EL PAIS › LA PRESIDENTA REPUDIO EL ESCRACHE A LA EMBAJADORA DE ESTADOS UNIDOS, VILMA MARTINEZ

“Hay intolerantes en todas partes”

Cristina Kirchner recibió ayer las cartas credenciales de la embajadora de Estados Unidos y las de representantes de otros cuatro países. Tanto la Presidenta como Aníbal Fernández repudiaron el escrache que sufrió Martínez en Mendoza.

 Por Daniel Miguez

Fue un saludo de Presidenta a embajadora y de mujer a mujer. Ese fue uno de los aspectos que destacó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el breve encuentro protocolar en el que recibió las credenciales de la nueva embajada estadounidense en Buenos Aires, Vilma Socorro Martínez. “Es la primera mujer embajadora de Estados Unidos en la Argentina justamente cuando es la primera mujer presidenta de la Argentina”, fue lo primero que le dijo CKF luego de saludarla con un apretón de manos mientras le decía: “Es un gusto conocerla, realmente”. El único gesto político de la Presidenta fue cuando repudió el escrache que sufrió Martínez la semana pasada en Mendoza. “Siempre hay intolerantes en todas partes”, señaló Cristina. Otra definición la dio Martínez, quien calificó de “excelente” la relación entre ambos países.

La embajadora le agradeció a la Presidenta y dijo que pese al incidente le “gustó mucho Mendoza” y que tenía noticias de que allí se realizaba “una hermosa fiesta” y con la ayuda del canciller Jorge Taiana recordó que se llama “de la Vendimia”.

Martínez había sido escrachada en la Universidad Nacional de Cuyo por un grupo de militantes de partidos de izquierda que repudiaban el despido de trabajadores en la empresa norteamericana Kraft Foods. Ayer, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, se manifestó en contra de los escraches, a los que calificó como “una metodología nazi” y, en particular, sobre el que tuvo como protagonista a Martínez lo consideró “un bochorno”.

Martínez entró al Salón de los Científicos de la Casa Rosada a paso rápido y con su diploma de embajadora designada en la mano para una ceremonia que duró menos de tres minutos en la que se encontró por primera con la Presidenta, a pocas horas de que el Gobierno haya logrado un principio de acuerdo entre Kraft y los trabajadores.

La flamante embajadora, que reemplaza a Earl Anthony Wayne, es de ascendencia mexicana y fue designada políticamente por el presidente Barack Obama, ya que no es una diplomática de carrera sino una dirigente del Partido Demócrata. El último embajador estadounidense en Buenos Aires que no había salido de las filas del Departamento de Estado fue Theodore Gildred, que actuó en los últimos tres años del gobierno de Raúl Alfonsín.

La nueva embajadora tiene dos licenciaturas, una en Arte y otra en Derecho, y fue presidenta del Fondo Mexicano Estadounidense de Defensa Legal y Educación en California y asesora legal de Igualdad de Oportunidades Laborales de la División de Derechos Humanos del Estado de Nueva York.

Cuando le tocó hablar destacó la “excelente relación bilateral”, respondiendo a algunas versiones que indicaban el “malestar” de la embajada por la posición del Gobierno argentino en el conflicto de Kraft.

“Ha sido un honor presentar mis cartas credenciales a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien me recibió con suma calidez y amabilidad. Espero seguir trabajando en forma conjunta para fortalecer nuestra excelente relación bilateral”, señaló Martínez.

La llegada de Obama al gobierno de Estados Unidos implicó un mejoramiento de las relaciones entre ambos países, que habían sido afectadas sobre el final de la gestión de George W. Bush y el comienzo del mandato de Cristina, por el caso de la valija de Antonini Wilson.

Desde que Obama está en el poder tuvo breves encuentros y algunas charlas telefónicas con la Presidenta y siempre trascendió que fueron en torno de coincidencias, es especial sobre el modo de abordar la crisis económica mundial (ver aparte).

Luego del encuentro con Cristina Kirchner, Martínez fue a la Plaza San Martín para depositar una ofrenda floral ante el monumento al Libertador y hacer un minuto de silencio. De allí cruzó a la Cancillería donde se sirvió un vino de honor para recibir a los nuevos embajadores.

Es que además de Martínez, ayer le presentaron sus cartas credenciales a la Presidenta los embajadores de México, Francisco Eduardo del Río López; de Pakistán, Naela Chohan; de Sudáfrica, Anthony James Leon, y de Panamá, Mario Antonio Boyd Galindo.

La de ayer fue la primera actividad oficial de la Presidenta luego de regresar de su viaje a la India que le insumió una semana. Para hoy Cristina Kirchner tiene planeado cerrar un acto sobre desarrollo social en el microestadio del club Racing, en Avellaneda.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Kirchner y el canciller Jorge Taiana recibieron las cartas credenciales de Vilma Martínez ayer en la Casa Rosada.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared