegaba hasta a $ 29.761,47). En el mismo decreto se aumentaron los sueldos de los funcionarios a casi 12 mil pesos y la planta de gabinete hasta un máximo de 25 mil. El sistema de evaluación y los detalles de su aplicación quedaron en manos de Rodríguez Larreta, que aprobó un sistema de evaluación tanto para empleados como para personal jerárquico, que va de 1 (Insatisfactorio) a 5 (Sobresaliente), según el desempeño.

En diciembre del año pasado, Michetti anunció que habían decidido que “ningún funcionario” cobraría el premio “como medida simbólica ante la crisis que existe en el país y el impacto que tiene en la Ciudad –según explicó la vicejefa de gobierno–. Los funcionarios tienen que dar el ejemplo y no correspondía entregar un bonus, aunque hay muchos funcionarios que han trabajado bien y que han cumplido y superado las metas de gestión”.

El 26 de enero, Rodríguez Larreta reglamentó la evaluación y el premio para los directores generales a través de la resolución 47. Allí partió del sistema de evaluación que va de 1 a 5 y detalló cuánto cobrarán como bonus a fin de año los funcionarios de acuerdo con el puntaje que obtengan: “Dos sueldos para una calificación de 5 (Sobresaliente), 1,5 sueldo a una calificación 4 (Muy Satisfactorio) y 1 sueldo a una calificación 3 (Satisfactorio)”. El sueldo en bruto de un director general es de 8928,44 pesos, por lo que el premio máximo que cobrarían es de 17.856,88 pesos por su desempeño el año pasado.

Para los que reciban un bochazo no se establece ninguna penalidad. La resolución de Rodríguez Larreta dice simplemente que “los que hayan sido evaluados con puntaje 1 (Insatisfactorio) o 2 (Poco Satisfactorio) no serán beneficiados con la Gratificación Anual Extraordinaria”. En la campaña de 2007, la plataforma de PRO hablaba de “sujetar la estabilidad de cada funcionario al cumplimiento de objetivos”, algo muy distinto a no darles un bono anual.

“Ante las restricciones de recursos, decidimos excluir a los cargos políticos de la bonificación extraordinaria. La resolución excluye a los cargos políticos”, explicó Rodríguez Larreta.

–Pero queda para los directores generales –señaló este diario.

–Sí, pero que son todos perfiles técnicos.

–¿No va a haber premios para ministros?

–Al poner a directores generales, estás excluyendo para este año a ministros y a subsecretarios.

–¿Cómo salió la evaluación de las áreas en 2008?

–La evaluación es personal, no por área. Se evalúa de uno a cinco. Por principio, el cinco es excepcional. Estamos contentos, porque la gente trabajó mucho este año.

Ante la resolución, el legislador Puy presentó un proyecto en el que reclama que se eliminen “los sobresueldos anuales no remunerativos”. “El premio está armado como si fuera una empresa privada. Ponen premios para la persona que cumple, cuando es su obligación como funcionario público. Hay cinco categorías que parecen de empresa privada”, advirtió Puy a este diario. “A las últimas dos categorías –poco satisfactorio o no satisfactorio–, que en una empresa significaría que lo echen a patadas, acá sólo se dice que no daría ningún incentivo.”


Por la candidatura de Michetti

La pata peronista del macrismo salió a respaldar ayer los últimos movimientos del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri. El sector de Propuesta Peronista que lideran los legisladores Cristian Ritondo y Daniel Amoroso ratificó su respaldo a las candidaturas de Gabriela Michetti en la Ciudad de Buenos Aires y de Francisco de Narváez en tierra bonaerense. “Desde el primer momento creímos que Gabriela y De Narváez eran los mejores candidatos para nuestra propuesta en (las elecciones de) octubre”, aseguró Ritondo, marcando su posicionamiento en la interna de PRO. Además, los legisladores dijeron que le presentarán a Macri un conjunto de iniciativas para desarrollar durante la campaña. Amoroso, titular del gremio de juegos de azar afiliado a la central sindical de Luis Barrionuevo, anunció que la semana próxima le pedirán una reunión a Macri para entregarle esas propuestas, elaboradas a partir de las iniciativas recogidas en recorridas por los barrios, con el programa “Escuchar para Legislar”.

Compartir: 

Twitter
 

“Los funcionarios tienen que dar el ejemplo” ante la crisis, había dicho Michetti. Pero no será así.
Imagen: Jorge Larrosa
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.