EL PAíS › OPINION

Objetivo: evitar los monopolios

 Por Gabriel Fuks *

La mesa de los porteños es un tema que nos preocupa a todos por igual y siempre estaremos viendo cómo cuidarla. Es importante entender que a partir de las medidas que tomó el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, especialmente desde la implementación del Programa Precios Cuidados, los ciudadanos han mejorado sus conductas de consumo y ahora tienen una herramienta sustancial para poder controlar su economía. Es necesario que en esta etapa, en donde se registra un desarrollo en el comportamiento, haya una preponderancia normativa acorde con el alcance social que se ha adquirido en este período. Bajo esta realidad es que planteamos, junto a otros diputados, el proyecto de ley: Programa de Ferias Itinerantes de Abastecimiento Barrial por Comunas, intentando dar una respuesta eficaz en un contexto de crisis internacional que repercute en nuestro país y presiona sobre el precio de los alimentos.

Lo que nosotros planteamos es abrir treinta ferias con precios similares a los del Mercado Central en la Ciudad, dos por comuna, una vez por semana. Es necesario diversificar la oferta para evitar que las grandes cadenas de supermercados, que concentran el ochenta por ciento de las ventas, determinen los precios de los productos de primera necesidad. Debe existir un mayor acercamiento entre los productores y los porteños. Buscamos generar una lógica de “precio testigo” y una capacidad de los consumidores de tener una rápida accesibilidad a la información.

Hoy en día, en la Ciudad existen sólo doce Ferias Itinerantes de Abastecimiento Barrial (FIAB). Son anteriores a la creación de las comunas, por lo tanto no tienen criterio comunal. Van rotando y carecen de puestos de expendio que cubran con todos los productos que forman parte de la Canasta Básica familiar. Dada esta razón, queremos que las nuevas ferias incorporen todo tipo de productos: carnes blancas y rojas, chacinados, lácteos, entre otros. Además, los precios de algunos artículos son generalmente más altos que en muchos lugares del conurbano bonaerense y existen muchas diferencias entre los mismos barrios porteños. Este viejo esquema complementaría al nuevo y se está tratando en diversas comisiones.

Según el artículo 46 de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires, “la Ciudad garantiza la defensa de los consumidores y usuarios de bienes y servicios contra la distorsión de los mercados y el control de los monopolios que los afectan (...)”. Como pocos saben, de los tres representantes que tiene el Mercado Central, uno pertenece a Ciudad y este aspecto es muy poco difundido por el gobierno de Mauricio Macri. Nuestra propuesta es que este delegado sea el que entregue una vez por semana, o bien cada dos, una lista de referencia con la media de precios del Mercado, que permita ordenar la demanda de los porteños, principalmente de los que concurren a las ferias. De esta manera, habrá un Estado presente. Además, es necesario actualizar y difundir la lista de precios, mediante la página web habilitada, como lo indica el artículo 6 de la Ley 1493 “(...) La autoridad de aplicación publica semanalmente en Internet la información recibida conforme con el Art. 4º integrándola en una base de datos única que debe relacionar la fecha, el precio, el producto y el local donde se expende (...)”.

Por otra parte, estas treinta ferias deberán ser generadoras de empleo. Se pondrá especial cuidado en no perjudicar a los pequeños comerciantes, tratando de integrarlos. El objetivo final es lograr una realidad donde todos los minoristas tengan una oferta de precios y una ganancia razonable. Todos los porteños tienen derecho de acceder a una oferta múltiple, a precios populares. Es nuestro deber crear las herramientas necesarias. Estamos convencidos de lo importante que es para los consumidores poder administrar sus gastos, principalmente en aquellos artículos de primera necesidad. Para esto, necesitamos del apoyo de todos los bloques en la Legislatura de la Ciudad para transformar en ley este proyecto.

Salir de la lógica que nos imponen las grandes cadenas de comercialización en la cual pareciera que los porteños no tenemos alternativas de contar con precios justos, es poder desarrollar nuevos núcleos de distribución, que combatan la intermediación parasitaria y la apropiación monopólica de la renta comercial. Este es el reto planteado.

* Legislador porteño del FpV.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.