EL PAIS › OPINION

Proyecto de Universidad de la Defensa

 Por Jorge Raúl Fernández *

El proyecto de Universidad de la Defensa está elaborado sobre la base de tres institutos universitarios ya existentes (Instituto Universitario del Ejército, Instituto Universitario Naval e Instituto Universitario Aeronáutico), contemplados por la Ley de Educación Superior, con más de dos décadas de funcionamiento, evaluados periódicamente por la Coneau, que cuentan con casi 1700 docentes y cerca de 15 mil alumnos en sus distintas carreras, más las ofertas educativas que se dictan en la Escuela de Defensa Nacional, con la asistencia –entre otros– de 24 estudiantes latinoamericanos provenientes de Brasil, Ecuador, México, Venezuela y Colombia. Es decir que su creación –como muchas otras universidades– se concibe a partir de Institutos de Educación Superior ya existentes.

En la elaboración del citado proyecto se ha tomado en cuenta la experiencia de los mencionados institutos universitarios, los informes de la Coneau sobre los mismos o los modelos de universidades y sistemas educativos de la defensa de la legislación comparada, y también se ha interactuado en forma permanente con la Secretaría de Políticas Universitarias de la Nación, consultado con legisladores nacionales ampliamente ligados a la temática, requerido opinión a personalidades del mundo académico y de la gestión universitaria, esquema de participación que tuvo su punto culminante el pasado 13 de febrero donde, en una jornada de presentación del anteproyecto, disertaron los directores de Educación de las tres fuerzas, diputados y senadores nacionales, el presidente del Consejo Interuniversitario Nacional y otros rectores, el presidente de la Comisión Nacional de Acreditación y Evaluación Universitaria, entre otros, quienes formularon positivas apreciaciones sobre la creación de la universidad y acercaron valiosas ideas para que se incorporen como objetivos y desafíos en el proyecto institucional. Cabe señalar que dicho evento contó con la participación de los ministros de Educación y de Defensa que, desde ángulos distintos, señalaron el salto cualitativo que el proyecto del Poder Ejecutivo Nacional significaba para la educación superior en general y para el sistema de defensa en particular.

El proyecto de creación de la universidad encuentra su fundamento normativo en las leyes de Educación Superior y de Defensa Nacional, lo que permite que se pueda avanzar en la profundización de la aplicación de los principios institucionales y académicos del régimen universitario vigente, pero sin desconocer las particularidades propias de las Fuerzas Armadas, estrictamente relacionadas con la misión principal de la Defensa Nacional y la especial sujeción de las mismas a los poderes de la República. En particular, y en lo que se refiere a la primera de las normas mencionadas, encuentra cabida en sus artículos 74 y 77, lo que permite que la universidad dependa del Ministerio de Defensa y que la autonomía académica e institucional prevista en el artículo 29 esté limitada y sujeta a un régimen específico. Cabe señalar también que la creación encuentra legitimidad normativa en que las instituciones educativas de las Fuerzas Armadas fueron consideradas institutos universitarios porque cada una de ellas desarrollaba una disciplina, cuestión que ahora se modifica al abordarse –desde la óptica de la Defensa y ya no solamente desde la especificidad de una fuerza o únicamente desde el componente militar– diversas temáticas que incluyen no sólo lo relacionado con las especialidades de tierra, mar y aire, sino que contemplan también aspectos relativos a ciencias de ingeniería o sociales, entre otras, lo que amerita el cambio de denominación. O sea, se trata de una universidad que unifica institutos universitarios existentes y que implica una mirada totalizadora desde la Defensa, pero que además representa un modelo diferenciado de diseño de organización institucional, contemplado en los artículos 74 y 77 de la Ley de Educación Superior.

En lo relativo a las finalidades que se persigue con el proyecto, la iniciativa se inscribe en el proceso de democratización y modernización de las Fuerzas Armadas que se desarrolla en nuestro país desde la recuperación de la democracia y que se ha profundizado en la última década, marco en el cual se ha sucedido un conjunto de acciones destinadas a reformar el sistema de formación militar, y donde queremos destacar principalmente las relacionadas con los derechos humanos, el derecho internacional humanitario, la cuestión de género, la formación de civiles para la Defensa. En particular, con la creación de la universidad se intenta consolidar lo realizado y establecer un nuevo punto de partida para pensar las políticas de formación en el ámbito de la Defensa, contemplando los actuales y futuros desafíos de la misma, con un abordaje multidisciplinario que incorpore carreras y asignaturas para la producción del conocimiento científico-tecnológico, que forme militares y civiles con perspectivas estratégicas en problemáticas como recursos naturales, integración regional, ciberdefensa, entre otros relevantes. En síntesis, con la creación de la Universidad de la Defensa se busca consolidar y profundizar la relación entre el sistema de educación superior y la formación de militares y civiles para la defensa, contemplando los diferentes roles y responsabilidades de cada uno, en articulación con el sistema científico-tecnológico, en el marco del sistema democrático y considerando los procesos de integración y cooperación regional existentes, en la búsqueda de que la formación académica, la investigación y la extensión se acerquen cada vez más a los criterios de calidad hoy vigentes para la totalidad de las universidades nacionales.

Por último, y para finalizar, creemos que la creación de la Universidad de la Defensa es un desafío que requiere del aporte de los diversos actores que ya han participado en el proceso de elaboración del proyecto y de muchos otros que esperamos sumar para el plan institucional, en caso de ser aprobado el mismo por el Congreso de la Nación.

* Secretario de Asuntos Estratégicos y Militares del Ministerio de Defensa. Profesor Titular Ordinario de la Universidad Nacional del Litoral.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.