EL PAIS › CUATRO AñOS DE PRISION PARA LA EX MINISTRA DE ECONOMIA FELISA MICELI

“Insisto en mi inocencia”

Por el caso de la bolsa con dinero hallada en el baño de su despacho fue considerada culpable de los delitos de encubrimiento agravado y sustracción y ocultamiento de documento público. Seguirá en libertad porque la sentencia no está firme.

El Tribunal Oral Federal 2 condenó a cuatro años de prisión a la ex ministra de Economía Felisa Miceli por el caso del hallazgo de una bolsa con cien mil pesos y 31.670 dólares en el baño de su despacho. Los jueces Jorge Tassara, Rodríguez Giménez Uriburi y Jorge Gorini la encontraron culpable de los delitos de encubrimiento agravado y sustracción y ocultamiento de documento público. También dispusieron el decomiso de los cien mil pesos, con el apercibimiento de que si no los devuelve, ejecutarán su vivienda. “No hay ninguna certeza ni prueba contundente”, remarcó Miceli y agregó: “Insisto en mi inocencia”. La ex funcionaria apelará y seguirá en libertad.

El cargo de encubrimiento fue dictado sin una explicitación de cuál es el delito encubierto. Consultada sobre este punto, una fuente del tribunal dijo a Página/12 que esto será detallado en los fundamentos de la sentencia, que será dada a conocer el próximo 6 de febrero.

Por ahora, lo que hay es una traducción de la medida judicial en sus líneas generales: el tribunal consideró probado que el dinero encontrado en el baño del despacho de Miceli estaba acondicionado como un ladrillo y con un rótulo que lo identificaba como del lote “38.057 Bco. 30”. Por esto, consideró que venía del Banco Central y que su destino era una entidad financiera, la Cooperativa Cuenca. Como no estaba allí, sino que fue hallado en el despacho de Miceli, el razonamiento que hicieron los jueces es que existió un delito y que la ex ministra lo encubrió. La sentencia habla de un encubrimiento agravado por la condición de funcionaria pública de la acusada.

En cuanto a la sustracción y ocultamiento de documento público, es por la desaparición del acta policial que dio cuenta del hallazgo del 5 de junio de 2007, por bomberos de la Policía Federal. Finalmente, la ex ministra también fue inhabilitada durante ocho años para ejercer cargos en el Estado.

Miceli, que se reiteró inocente, continuará en libertad porque la sentencia no está firme. Ayer anticipó que va a apelar el veredicto “en todas las instancias” y se mostró confiada en que “no hay ninguna certeza ni prueba contundente”.

Previamente, al pronunciar su último alegato antes de la condena, había insistido en que al dinero encontrado en su despacho fue un préstamo de su hermano José Rubén, ya fallecido, y de una amiga, Mónica Orfeo, que declaró en el juicio.

“Dejé ese dinero ahí, en el Ministerio de Economía, porque no lo pude llevar al banco. Me pareció un lugar seguro pues estaba en un área privada”, señaló.

La ex ministra consideró que durante el debate había “quedado probado” que la plata era de préstamos personales que había recibido porque “en 2007 empecé a buscar una casa para mudarme”.

En ese sentido, uno de los puntos de su defensa fue que no está probado que el ladrillo con los cien mil pesos estuviera termosellado y con identificación del Banco Central. Entre otras cosas, el abogado de Miceli había pedido la nulidad del reconocimiento del ladrillo porque algunos testigos dijeron reconocer algo parecido, otros dijeron que se parecía, algunos que tenía un sello y otros que no vieron ninguno.

La condena hizo lugar en todos los términos al planteo de los fiscales Fernando Arrigo y Guillermo Marijuán, que habían pedido que Miceli fuera condenada a cuatro años de prisión por haber encubierto una maniobra ilícita, que se la considerara asimismo culpable de sustracción de documento público, se la inhabilitara para ejercer cargos públicos y se incautaran los cien mil pesos. Cuando hicieron su alegato, los fiscales dieron por probado que Miceli había “sacado” el fajo de cien mil pesos de Cuenca, así como que “ese dinero era resultado de un ilícito penal” y “sustraído de manera fraudulenta del patrimonio” de la entidad financiera “por sus directivos”.

En cambio, la defensa de la ex ministra había solicitado la absolución por entender que la requisa de control de los policías que encontraron la bolsa fue, en verdad, “un allanamiento ilegal” pues el área del ministro del Palacio de Hacienda “es privada”.

El tribunal ordenó continuar con la investigación para determinar la procedencia de los 31.670 dólares que estaban guardados en una bolsa de papel madera junto con el fajo de cien mil pesos.

Compartir: 

Twitter
 

La ex ministra Felisa Miceli reiteró ser inocente y anunció que apelará la condena.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared