EL PAíS › EL BLOQUE DEL FRENTE PARA LA VICTORIA PIDIó UNA NUEVA SESIóN PARA TRATAR EL PRESUPUESTO

El oficialismo redobla la apuesta

Solicitó que el miércoles próximo el Presupuesto sea el primer punto del temario junto con otras cuatro iniciativas. Pero la oposición sostiene que el proyecto volvió a comisión y tiene que ser discutido allí de nuevo.

 Por Miguel Jorquera

El oficialismo volverá a la carga en la Cámara de Diputados en un nuevo intento “a suerte o verdad” por aprobar el proyecto de Presupuesto 2011 que el Ejecutivo envió al Congreso. Ayer solicitó formalmente una nueva sesión especial para el miércoles próximo, donde el Presupuesto es el primer punto de un temario con otras cuatro iniciativas. “No nos pueden obligar a cambiar nuestro dictamen, que tuvo mayoría en la comisión y que es el plan de gobierno para el último año de la gestión de la Presidenta”, afirmaron a Página/12 fuentes del bloque K. En tanto, todo el arco opositor se abroqueló detrás de la decisión que adoptó el cuerpo en la madrugada del jueves de devolver los tres proyectos en debate –el del Gobierno, el del Grupo A y el de Proyecto Sur– a la Comisión de Presupuesto en una votación ajustada. “No pueden llevarlo nuevamente al recinto sin antes tratarlo en la comisión”, insisten en medio de críticas al oficialismo por su “intransigencia”.

La decisión del oficialismo es arriesgada. Con todo el arco opositor dispuesto a modificar el proyecto del Gobierno en la Comisión de Presupuesto, el kirchnerismo contará sólo con un puñado de aliados para intentar reunir quórum y sancionar el cálculo de ingresos y egresos estimado por el Ejecutivo para 2011. Algo que aparece como un objetivo difícil de lograr. Lo que dejaría al Gobierno sin presupuesto y obligado a prorrogar el actual para terminar el último año de su mandato.

Al menos seis gobernadores del oficialismo salieron ayer a plantear la necesidad de aprobar el texto del Ejecutivo. Al mismo tiempo que advirtieron el peligro que entrañaría no contar con la herramienta económico-financiera y acusaron a la oposición de poner “palos en rueda”.

Pero no caben dudas de que la estrategia que se trazaron los diputados del bloque K cuenta con el aval presidencial. El propio jefe de la bancada lo sostuvo en la madrugada del jueves al oponerse a la decisión opositora de devolver los proyectos a la Comisión de Presupuesto de la Cámara baja. “Quiero decir con absoluta claridad que Cristina es la primera presidenta de la democracia que gobierna sin facultades delegadas. El 24 de agosto se cayeron todas las delegaciones de facultades. Todos decían que si se caía la delegación de facultades la Argentina iba a entrar en una crisis. La Presidenta me dijo: ‘No te preocupés, de alguna manera vamos a gobernar’. También me acaba de decir eso hace un rato: ‘No te preocupés, si sale el Presupuesto o no sale el Presupuesto de alguna manera vamos a gobernar’”, dijo entonces Agustín Rossi.

La convocatoria presentada ayer por el oficialismo al presidente de la Cámara, Eduardo Fellner, es para el miércoles 17 a las 10.30 e incluye además del Presupuesto, otros cuatro proyectos con dictámenes de comisión: la ratificación de un acuerdo comercial del Mercosur con Israel, la modificación de la Ley de Quiebras para favorecer la actividad de las cooperativas que se formaron en las fábricas recuperadas, el régimen de contrato de trabajo para el personal de casas particulares y la modificación del régimen de descanso y pago de salarios para los trabajadores de shoppings y supermercados.

Pero la oposición insiste en que el Presupuesto no podrá volver al recinto sin haber pasado nuevamente por el debate en la comisión legislativa. Así instruyó Elisa Carrió a sus colaboradores en la Coalición Cívica, aunque no lo dirá públicamente por otro de sus silencios autoimpuestos, que ella luego interrumpe cuando quiere.

A la misma postura se aferraron los radicales y peronistas disidentes consultados por Página/12, aunque también prefirieron postergar públicamente sus opiniones hasta que se pronuncien los bloques partidarios, sumidos en una feroz interna. La crisis en el bloque macrista postergó allí cualquier definición para la semana que viene.

“No parece serio que el oficialismo no respete lo que decidió el plenario de la Cámara de Diputados. Sería una payasada. Está claro que no tienen intenciones ni de ganar ni de buscar algún acuerdo”, sostuvo Horacio Alcuaz, del GEN. Aunque el bloque que conduce Margarita Stolbizer deberá resolver ahora si dará quórum a la sesión del miércoles próximo, como sí lo hizo esta semana.

Para la jefa del bloque socialista, Mónica Fein, los proyectos también deben rediscutirse en la Comisión de Presupuesto “como resolvió el plenario, por lo menos tienen que reunir a la comisión”. “La intransigencia del oficialismo impide llegar a un acuerdo en este tema, no es así en las provincias y municipios. Acusan a la oposición de que no quiere que se apruebe el Presupuesto pero son inflexibles y no tienen ninguna conducta de diálogo”, agregó Fein.

“No convocar a la Comisión de Presupuesto implicará dejar en claro que el oficialismo no pretende tener presupuesto alguno y que su único objetivo es victimizarse y trabajar tranquilamente con la prórroga del Presupuesto 2010”, afirman diez de los once diputados del interbloque de Proyecto Sur a través de un comunicado. El texto no está rubricado por Miguel Bona-sso, que en la madrugada del jueves se encolumnó con la postura del Grupo A.

Desde el bloque K salieron a replicar los argumentos opositores. “No es necesario que se reúna la comisión porque el proyecto ya tiene dictamen y ese dictamen sigue vigente, no se cayó. Por eso, vamos a insistir este miércoles en el tratamiento del Presupuesto en el recinto”, aseguró la secretaria parlamentaria del FpV, María Teresa García.

Para reafirmar su postura, el kirchnerismo también desempolvó un viejo debate legislativo de agosto de 1986 en una reunión de Labor Parlamentaria, donde el alfonsinismo volvió a llevar al recinto un proyecto para modificar el IVA que, en una situación similar, tampoco fue rediscutido en la comisión legislativa pese a la decisión del cuerpo de regresar el proyecto a la comisión.

Compartir: 

Twitter
 

El bloque de diputados que conduce Agustín Rossi dispuesto de nuevo a jugar a “todo o nada” en la próxima sesión.
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.