EL PAíS › CRISTINA FERNáNDEZ DEJó LA FUNDACIóN FAVALORO Y CONTINúA SU RECUPERACIóN EN LA QUINTA DE OLIVOS

El alta y un mes de reposo para la Presidenta

Por su “favorable evolución postoperatoria”, los médicos autorizaron a CFK a dejar la internación y le prescribieron mantener “estricto reposo”. “Sigue de excelente ánimo”, informó el vocero Scoccimarro.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner fue dada de alta y continuará su recuperación en la quinta de Olivos, acompañada por sus familiares más cercanos. A cinco días de la intervención quirúrgica por un hematoma subdural crónico, producido por un golpe que CFK sufrió en la cabeza, la Fundación Favaloro informó que el egreso fue decidido por “la favorable evolución postoperatoria” de la jefa de Estado, que ahora deberá mantener reposo por 30 días.

En la puerta de la clínica que da a la calle Venezuela, cientos de militantes saludaron la salida de la mandataria. El encargado de dar la noticia había sido el vocero presidencial, Alfredo Scocimarro, que tras anunciar la salida transmitió los saludos “y el cariño de siempre” de la mandataria a las personas que permanecieron haciendo guardia en las veredas de la Fundación. Scoccimarro aseguró que la Presidenta “sigue de excelente ánimo”.

Poco después de la una y media de la tarde, el coche oficial, un Audi plateado, se retiró del lugar seguido de una escolta de la policía. La gente aplaudió y dedicó cantitos a la Presidenta. “Vayas donde vayas voy a ir/ vos sos la razón de mi existir./ Te llevamos en el corazón/ junto a Eva Duarte y Juan Perón”, fue uno de los más coreados.

“Pasamos las noches, la lluvia en la carpa, con la solidaridad de los vecinos que nos traían agua, pizza, yerba, de todo. Es una alegría irnos sabiendo que la Presidenta está recuperada”, dijo en la vereda de la clínica Darío Carassale, militante de la Tupac Amaru de Florencio Varela que, con otros treinta compañeros, estuvo haciendo guardia durante los seis días de internación.

Otros, como Nelson Chiavetti, de Guernica, dijeron haber ido sin pertenecer a ninguna agrupación política, movidos por el agradecimiento hacia “Néstor y Cristina porque recuperaron lo mejor que tuvimos históricamente los peronistas como partido”.

Una vez que la caravana se perdió de vista y los militantes enrollaron sus banderas –muchas de la Agrupación Tupac Amaru y de Kolina–, mientras se desmontaba la carpa de Venezuela y Solís que funcionó como centro del aguante, personal de la Casa Militar de la Presidencia de la Nación comenzó a despegar los carteles que durante la semana cubrieron la fachada de la Fundación con expresiones de apoyo. “Ella dio la orden de que tenemos que sacar todo y llevárselo a Olivos”, dijo uno de los encargados de la recolección.

El equipo médico de la Fundación Favaloro difundió un comunicado de prensa en el que explicó que entre las indicaciones que recibió la Presidenta para los próximos días está la de evitar viajar en avión.

Los controles de su evolución estarán a cargo de los doctores Francisco Klein y Ramiro Sánchez, que harán los chequeos cardiológicos, mientras que su colega Cristian Fuster realizará los neuroquirúrgicos y el doctor Facundo Manes, los neurológicos. Además, se informó que la atención médica seguirá siendo supervisada por Luis Buonomo y Marcelo Ballesteros, de la Unidad Médica Presidencial.

Los directivos del Instituto de Neurociencias de la Favaloro agregaron que los puntos de sutura se le retirarán a la Presidenta a partir del décimo día, y que en esa oportunidad se realizará además una neuroimagen de control.

Cristina Fernández fue operada el 8 de octubre para drenarle un hematoma alojado bajo el cráneo. Su recuperación estuvo dentro de los parámetros esperados por los médicos para este tipo de cirugía, que no es de alta complejidad. El jueves vio dos películas con su hermana Giselle, el viernes se levantó de la cama y caminó y, según contó Scoccimarro, durante el fin de semana estuvo además hojeando libros que le regalaron.

De todas maneras, el parte médico señaló que la indicación es que tiene que cumplir “estricto reposo” durante un mes, es decir que recién podría volver a la actividad plena para comienzos de noviembre, después de las elecciones legislativas del domingo 27. Junto con las indicaciones lógicas de no hacer esfuerzos ni levantar peso, la mandataria no podrá viajar a Santa Cruz en avión hasta que los médicos constaten que su evolución se lo permite.

Compartir: 

Twitter
 

Poco después de las 13.30 de ayer, la Presidenta se retiró de la clínica con rumbo a Olivos.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.