EL PAíS › EL LUNES, EN DIEZ JURISDICCIONES NO EMPIEZAN LAS CLASES

Un país partido en dos

El diálogo entre gobiernos y sindicatos para elevar los sueldos viene a los tumbos: Capital Federal, Buenos Aires, Córdoba, Chaco, Salta, Chubut, Río Negro, Corrientes y Neuquén anunciaron huelgas.

 Por Nora Veiras

En casi la mitad del país el lunes no empiezan las clases. Los sindicatos de diez jurisdicciones ratificaron medidas de fuerza en rechazo a las ofertas salariales realizadas por los distintos gobiernos. El impacto de la huelga en la comuna porteña y en la provincia de Buenos Aires, donde se concentran más de cinco millones de alumnos –la mitad de los estudiantes del país–, tiene expectantes a funcionarios y dirigentes gremiales. La extensión del conflicto preocupa a ambas partes en pugna. En algunos despachos nacionales se repetía ayer que “la paritaria nacional está herida pero hay que seguir apostando”. En ese ámbito de negociación los gremios aceptaron un sueldo inicial de 1490 pesos –un 15,5 por ciento de aumento– más un plus de 55 pesos mensuales a partir de julio que eleva el ajuste al 19,3 por ciento. Desde la Ctera, en cambio, se destacaba el valor de ese instrumento que establece el piso a partir del cual negociar y echaban culpas a los gobernadores: “Juegan a dinamitar la paritaria porque no quieren que la Nación les fije la política salarial y los obligue a aumentar, por eso hicieron ofertas irrisorias”.

El mosaico de medidas de fuerza es el siguiente:

- Río Negro, paro por tiempo indeterminado con corte de la ruta 22.

- Buenos Aires, paro por 24 horas y anuncio de otro cese de actividades para el lunes 9, decidido por la mayoría del Frente Gremial. La Federación de Educadores Bonaerenses extenderá la protesta a 48 horas.

- Ciudad de Buenos Aires, paro de 24 horas convocado por UTE-Ctera, Ademys y los privados de Sadop. Movilización, a las 11, frente a la Jefatura de Gobierno. Los otros catorce gremios llamaron a una huelga para el lunes 9.

- Córdoba, paro de 24 horas.

- Corrientes, paro de 48 horas.

- Neuquén, paro de 72 horas.

- Salta, paro de 24 horas.

- Chaco, paro de 24 horas.

- Chubut, paro de 48 horas.

- Mendoza, el Ministerio de Trabajo dispuso la conciliación obligatoria.

–¿Suena paradójico que la Ley de Financiamiento Educativo se esté cumpliendo, es decir que se está incrementando la inversión para llegar al 6 por ciento del PBI el año próximo y que los conflictos no cesen? –le preguntó Página/12 a Alejandro Demichelis y Francisco “Tito” Nenna de Ctera.

–Hubo una estrategia de algunos gobiernos provinciales de proponer cifras irrisorias para que la paritaria nacional fracase. Las provincias están haciendo un tira y afloje para que la Nación ponga más plata. En el 2010 vence la ley de financiamiento y tenemos que trabajar junto a Educación y los legisladores para rediscutir cómo financiar la educación. La ley de Educación establece que el preescolar tiene que ser obligatorio y el secundario también, esta experiencia muestra que con el 6 por ciento no alcanza. Quizás haya que pensar en un 8 por ciento del PBI para tener más recursos para salarios y para infraestructura –repiten.

Desde el Palacio Sarmiento la mirada es otra. Se confiesan “preocupados” por el devenir de la protesta docente y repiten que los dirigentes gremiales discuten como “si estuviéramos en el 2007, 2008. No tienen en cuenta la crisis internacional, el impacto en la caída de la recaudación impositiva” y despotrican por la decisión, de alto contenido simbólico, de no empezar las clases. “La paritaria es una mesa de diálogo entre los sectores del trabajo y el Estado, marca un piso de dignidad salarial, eso es muy potente, muy fuerte. Ahora en términos de disciplinamiento cero”, señala un funcionario. A pesar de los años de trajinar el sistema educativo no deja de asombrarse por la complejidad: “Cuando se arregla con (Hugo) Moyano –parangona con no poca intención– uno sabe que los acuerdos se cumplen de Jujuy a Tierra del Fuego, pero con los docentes toda negociación es más complicada, si uno suma los gremios de base son más de cien”.

En la ciudad de Buenos Aires, el cruce entre el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, y Tito Nenna fue in crescendo a lo largo de la jornada. El funcionario macrista destacó las bondades de la oferta salarial, que haciendo caso omiso del acta acuerdo firmada el año pasado, toma como aumento del 2009 parte del incremento que se otorgó en el 2008. El dirigente insistió en que la ciudad de Buenos Aires al igual que provincias como Córdoba, Chubut, Neuquén y la misma Río Negro –“que tiene el básico más bajo del país– tienen recursos para equiparar por lo menos el 15,5 por ciento que dio la Nación y “provocan con cifras irrisorias”.

A pesar de la beligerancia verbal, algunos pronostican que la semana próxima podría haber una nueva oferta que supere los 55 pesos a partir de mayo.

En la provincia de Buenos Aires, los teléfonos siguen abiertos, pero los números no cierran. Tanto el gobernador Daniel Scioli como el director de Escuelas Mario Oporto coincidieron en que están dispuestos a dialogar. Oporto, sin embargo, advirtió que “la paritaria nació para evitar que se interrumpa el inicio de clases: si esto ocurre, la paritaria fracasa, porque no ha podido evitar el mecanismo que ya existía antes de la paritaria de hacer un paro ante un ‘no acuerdo’ con el gobierno”.

El gobierno bonaerense ofreció un incremento de 40 pesos para elevar el sueldo inicial de 1450 a 1490 pesos, tal como lo estableció la pauta nacional. El Frente Gremial pide el 15,5 por ciento, es decir llevar el piso a 1600 pesos. En la trastienda del complejo toma y daca está la irresuelta negociación por los recursos coparticipables y el explosivo componente adicional del año electoral.

Compartir: 

Twitter

Francisco “Tito” Nenna (Ute-Ctera) y Roberto Baradel (Suteba).
Imagen: DYN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.