EL PAIS › MAURICIO MACRI SE REUNIO CON EL TITULAR DE LA UCR MENDOCINA, ALFREDO CORNEJO

Un encuentro con otro amigo radical

El jefe de Gobierno porteño se mostró con el dirigente de la UCR, ante el malestar ya planteado desde el alfonsinismo.

Mauricio Macri sabe que en el 2015 se juega la que quizá sea su última chance de llegar a la Casa Rosada. Después de dos períodos al frente de la Ciudad de Buenos Aires y sin la posibilidad de una nueva reelección, el jefe de Gobierno porteño sabe que tendrá que animarse en esta ocasión a hacer lo que no hizo hasta ahora: competir por la Presidencia. La única alternativa es el llano. Por eso, ya comenzó con su plan para que el PRO exceda el ámbito de la ciudad y se despliegue territorialmente en todo el país. Con este fin, el empresario giró este fin de semana, primero brevemente por Córdoba, donde se dejó fotografiar en pleno festival de Cosquín, y luego por Mendoza. Allí mantuvo reuniones con referentes del radicalismo y del peronismo disidente local. También aprovechó el viaje para acudir anoche a la cancha para ver el superclásico entre Boca y River.

“Construir una alternativa política nacional” es la consigna que se propuso Macri, les aseguró ayer a dirigentes del Partido Demócrata (que en las últimas elecciones apoyó la candidatura presidencial de Alberto Rodríguez Saá), incluyendo los diputados nacionales Omar de Marchi y Roberto Pradines, y al ex cobista Enrique Thomas, actualmente enrolado en el llamado Frente Peronista. La movida estaba pensada en una doble dirección: por un lado, avanzar en la construcción de un frente político local, por otro, fortalecer el armado nacional del PRO en una provincia con peso electoral. Ese partido, sostuvo su fundador, “está abierto a todos los argentinos que quieran comprometerse con el país”.

Y tanto es así que, después de la reunión con los dirigentes demócratas, y de participar de un encuentro con unos cincuenta militantes jóvenes del PRO en esa provincia, el jefe de Gobierno porteño se reunió con el principal dirigente de la UCR mendocina e intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo, con la excusa de firmar un convenio de cooperación cultural. En la paqueta bodega Escorihuela, Macri se encontró con el radical, quien a su vez envió un llamado de atención a la nueva cúpula del centenario partido. Durante todo el fin de semana el líder del PRO estuvo escoltado por su ministro de Gobierno y uno de los responsables de la construcción política de cara a 2015, Emilio Monzó.

Esta reunión contrasta con las declaraciones de las principales figuras del radicalismo, en especial del alfonsinismo, que descartaron un acuerdo con la fuerza que gobierna la Ciudad de Buenos Aires. “Casi no hay coincidencias ideológicas”, sostienen cerca del ex candidato a presidente Ricardo Alfonsín, que tiene en mente volcar el armado político a la búsqueda de puntos de encuentro con el socialismo. Eso no impide que el PRO siga estableciendo lazos, a nivel individual, con dirigentes de segunda línea, algo que los boina blanca ven como una amenaza.

El jefe de Gobierno porteño, en tanto, tiene planeado multiplicar durante el año sus viajes al interior para intentar hacer conocer su imagen fuera de la Capital.

Compartir: 

Twitter
 

Macri y Cornejo juntos, ayer, con la excusa de un convenio de cooperación cultural.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared