EL PAIS › CFK ALMORZO CON MACRI, DAS NEVES Y RODRIGUEZ SAA

Con un menú opositor

 Por Alejandra Dandan

Hubo acuerdos, que no es poco. Y hubo un desacuerdo central: el uso de las reservas para el desendeudamiento. Cristina Kirchner terminó la ronda de almuerzos con los gobernadores sentada a la mesa con Mauricio Macri, Alberto Rodríguez Saá y Mario Das Neves. El encuentro con los mandatarios más opositores, en un marco protocolar destinado a bajar los niveles de confrontación, se hizo esta vez en Casa de Gobierno y a puertas cerradas. Sólo hubo un grupo reducido de ministros. Y pese a las diferencias, los invitados ponderaron el diálogo. Macri obtuvo el aval para extender el programa de inclusión digital a las escuelas primarias. Exclamó que si esos eran los almuerzos, aceptaría 20 mil almuerzos más. El más duro fue el gobernador de San Luis que volvió a decir que se sentía discriminado, pero a la hora de las cuentas apareció “muy flojo” de papeles.

Cuando todo terminaba, el jefe de Gobierno porteño apuró el paso para irse. “Me voy –dijo–, a ver si me termino afiliando al kirchnerismo.” Pero la Presidenta, por las dudas, aclaró: ¡No te vamos a aceptar!

Entre los gobernadores dijeron que la Presidenta habló un poco largo. Esta vez, no hubo una mesa cuadrada sin cabecera; CFK presidió una mesa larga en la Casa de Gobierno. No se sentó entre los invitados, estuvo flanqueada por sus ministros: Amado Boudou, de Economía; el jefe de Gabinete Aníbal Fernández; Julio De Vido, de Planificación, y Florencio Randazzo, de Interior.

Si hasta aquí la Rosada había abierto el espacio con los gobernadores aliados para acordar estrategias frente a la oposición concentrada en el Congreso y detener la avanzada contra la reforma del impuesto al cheque, la tensión, ayer, pasó por otro lado. No se habló de la derogación de la eventual reforma a la ley del cheque. Tampoco hubo análisis político de lo que ocurrió con la media sanción de la reforma en el Senado.

“Fue un ping pong de planteos”, indicó un vocero de Macri. “No- sotros reclamábamos por una deuda, y ellos salían a respondernos con números distintos.”

La Rosada estuvo siempre preparada para responder a los reclamos de deudas de las provincias. Con sus números, enumeran la transferencia de recursos de Nación a las provincias que los deja en mejor posición. Algo de eso terminó aceptando Das Neves después del encuentro. El mandatario chubutense alineado al más férreo PJ anti K, que puso reparos antes de aceptar el convite, que dijo que no, luego que sí, admitió la validez del espacio. “La Presidenta tuvo una buena predisposición en escuchar, fue una reunión amable.” CFK, agregó, “rebatió algunos de los temas que hemos presentado, algunas posiciones en cuanto a deuda, ella tenía una carpeta sobre las provincias, que tenía muy presente, tenía sus números, nosotros los nuestros, en algunas cosas coincidíamos, en otras no”.

En la Casa Rosada la evaluación fue positiva. Randazzo lo puntualizó en una conferencia de prensa. El diálogo fue “bueno”, dijo. “El gobierno nacional genera una estabilidad macroeconómica que produce el mejoramiento de las provincias y, en ello, hubo coincidencias de todos los mandatarios”.

La minuta de la reunión puertas adentro no parece variar demasiado de lo que cada uno, más tarde, transmitió. CFK empezó con un balance de la gestión, como en reuniones previas. Habló de las obras comprometidas, de la crisis de 2009; subrayó las condiciones en las que salió Argentina. Mencionó las proyecciones, datos sobre el crecimiento en el primer bimestre de 5,4 por ciento y de marzo, de un 6 por ciento más respecto del año pasado.

Rodríguez Saá se refirió a una deuda de la Nación por un total de 4 mil millones de pesos. Y habló de “discriminación”. A ojos de los presentes, fue el más virulento, pero cuando tenía que sostener sus números frente a las respuestas de Nación no sabía cómo hacerlo porque las cuentas o los papeles le fallaban. “Entré al encuentro con la provincia discriminada –bramó más tarde– y salí con la provincia discriminada.” En un comunicado, también habló de “destrato”.

Das Neves llegó a la Rosada después de haber acordado una promesa para saldar las deudas que tiene, fronteras adentro, por la inversión nacional en obra pública. El monto es de más de 300 millones de pesos. De la reunión se llevó el compromiso de Nación para seguir adelante con la obra pública. Y aprobó uno de los dos temas importantes que abordó la Rosada: el uso de reservas para el pago de la deuda y el fondo de convergencia.

“Ahí era cuando la Presidenta se enojaba un poquito”, describió Macri después, sobre el uso de las reservas. Quienes estuvieron ahí, repetían que ése fue el punto más tenso del encuentro, donde no hubo ninguna chance de acuerdo. Macri lo señaló en un comunicado como el único momento de “tensión”: “En eso no estuvimos de acuerdo y creemos que hay que hacer una discusión seria del presupuesto”.

En cambio, Das Neves y Macri aceptaron la opción de avanzar con un fondo de compensación destinado a los sectores más postergados del país, sobre un borrador del salteño Juan Manuel Urtubey y como alternativa a la sanción de la ley de coparticipación. “Se discutió bastante”, dijeron alrededor de Das Neves. “Se entendió que era imposible avanzar en un acuerdo con todas las provincias, y esa opción nos pareció viable.” Macri aceptó: “Porque es cierto que Tartagal tiene pobres”, dicen que dijo. “Pero en la Capital también hay pobres.”

El jefe de Gobierno porteño fue el que más resultados sacó. Iba a buscar el aval de Nación para acceder a un crédito del BID y otro del Banco Mundial para el programa de inclusión digital. Hasta aquí tienen garantizado las netbook para los estudiantes secundarios a través de Nación, pero buscan extender el programa a las escuelas primarias. Hicieron gestiones en Washington pero necesitaban el aval del Ministerio de Educación. Cristina lo comprometió. Macri también pidió por el Ente Metropolitano de Trasporte y obras en la zona de bajo autopista de La Boca, la policía y el puerto. Por eso lo de los 20 mil almuerzos.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Fernández en el momento del saludo a Macri, Das Neves y Rodríguez Saá.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared