EL PAIS › MIENTRAS DESDE LA CGT MOYANO ENDURECE SU ROL OPOSITOR AL GOBIERNO, SUS CRITICOS NO CIERRAN CANDIDATO

Viejas caras con nuevas aspiraciones

Al metalúrgico Caló parece que le quiere hacer fuerza el taxista Viviani. Los anti Moyano buscan definir a quién apostar.

Con cada vez menos tiempo para llegar con un candidato a la elección de autoridades de la CGT el 12 de julio, la oposición al camionero Hugo Moyano aún no tomó definiciones. “Está bastante confuso y anarquizado el tema de la conducción”, aseguró el secretario general del sindicato de Luz y Fuerza, Oscar Lescano, aludiendo a la necesidad de avanzar en un acuerdo para llegar al candidato que enfrente a Moyano. El metalúrgico Antonio Caló era el que aparecía con más probabilidades, pero empezó a sonar el taxista Omar Viviani.

“No creo que sea para tanto. Caló sigue siendo uno de los dirigentes que pueden ser el candidato de este espacio”, aseguró a Página/12 un sindicalista antimoyanista. El paro de 24 horas que realizaron los metalúrgicos el jueves de la semana pasada en reclamo de mejoras salariales y después de quince días de conciliación obligatoria puso en el freezer la candidatura del titular de la UOM para conducir la CGT. Sin embargo el nombre de Viviani comenzó a rodar como un posible dirigente que puede reunir a su alrededor a la mayoría de los gremios plantea una CGT “sin personalismos”.

Moyano lanzó su candidatura para continuar al frente de la central obrera un período más cuando ya se alejaba de las políticas de la Casa Rosada. Los chispazos constantes entre el líder de la CGT y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner fueron un llamado de atención para los gremios que no estaban de acuerdo en confrontar con el gobierno nacional. Así, los independientes –integrados por el estatal Andrés Rodríguez, el dirigente de la Uocra, Gerardo Martínez, y el titular de Obras Sanitarias José Luis Lingeri– iniciaron una ronda de consultas para evaluar el consenso que había y convencer a Moyano de que desista de su postulación. Luego sumaron a los Gordos –vinculados con la dirigencia cegetista durante el menemismo– y a los no alineados, como la UOM y los mecánicos de Smata.

Los primeros en presentarse en una reunión aceptando ser candidatos fueron Caló y Viviani en un encuentro con los independientes. La candidatura de Caló reunió mayores adhesiones, y la de Viviani sorprendió a más de un dirigente ante el moyanismo explícito que el taxista transitó en los últimos años. Caló llegó más lejos por la buena sintonía con el gobierno nacional y por pertenecer a un gremio ligado a la industria y al proceso de desarrollo iniciado en 2003.

“Está bastante confuso y anarquizado el tema de la conducción de la futura CGT”, destacó Lescano, anfitrión de los últimos encuentros en los que los antimoyanistas labraron un documento en el que plantearon una CGT “sin personalismos”, en clara alusión al protagonismo casi excluyente que mantuvo Moyano en los últimos años. Hasta allí todo seguía su curso, pero, a los Gordos y los seguidores del gastronómico Luis Barrionuevo no les cayó bien que los “independientes” se hayan reunido solos con ex moyanistas como Viviani y el marítimo Omar Suárez. Mañana tenían pactada una reunión en la sede de la Uocra, pero después de las diferencias surgidas a último momento definirán si la concretan.

Mientras, Moyano continúa acentuando su perfil confrontativo con el Gobierno y esta semana podría recibir a Pablo Micheli, líder de un sector disidente de la CTA.

Compartir: 

Twitter
 

Hugo Moyano pretende conservar la conducción de la CGT para un tercer mandato.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared