EL PAIS › LA PRESIDENTA ADVIRTIO QUE HAY SECTORES ECONOMICOS QUE QUIEREN “IMPONER CONDICIONES”

“Una corrida no la hacen una o dos personas”

“Lo que quieren los sectores económicos es imponer condiciones al poder político”, señaló ayer Cristina Fernández de Kirchner en una nueva entrega del ciclo Desde otro lugar, en el que distintos periodistas entrevistan a la mandataria. La Presidenta defendió la política cambiaria del Gobierno: “Cepo de ninguna manera”, dijo y destacó “la cantidad de argentinos” que se encontró en Nueva York. También habló del “gran intento destituyente” de 2008, con la discusión por la resolución 125, y contó detalles de su relación con Néstor Kirchner, incluso recordó cómo fueron las últimas horas del ex presidente en 2010.

“Cinco mil millones de dólares en una corrida bancaria no lo hacen una o dos personas”, destacó la jefa de Estado cuando el periodista Jorge Rial le consultó acerca del “círculo rojo” que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, visibilizó como un sector del establishment que presiona al sector político. “Hay intentos muy claros de sectores económicos, financieros de retrotraernos a la década del 90, que generó pingües ganancias para muy pocos. Una Argentina endeudada, que se conjugue todo con devaluaciones que implican formidables transferencias de sectores asalariados a los más pudientes, mano de obra barata, dos dígitos de desocupación.” En la misma línea, sostuvo que “de Clarín y de (Héctor) Magnetto creo cualquier cosa”, porque, “de hecho, algo intentaron en 2008, cuando fue el conflicto con las patronales agropecuarias”.

La entrevista, emitida por la Televisión Pública y por América TV, se realizó en la quinta presidencial de Olivos con Rial como periodista invitado, en la que fue la tercera entrega del programa, luego de las dos primeras que tuvieron a Hernán Brienza como entrevistador. El fin de semana próximo se emitirá la segunda parte del diálogo con Rial.

Uno de los pasajes de la entrevista se centró en la figura del ex presidente Néstor Kirchner. CFK sostuvo que, cuando asesinaron al militante del PO Mariano Ferreyra, el santacruceño “estaba desencajado. Me dijo ‘nos quieren armar un Kosteki y Santillán’”, recordando el asesinato de dos militantes sociales en 2002. “Ese caso lo conmocionó mucho”, señaló la Presidenta y recordó también el encubrimiento de un sector de la prensa cuando fue el asesinato de los militantes en el puente Pueyrredón. Volviendo sobre el asesinato de Ferreyra, señaló que “a él se le quedaron las imágenes grabadas y se juntó con lo que había vivido en la juventud”, y puntualizó en un atentado en Río Gallegos durante la dictadura, donde primero le pusieron una bomba que no explotó y luego le incendiaron el estudio de abogados. Fernández de Kirchner relató que el ex presidente “durante mucho tiempo de noche gritaba, soñaba, sonámbulo de lo que había vivido en los ’70”, una situación que se extendió prácticamente hasta que Kirchner asumió como gobernador santacruceño. “Era un hombre al que sólo podían derrumbarlo físicamente, pero al rato se levantaba”, describió a su esposo, fallecido en 2010.

“Hubo un momento donde él sintió que se había equivocado con quien era mi compañero de fórmula”, sostuvo la Presidenta, aludiendo al ex vicepresidente Julio Cobos, que definió la votación parlamentaria contra la propuesta del Poder Ejecutivo en crisis con el sector rural. “Ni siquiera en ese momento de debilidad de él me sentía desprotegida”, señaló y agregó que en aquella madrugada “él me dijo ‘siento que no voy a poder protegerte más’”. También desmintió que haya pensado en renunciar. “Verlo derrumbado fue muy fuerte, porque él era la imagen de la fortaleza y la protección”, explicó sobre Kirchner y las horas que siguieron a la votación en el Congreso, a las que además se sumó el fallecimiento de su mejor amigo y testigo de casamiento, Oscar “Cacho” Vázquez.

“Es ciencia ficción absoluta”, aseguró la Presidenta cuando se refirió a la última noche con vida de Kirchner ante los corrillos que se ventilaban acerca de una supuesta discusión con el dirigente de la CGT Hugo Moyano. “Nunca se peleó con nadie. Mirábamos televisión y de pronto apareció (Luis) D’ Elía que, ante la insistencia de un periodista para saber a quién de los dos prefería, dijo: ‘Lo voy a responder como diría Néstor: Cristina era un 10 en la facultad y yo (por Kirchner) un 4’. Néstor dijo en broma ‘mirá a este gordo traidor’ y yo lo abracé, le di un beso y me dijo: ‘Aunque midas 80 puntos el candidato soy yo’”, tras lo que contó, a punto de quebrarse por el recuerdo, que ése había sido un inusual “último beso”.

La Presidenta confió algunos detalles de la relación que mantenía con su esposo. “Discutíamos muchísimo.” Contó que en la elección interna del peronismo en el año ’89 “nos matábamos”. Aquella fue la elección interna que definía la candidatura presidencial del Partido Justicialista en la que competían Antonio Cafiero y Carlos Menem. “Nuestras peleas eran memorables. A mí me gustaba Menem y a él Cafiero. Menem era un hombre del interior y a mí me gustaba porque hablaba del trabajo, era carismático”, señaló la mandataria y para evitar confusiones aclaró rápidamente que hablaba “del ’89” y que no era “menemista”.

Entre sus diferencias con Kirchner, mencionó también la autorización a la fusión de Multicanal y Cablevisión: comentó que la medida tenía la “firma de Kirchner”, pero “solo no, eh, hay una firma del jefe de Gabinete (por Alberto Fernández) y me parece que fue uno de los que lo impulsó. Siempre fui muy crítica”, aseguró. “No pude hacer nada, no, esta idea de que Néstor hacía lo que yo decía y yo hacía lo que él decía nunca fue así.” Fue casi al finalizar la primera parte de la entrevista cuando Rial le preguntó por su paso por las islas Seychelles, respuesta que quedó pendiente para el próximo fin de semana.

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Fernández y el periodista Jorge Rial.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.