EL PAIS › UN DESAYUNO CON JORGE TAIANA

“El kirchnerismo puede sacar más votos en la Capital”

 Por Fernando Cibeira

Hace más de dos años que Jorge Taiana no es canciller, pero eso no quiere decir que haya dejado de viajar. Acaba de llegar de un viaje a Emiratos Arabes, lugar que en breve visitará la Presidenta, para participar de un foro que busca estrechar relaciones entre ambas regiones. Pero ahora el ex canciller combina los asuntos internacionales con la política doméstica porque acaba de asumir como titular del Movimiento Evita en la Ciudad de Buenos Aires. En ese rol habla de un electorado repartido en tercios en la Capital y de que el kirchnerismo puede ganar adhesiones si consiguen convencer de que el modelo actual también es beneficioso para las clases medias y medias altas. “Lo que debemos hacer es una tarea importante de diálogo y persuasión”, explica.

El encuentro, algo accidentado (ver recuadro), es en el bar Nucha, en Lafinur y Avenida del Libertador. Por cierto, típica zona de embajadas y diplomáticos. Al parecer, también de kirchneristas. Taiana cuenta que tiene de vecino en su edificio, en esta esquina, al ministro de Turismo, Enrique Meyer, y que suele cruzarse con el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri. El ex canciller vive en el mismo departamento con su mujer, la productora televisiva Bernarda Llorente, desde que volvió al país, en 2001. Le gusta hacer de guía turístico de la zona. A tres cuadras, comenta, está el Museo Evita, en una casona que durante el primer peronismo fue un hogar de tránsito que recibía chicas que venían del interior. Unas cuadras para el otro lado, en Siria al 3000, continúa, está el edificio donde asesinaron al general chileno Carlos Prats y a su esposa, hecho recordado por una baldosa conmemorativa. En tanto que a él, recuerda, lo detuvieron en su casa de Malabia y Cabello. Historias escondidas detrás de elegantes fachadas.

Taiana dejó la Cancillería en junio de 2010 luego de un entredicho con Cristina Kirchner. “Los ministros tienen que sentir que tienen un amplio apoyo. Si por equis motivo creen que esas condiciones no se cumplen, tienen que dar un paso al costado”, recuerda hoy. Con la Presidenta sólo ha vuelto a conversar circunstancialmente cuando coinciden en algún acto, pero nunca revisaron aquel episodio. Lejos de hacer como otros ex funcionarios que se convierten en comentaristas o directamente se pasan a las filas de la oposición, Taiana se integró en el Movimiento Evita, que luego pasó a formar parte de la Corriente Nacional de la Militancia, uno de los espacios del kirchnerismo que integran Unidos y Organizados.

Explica que la opción de pasar desde la provincia de Buenos Aires –por la que alguna vez fue diputado– a la Capital tiene que ver con la decisión de apuntalar el desarrollo del kirchnerismo en el esquivo distrito porteño. Taiana resalta un dato: la Capital fue, luego de la provincia de Buenos Aires, el lugar donde Cristina Kirchner sacó más votos en 2011. “Este proyecto saca en la Capital más que varias provincias sumadas”, insiste. Esos votos, entre el 33 y el 35 por ciento, es más o menos lo mismo que sacó Daniel Filmus en el ballottage para la Jefatura de Gobierno, lo que indicaría un porcentaje consolidado.

“Es un tercio de los votos y pueden ser más. Tenemos buenos argumentos, porque este proyecto beneficia a todos, aunque pongamos la atención en los más humildes. La ciudad tiene un ingreso per cápita a la altura de las grandes ciudades, pero los servicios no lo son. No se sabe qué va a hacer Macri con la basura, con el tránsito y con los subtes, porque hay estaciones que pueden ser inauguradas y no lo hace”, enumera. Aunque ya tiene su discurso porteño armado, adelanta que no piensa en una candidatura para las elecciones legislativas del año que empieza. “Estoy cómodo militando, ya tuve un buen rato en la función pública. El peronismo y el kirchnerismo de la Capital ya han tenido muchas divisiones y fraccionamientos, queremos trabajar para unir”, asegura.

Claro que el ex canciller no se aleja de las cuestiones de política exterior. Es director del Centro Internacional de Estudios Políticos de la Universidad de San Martín, en donde acaban de graduarse 34 alumnos de 16 países en la maestría de Democracia y Derechos Humanos. Además mantiene una relación de asesoramiento con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), organismo que hoy está en la mira de Ecuador y Venezuela por sus críticas a la libertad de expresión en esos países. “Curiosamente, los países más críticos son aquellos que no tuvieron problemas de violaciones masivas a los derechos humanos”, indica. Según Taiana, la CIDH sigue cumpliendo un papel positivo en el fortalecimiento de los derechos y garantías en el continente pero, coincide, en las cuestiones de libertad de expresión sus posiciones se acercan a las de la SIP, que agrupan a los dueños de medios, y de allí el conflicto.

Como cierre, plantea algunas sutiles diferencias con respecto a posiciones del Gobierno. Sostiene que la postura mantenida frente a los arrebatos de los fondos buitre es la correcta, pero que también “sería importante” normalizar la deuda pendiente con el Club de París, tal como alguna vez anunció la Presidenta. Con respecto a las negociaciones abiertas con Irán por el atentado a la AMIA se muestra escéptico. “No las conozco en detalle, pero no soy optimista. En general, Irán siempre ha desconocido todo con respecto al atentado, dudo mucho que ahora acepten alguna responsabilidad”, apunta.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Rafael Yohai
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared