EL PAíS › DESOCUPADOS MANTIENEN EL ACAMPE SOBRE LA 9 DE JULIO

Carpas sobre la avenida

Barrios de Pie resolvió continuar al menos hasta este mediodía la protesta frente al Ministerio de Desarrollo Social. No se abrieron negociaciones con las autoridades.

 Por Laura Vales

Sin diálogo con el Ministerio de Desarrollo Social, los desocupados del movimiento Barrios de Pie decidieron anoche mantener el acampe piquetero sobre la Avenida 9 de Julio. La protesta se instaló frente al edificio de la cartera que conduce Alicia Kirchner en la tarde del miércoles, con el reclamo de ingresar al plan Argentina Trabaja. La principal queja de los dirigentes piqueteros es que aunque un primer cupo de desocupados fue inscripto, el Gobierno no les da una fecha para que empiecen a trabajar. El ministerio, que rechaza el acampe por considerarlo “una extorsión”, insistió en que no negociará bajo condiciones.

Las carpas permanecían armadas sobre uno de los carriles de la 9 de Julio, mientras que el tránsito circulaba parcialmente. Sobre la vereda del ministerio, los manifestantes instalaron cocinas de campaña para calentar agua y preparar la comida. La policía, que rodeó la protesta con un cordón de uniformados, mantuvo durante el día dos hidrantes al otro lado de la avenida.

“Queremos igualdad de trato”, definió en la puerta del ministerio el coordinador de Barrios de Pie, Roberto Baigorria. “La gente que fue anotada por los intendentes ya recibió la tarjeta, hicieron la capacitación y tuvieron el primer cobro, mientras que nosotros todavía seguimos viendo si nos inscriben. Acá no debe haber desocupados de segunda y de primera.”

El grueso de los acampantes son integrantes de su organización, y también hay carpas del Movimiento Territorial de Liberación, la agrupación piquetera del Partido Comunista. El pedido de los dirigentes tiene dos partes: por un lado, más puestos de trabajo en las cooperativas de desocupados que realizarán obras de mejoramiento en el conurbano. Barrios de Pie reclama anotar en el programa a unas seis mil personas; hasta ahora, lograron inscribir a unas dos mil. El segundo punto es en relación con estos dos mil anotados, que todavía no han empezado a trabajar, ni a cobrar.

La inscripción en el programa Argentina Trabaja –que reemplaza los planes de empleo por un ingreso mensual de 1300 pesos– ha generado numerosas protestas de los movimientos piqueteros, que se quejan por no haber sido incorporados al plan en su carácter de organizaciones de desocupados. Los dirigentes denuncian que los intendentes del PJ están manejando la inscripción discrecionalmente y dejan fuera a las organizaciones que no les responden.

Con cortes de calle y acampes, las movimientos sociales han ido consiguiendo acuerdos parciales con Desarrollo Social. En el caso de Barrios de Pie, que formó parte del Gobierno hasta mediados del 2008, estas negociaciones parecen ser especialmente difíciles, con semanas de negociaciones seguidas de semanas de protesta.

El movimiento comenzó a reclamar su ingreso al programa a mediados de septiembre (un mes después de que fuera anunciado por la Presidenta), para lo que tomó un edificio de oficinas que el ministerio tiene en la zona del Congreso. Barrios de Pie hizo después una jornada de cortes en el puente Pueyrredón y otros accesos del conurbano. Su tercera protesta fue una marcha al ministerio; más tarde organizó con agrupaciones piqueteras de la izquierda –como el Polo Obrero y Teresa Vive– un acampe, que no realizaron porque llegaron a un principio de acuerdo con Desarrollo Social. Pero el diálogo se empantanó y volvieron las manifestaciones: hicieron una movilización frente al edificio y, a principios de este mes, llegaron a otro acampe como éste.

La actual protesta fue rechazada el miércoles por el ministerio a través de un comunicado en el que acusó a los piqueteros de extorsionar al Gobierno para “cobrar sin trabajar”. “Bajo ningún punto de vista aceptaremos la pretensión de instalar la idea de que se puede cobrar sin trabajar, como pretenden los sectores que se manifiestan”, apuntó el texto distribuido por la cartera de Alicia Kirchner luego de que dos reuniones con los dirigentes sociales terminaran sin resultado.

Ayer no hubo ninguna instancia de diálogo oficial. Así, los piqueteros decidieron quedarse una noche más. Este mediodía votarán si levantan la medida (lo que podrían hacer para volver la semana próxima) o si la mantienen por un día más. Una de las versiones que circulaban anoche es que el ministerio había evaluado si presentar una denuncia penal contra los manifestantes por extorsión, lo que habría quedado supeditado a lo que suceda hoy.

Como en anteriores protestas, una fiscalía en lo contravencional pidió que se levantara el acampe y ordenó fotografiar a los manifestantes para abrirles una causa por el corte de la avenida.

Compartir: 

Twitter
 

Los manifestantes reclaman ser incluidos en el plan Argentina Trabaja.
Imagen: Sandra Cartasso
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.