EL PAIS › CAPITANICH CUESTIONO A LOS SECTORES POLITICOS, EMPRESARIOS Y SINDICALES QUE APUESTAN A LA INCERTIDUMBRE

“Tienen una estrategia de desestabilización”

El jefe de Gabinete le apuntó al empresariado por su “avaricia” y el comportamiento “especulativo” observado a partir de la devaluación. También fue duro con la oposición y los sindicatos por cuestionar al Gobierno y no a quienes remarcan precios.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, apuntó ayer contra el empresariado por su “avaricia” y cuestionó el comportamiento “especulativo” observado a partir de la devaluación. “En Argentina existe una conjugación de factores entre los cuales están exponentes políticos, sindicales, sociales y económicos, visibles e invisibles, que promueven una estrategia de desestabilización permanente para propiciar un ajuste”, advirtió el funcionario. Los aumentos de precios aplicados a lo largo de los últimos días por laboratorios, frigoríficos, insumos plásticos y metálicos, electrodomésticos y alimentos fueron criticados por el funcionario. “El Estado debe contar con la capacidad regulatoria adecuada y establecer las condiciones para que aquellos que aumentaron precios inescrupulosamente retrocedan”, apuntó. Capitanich cargó sobre la oposición política y sindical: “Lo único que hacen los dirigentes de la oposición es criticar, sería interesante que en lugar de criticar al Gobierno critiquen a aquellos que tienen conductas maliciosas que perjudican a trabajadores y consumidores”, expresó Capitanich. También condenó las prácticas de los exportadores de cereales que, a pesar de obtener un incremento en sus niveles de rentabilidad tras el aumento del tipo de cambio, continúan sin liquidar alrededor de 8 millones de toneladas de soja equivalentes a 3500 millones de dólares.

La devaluación convalidada la semana pasada por el Banco Central fue acompañada por un extendido proceso de remarcación de precios en toda la economía. Desde el equipo económico advirtieron que la magnitud de esos aumentos fue exagerada y abusiva, ya que, a pesar del incremento en el tipo de cambio, el peso de los insumos importados sobre las distintas cadenas de producción es limitado. Por eso, el Ministerio de Economía intentó desarticular o amortiguar esas variaciones de precios excesivas a través de diferentes encuentros con empresarios, como con el sector de laboratorios así como con controles en los centros de venta y fábricas.

“Acá podemos tener dos sistemas: uno cooperativo, donde cada uno de los actores efectúe una contribución para beneficiar al conjunto, o un sistema destructivo, el sistema destructivo implica a usar todas las herramientas destinadas efectivamente a hacer valer el poder riguroso del Estado”, lanzó Capitanich en referencia al arsenal de herramientas con las que cuentan para lograr sus objetivos. Luego agregó que en el sector de medicamentos la convocatoria es nuevamente para el lunes para ver si “efectivamente resolvemos este problema en un sistema cooperativo”. Si eso no ocurre, el funcionario afirmó que el Estado, que compra medicamentos por 20 mil millones de pesos anuales, podría formar un pool de compras para fijarle condiciones al sector.

“El Gobierno está solo en esta disputa. Nos encontramos solos, absolutamente solos, luchando contra grupos económicos poderosos”, advirtió el jefe de Gabinete para luego cuestionar a la oposición. Mientras que los diferentes sectores del sindicalismo comienzan a alistarse para sus respectivas negociaciones salariales enfatizando el impacto sobre los ingresos por la devaluación, Capitanich también cuestionó sus declaraciones mediáticas: “Muchos dirigentes sindicales critican al Gobierno pero no cuestionan a los empresarios, que son quienes aumentan los precios de forma indiscriminada. Algunos sindicalistas están más de acuerdo con los empresarios que con sus propios trabajadores”, señaló. “En el mundo de hoy los grupos mediáticos concentrados con intereses económicos agazapados, pretenden afectar el nivel de credibilidad y confianza en los gobiernos precisamente para disminuir su capacidad efectiva de ejercicio de poder, pero aquí no lo van a lograr”, destacó el funcionario.

La crítica a los distintos sectores patronales no se limitó a la coyuntura, sino que fue más allá al recordar que “en los últimos 10 años el atesoramiento en Argentina ascendió a 143 mil millones de dólares”. Desde la visión del funcionario, la fuga de capitales canalizada por los sectores de alto poder adquisitivo y los empresarios operó como un limitante para el proceso de crecimiento a lo largo de la última década. Sin esos niveles de fuga, “la economía argentina hubiese crecido 33,1 por ciento más en la década y la inversión hubiese crecido 13,9 por ciento más”, explicó Capitanich. “Existen ciertas conductas, que tienen que ver con avaricia u otro tipo de carácter especulativo. Quien ahorra y no lo vuelca al circuito productivo está privando a muchos argentinos de canalizar ahorro en inversión. Es importante entender que la solidaridad desde el punto de vista de un modelo institucional, político, económico y social tiene que ver con generar las condiciones para que el ahorro se traduzca en inversión productiva, que la inversión productiva se traduzca en creación de empleo, y el trabajo en buenos salarios”, explicó el jefe de Gabinete desde la Casa Rosada.

Pero la puja del equipo económico no está concentrada solamente en controlar los precios, sino que Capitanich cuestionó otras prácticas abusivas en el frente externo y cambiario, otro escenario de disputa. No sólo los exportadores de cereales retacearon sus ventas para forzar una devaluación (ver página 5), sino que la expectativa de un alza en el tipo de cambio aceleró el proceso importador. “Hemos observado durante 2013 una actitud especulativa desde el punto de vista del tipo de cambio, se han adelantado muchas importaciones, y ese adelantamiento del stock de importaciones significó en muchos casos girar divisas en forma anticipada al exterior sin que la mercadería llegue a destino”, explicó el funcionario.

Compartir: 

Twitter
 

“Algunos sindicalistas están más de acuerdo con los empresarios que con los trabajadores”, dijo Capitanich.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared