EL PAIS › EL APROPIADOR DEL HIJO DE ROISINBLIT Y PEREZ ROJO

Detuvieron a Gómez en San Miguel

El ex agente de inteligencia de la Fuerza Aérea Francisco Gómez, condenado en 2005 por la apropiación del hijo de Patricia Roisinblit y José Manuel Pérez Rojo, ambos desaparecidos, fue detenido ayer por el secuestro de la pareja en 1978. Gómez prestaba servicios en la Regional de Inteligencia de Buenos Aires (RIBA) de la Fuerza Aérea, en Morón, donde Patricia y José estuvieron secuestrados hasta que la joven fue trasladada a la ESMA para dar a luz. El niño nacido en cautiverio, Guillermo Pérez Roisinblit, recuperó su identidad en 2000 y es el nieto de Rosa Tarlovsky de Roisinblit, vicepresidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, organismo que ayer celebró la detención ordenada por el juez federal Daniel Rafecas.

José Manuel Pérez Rojo fue secuestrado en la localidad de Martínez el 6 de octubre de 1978. El mismo día los represores se llevaron de su casa a su mujer, Patricia Julia Roisinblit, con un embarazo de ocho meses, y dejaron en manos de la familia paterna a su hija Mariana, de quince meses. Los jóvenes fueron trasladados a la RIBA, un centro clandestino de la Fuerza Aérea en la zona oeste del Gran Buenos Aires donde Gómez oficiaba de PCI. Poco después, Patricia fue trasladada a la ESMA, donde el 16 de noviembre dio a luz en un parto que atendió el obstetra del Hospital Naval Jorge Luis Magnacco, actualmente condenado por su actuación en el plan sistemático de robo de bebés. Sus compañeras de cautiverio contaron que Patricia tuvo un varón al que llamó Rodolfo Fernando. Cuatro días después del parto fue sacada de la ESMA. El bebé, separado de su madre, fue entregado a Gómez y su mujer, Teodora Jofré, quienes no podían tener hijos y lo inscribieron como propio. Patricia y José continúan desaparecidos.

En su indagatoria por la apropiación, Gómez declaró que su jefe, el fallecido comodoro Roberto Sende, fue quien le dio a la criatura. “Lo anoté porque creía que podía ser un chico abandonado”, dijo. Guillermo, tal como lo llamaron los apropiadores, recuperó su identidad en el año 2000. En 2007, el juez federal Jorge Ballestero condenó (no hubo juicio oral porque la causa tramitaba por el viejo Código Penal) a Gómez a siete años y medio de prisión, a su esposa a tres años y medio y al médico Magnacco a diez años de cárcel. Los abogados de Abuelas reclamaban la imputación de Gómez por las privaciones ilegales de la libertad. La causa está actualmente bajo secreto de sumario, dictada por Rafecas. La detención la concretó la división Interpol de la Policía Federal en una casa de la localidad bonaerense de San Miguel. Desde allí, Gómez fue trasladado, incomunicado, a la Unidad 29 del Servicio Penitenciario Federal, en los tribunales federales de Comodoro Py. El juez lo indagará por las privaciones ilegales de la libertad de la pareja.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared