EL PAíS › LOS RURALISTAS QUE YA DEFINIERON SUS CANDIDATURAS POR LA OPOSICIóN PARA LAS PRóXIMAS ELECCIONES

Un salto al otro lado de la tranquera

 Por Alejandra Dandan

El campo sale a poner sus fichas para los próximos comicios. A la espera del debate en el Senado para definir la fecha electoral, las patronales agrarias cierran acuerdos con la oposición para alcanzar la mayor cantidad de bancas en la estratégica conformación del interbloque rural. Entre los nombres confirmados –sobre la enorme lista de los que se mencionan– están el empresario Jorge Srodek, secretario general de Carbap, un macrista que irá como candidato de PRO, y Ricardo Smith Estrada, de Sociedad Rural, el mayor exportador argentino de semen bovino, dueño de una facturación anual de millones de dólares y propietario del toro Cleto, la estrella con que el año pasado la Rural festejó la derrota de la Resolución 125 en el Congreso. Otros nombres en danza son Ricardo Navarro, de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), que estuvo en tratativas con la Coalición Cívica, y José Bustingorri, titular de la Sociedad Rural de Saladillo, que será candidato a senador provincial con Francisco de Narváez. Luciano Miguens, de la SRA, y Pablo Orsolini, de la Federación Agraria (FAA), no dejan de sonar como posibles postulantes.

Los candidatos del campo provienen de las cuatro entidades agrarias enfrentadas con el Gobierno. Son personas que estuvieron en la ruta o aparecieron como voceros del lockout. La mayor parte ya había trabajado en espacios políticos de la oposición y el repaso de esos nombres no sólo permite entender que existen intereses entre unos y otros, políticos y ruralistas, sino que exhibe a quienes tienden esos puentes.

Jorge Srodek es uno de los nombres más importantes en el armado político del campo. Es el segundo de Carbap, la filial de CRA para Buenos Aires y La Pampa, el espacio rural donde el duhaldismo tiene sólida presencia. El año pasado, Srodek fue la persona que organizó las reuniones de Alfredo De Angeli con los productores del interior de Buenos Aires. Mientras tanto, avanzaba con una apuesta: los grupos de “Acción Política” dentro de las filiales de Carbap, desde donde empezó a estimular la participación de los socios como candidatos políticos. Desde entonces, se convirtió en el cerebro de la movida por la cual el sector intenta ahora llegar al Congreso. Srodek diseñó la idea del bloque “transpartidario”, a la brasilera, para evitar repetir la frustrada experiencia del partido único ensayado con el Grupo Pampa Sur el año pasado. También es quien imaginó el modelo de penetración parlamentaria que les permitirá escalonar objetivos. Sueña con alcanzar este año un piso del 15 por ciento de las bancas en el Congreso nacional, 25 por ciento en las legislaturas provinciales y 30 en los concejos deliberantes de cada municipio. Y multiplicarlos en 2011.

Srodek ya fue candidato de PRO en las últimas elecciones y ahora irá como candidato a legislador bonaerense, junto a Francisco de Narváez.

El territorio bonaerense es, de hecho, uno de los escenarios donde el campo concentra gran parte de su trabajo. El posible cambio del calendario electoral les hizo correr contra reloj para definir varios jugadores. Piezas que sin embargo jugarán sólo en las circunscripciones rurales donde saben que tienen electores.

Por su talla, la apuesta más importante, ya confirmada, es la del empresario José Bustingorri, presidente de la Sociedad Rural de Saladillo y vocero de los cortes más fuertes del interior de Buenos Aires. Bustingorri ya fue candidato a intendente entre las huestes de Macri y, para desacreditar aquello de que el sector sólo lleva adelante reclamos sectoriales, ahora reedita su candidatura: irá como senador por la Provincia de Buenos Aires, también con la entente de Felipe Solá y De Narváez, según fuentes de las entidades consultadas por Página/12.

En el territorio, hay otros tres nombres confirmados. Irían como candidatos a diputados provinciales por ese mismo espacio. Se trata de Marcos Rebolini, vicepresidente de la Asociación Rural de Coronel Suárez; Carlos Bilbao, ex presidente de la Sociedad Rural de Trenque Lauquen, y Manuel Domínguez, productor, empresario y presidente de la Sociedad Rural de Coronel Pringles. Domínguez, por caso, fue uno de los productores que le dijo a Daniel Scioli “pecho frío”, quien ponderó el año pasado el enfrentamiento de Eduardo Duhalde con el Gobierno y quien a comienzos de enero preparó la sede de la Sociedad Rural del pueblo para honrar la presencia de De Narváez. “Estén muy alertas –dijo De Narváez a los concelebrantes–, porque este año el Gobierno va a mostrar lo peor del kirchnerismo.” Y arengó: “No estamos dispuestos a aceptar un Gobierno que esté en contra de los productores”.

Como finalmente se trata de una propuesta multipartidaria, Srodek también pensó un espacio para los productores y empresarios que no están alineados con el PJ disidente y el macrismo. Se trata de los radicales o quienes prefieren acercarse a la Coalición Cívica: Carbap los viene poniendo en contacto desde el año pasado con los diputados Adrián Pérez, de la CC, y Juan Carlos Morán, de Gen.

Desde la SRA, en cambio, los nombres confirmados son pocos. Volvió a aparecer el de Luciano Miguens, el poderoso ex titular de la institución de los ganaderos y cerebro del lockout agrario. También sugieren el nombre de Enrique Crotto y mencionan a Alberto Lasmartres, un empresario ganadero de Mendoza, director de la Bolsa de Comercio, presidente de la Sociedad Rural de la provincia y quien se acercó a Julio Cobos.

A quien sí la SRA dio por confirmado como candidato es a Ricardo Smith Estrada, pero sin precisar con qué fuerza jugará. Smith Estrada es parte de la SRA y últimamente se convirtió en el mayor exportador de semen vacuno del país. A pesar de haber defendido hace tiempo las políticas de promoción para el sector impulsadas por el Gobierno, ahora es otra de las caras más visibles de la protesta. Presidente del Centro de Inseminación Artificial La Elisa, desde donde su facturación de varios millones de dólares lo instala lejos de los problemas de los pequeños productores, es la persona que le dio el nombre de Cleto al toro estrella de la Exposición de la Rural 2008 y quien visitó a Julio Cobos antes de su voto “no positivo” en el Congreso. En la SRA dicen que ese encuentro fue de “casualidad” y en un restaurante, mientras Cobos estaba con su familia. Pero los diarios de entonces mencionaron aquello como una visita para hacer lobby contra la resolución 125.

Por CRA una apuesta es Arturo Navarro. Ex titular de CRA, Navarro estuvo en el consejo directivo del INTA durante el gobierno de Carlos Menem y pasó a la política de la mano de Ricardo López Murphy en 2003, cuando encabezó la lista de diputados bonaerense. Hace unos días, la página web de Unión por Todos, de Patricia Bullrich, indicó que sería candidato por el sector, pero una discusión con Elisa Carrió detuvo el acuerdo.

La Federación Agraria es la entidad con los mejores cuadros, pero aún no confirma nombres. Uno de sus fichas es Omar Barchetta, secretario gremial de la FAA de Santa Fe, a quien se menciona como parte de la alianza de partidos del Frente Progresista que puede encabezar el socialista Rubén Giustiniani. Otro nombre en danza es Pablo Orsolini, segundo de FAA, y con experiencia en el terreno político: fue concejal por el Partido Socialista de Chaco, un espacio al que renunció para dedicarse al ruralismo. Aunque en la FAA dicen que su candidatura no está decidida y que Orsolini no recibió ninguna oferta en el Chaco, él mismo dejó abierta la chance de una presentación en una reciente conferencia de prensa en la sede de CRA. En esa ocasión, Orsolini dio a entender que como llegó al campo por la política, y no al revés, sería “natural” hablar de su candidatura.

Un caso paradigmático es el de Nicolás Mattiauda. Vicepresidente de RecrearPRO de la provincia y candidato a senador en las elecciones 2007, Mattiauda es afiliado de la FAA de Entre Ríos desde hace seis años y socio de la Sociedad Rural de Gualeguaychú. “La contradicción no está en la gente, está en la cabeza de los dirigentes”, dice. Mattiauda es parte del selecto grupo de personas que construyó a Alfredo De Angeli, el que se encargó de rentar la carpa para la protesta del año pasado en el Congreso e impulsor de la Fundación Encuentro Federal, creada para promover a De Angeli en pleno conflicto. Tendió un puente entre el entrerriano y Mauricio Macri.

Y siguen los nombres.

Compartir: 

Twitter
 

El toro Cleto pertenece a Ricardo Smith Estrada, próximo candidato.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.