EL PAíS

Carta de un juez a otro

El juez penal Juan Ramos Padilla y su colega federal Ariel Lijo se trenzaron en un áspero intercambio epistolar alrededor de una causa en la que aparecen investigados el líder de la CGT, Hugo Moyano, su hijo Pablo y una serie de empresarios y compañías, entre ellas Covelia S.A. Ramos Padilla embistió contra Lijo, quien para reclamarle información para una causa en la que trabaja se dirigió directamente al presidente de la Cámara del Crimen, Gustavo Bruzzone. Ramos Padilla ya había rechazado un pedido similar. “Ni el presidente de la Cámara, ni este juez, del mismo grado, debemos suplir la ignorancia que pone de relieve el doctor Lijo. Es absolutamente improcedente que se dirija a la Cámara”, replicó Ramos Padilla. “Desde que hemos recuperado la democracia en la Argentina se ha desterrado el derecho penal de autor. La forma en que ha formulado su requerimiento es como haber lanzado una red tendiente a encontrar causas contra determinadas personas físicas y jurídicas en donde hayan sido investigadas”, añadió. Tras referirse a Lijo en varias oportunidades como “novel colega”, Ramos Padilla le recordó que “una investigación no implica ni siquiera un llamado a indagatoria y las causas que han sido sobreseídas o recibido una absolución no corresponde ser informadas”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.