EL PAíS › EN EL ACTO POR EL DIA DE LA BANDERA, LA PRESIDENTA MANIFESTO LA VOLUNTAD DEL GOBIERNO DE NEGOCIAR CON LOS BONISTAS

“Llegar a un acuerdo beneficioso e igualitario”

Cristina Kirchner sostuvo que su voluntad es cumplir con los bonistas que ingresaron “y también con los que no ingresaron” en el canje. Pero resaltó que pretendía una negociación justa de acuerdo con las leyes nacionales.

 Por Nicolás Lantos

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner manifestó la voluntad de su gobierno de “cumplir con el 92,4 por ciento” de bonistas que ingresaron al canje de deuda argentina defolteada, “y cumplir también con los que no ingresaron” en el marco de una negociación “justa” en concordancia con “la Constitución, a las leyes nacionales y a los contratos que se firmaron” con todos los tenedores de deuda. Para instrumentar esto, la mandataria instruyó a los abogados que representan los intereses del país ante los tribunales de los Estados Unidos que “le soliciten al juez” Thomas Griesa “que genere las condiciones para poder llegar a un acuerdo que sea beneficioso e igualitario para el 100 por ciento de los acreedores”. En su mensaje, la Presidenta también prometió resolver este problema durante su mandato para evitar dejarle “una papa caliente” a quien la suceda el año que viene.

El anuncio se hizo en el marco de las celebraciones del Día de la Bandera, en la ciudad santafesina de Rosario, en un acto del que participaron también el gobernador de esa provincia, Antonio Bonfatti, y la intendenta Mónica Fein. Los dos dirigentes socialistas, opositores al Gobierno, también hicieron un llamado a la unidad nacional en defensa de la soberanía ante “la especulación financiera”, y respaldaron la posición del Gobierno de “negociar en función de los intereses de todos los argentinos”. Antes del discurso presidencial se anunció la creación de un nuevo billete de diez pesos con la imagen de Manuel Belgrano, y luego del acto político hubo un festival musical del que participaron miles de rosarinos (ver aparte).

“Condiciones justas”

El mensaje de Fernández de Kirchner en Rosario fue escuchado con atención no sólo en la Argentina, donde llegó a todos los hogares mediante la cadena nacional; también en Nueva York, donde reside el juez Griesa, que en sus audiencias por el caso de los fondos buitre contra la Argentina demostró seguir en detalle y sopesar para sus sentencias el contenido de los discursos presidenciales. Hacia allí estuvieron dirigidas también las palabras de la jefa de Estado, cuando ratificó su voluntad de “cumplir con el 92,4 por ciento” de acreedores “que accedió a ingresar al canje del 2005 y de 2010”, y “también cumplir con los que no ingresaron” de acuerdo con lo decidido por el magistrado neoyorquino.

De esta forma, CFK confirmó que la Argentina buscará evitar el default a través de una negociación con los bonistas que no adhirieron al canje: el mensaje llegó pronto y, minutos después del discurso presidencial, las acciones argentinas en la Bolsa de Nueva York experimentaban una recuperación. Sin embargo, al igual que el lunes en su mensaje por cadena nacional y tal como hizo el día siguiente el ministro de Economía, Axel Kicillof, la Presidenta insistió en que la negociación sólo se llevaría a cabo bajo “condiciones justas” que permitan honrar todos los compromisos adquiridos por el país. CFK tuvo un claro elogio para la capacidad de negociación de su ministro, recordando la solución aportada por Kicillof ante el Club de París y Repsol.

“La Argentina, como siempre, va a estar dispuesta a dialogar”, insistió la mandataria, aclarando que eso se hará siempre en el marco de lo establecido por la legislación nacional. “Soy la presidenta de la República Argentina y he jurado por la Constitución de la Nación Argentina para hacer cumplir sus leyes”, y es bajo esas premisas que se buscará alcanzar “un acuerdo que sea beneficioso e igualitario para el 100 por ciento de los acreedores, porque hay normas que cumplir y leyes que respetar aquí y también en el país donde se dictó la sentencia”.

Esas son las instrucciones que, a través de Kicillof, Fernández de Kirchner impartió a los abogados que representan al país en esta causa: “Es necesario que se le generen a la Argentina las condiciones para poder negociar en este marco –destacó–. Porque hemos dado muestras de que somos personas capaces de sentarnos a negociar y acordar”. En ese sentido recordó: “Durante mucho tiempo nos corrieron con que no cumplíamos nada, a Néstor en 2005, hasta que finalmente llegó el primer canje; luego, cuando llegamos al segundo canje; luego, con el Club de París; luego, con el Ciadi. Entonces, ¿quiénes son los que no quieren negociar? Los argentinos queremos negociar”, aseguró.

Unidad y responsabilidad

El mensaje de la Presidenta también puso la lupa sobre lo que sucede en otras partes del planeta. “Curiosamente, los que siempre nos señalaron a nosotros como atolondrados o imprevisibles, o que tomábamos decisiones de arrebato y un día pensábamos una cosa y otro día pensábamos otra, son los que precisamente tienen ya hace bastante tiempo el mundo patas para arriba”, graficó. Y recordó que hace un año, en la conferencia del G20 en San Petersburgo, se debatía invadir Siria, pero hoy las potencias que intentaban convencer a los demás países de esa guerra, “están conversando con Siria y con Irán para intervenir como aliados en Irak”. “En lo financiero, el panorama es igual de preocupante, con Europa devastada y varios países reestructurando permanentemente su deuda, porque al vencimiento no la pueden pagar.”

En contraste puso el ejemplo argentino: “Los imprevisibles, los que no cumplíamos, venimos bancando que Inglaterra siga ocupando las Malvinas y, sin embargo, sólo estamos reclamando política y diplomáticamente porque ése es el camino”, dijo, levantando el aplauso de veteranos de la guerra que estaban entre los invitados especiales para la jornada. “Nadie nos va a apartar de ese camino, porque somos un pueblo pacífico, porque creemos en los derechos humanos para todos los pueblos”, afirmó.

En un toque irónico, agregó que muchos sectores opositores no entienden la política que lleva adelante el gobierno porque “escriben cosas ellos mismos sobre mí en los diarios, después las leen y se las terminan creyendo”. Y otro factor “con el que tenemos que cargar”es de género, ya que “se le adjudica a las mujeres siempre un cachito de hormonas diferenciales a la hora de tomar decisiones”.

La Presidenta sostuvo finalmente que las dos grandes virtudes necesarias para afrontar la delicada situación con los fondos buitre son la unidad y la responsabilidad. “La unidad nacional es una posición que ningún argentino puede dejar de observar a la hora de defender los grandes intereses nacionales que están más allá de los gobiernos de turno”, sostuvo en primer lugar, haciendo un llamado a “sobreponerse a las banderías políticas, ideológicas y partidarias, y pensar, aunque sea por única vez, primero en la República Argentina”.

Por último prometió “defender” los intereses del país. “Sería muy fácil hacer lo que hicieron los que nos precedieron: prometerle a cualquiera la Luna, firmar cualquier cosa, total el que viene, que se haga cargo. No cuenten conmigo para hacer cualquier cosa; sí para hacer lo que debo, siempre estoy dispuesta a cumplir con mi deber, pero nunca rifar a la Patria –concluyó CFK–. No vamos a hacer lo mismo que hicieron con nosotros, que nos dejaron o nos tiraron un país con las papas calientes. Al contrario: pagamos y lo hicimos con inclusión social.”

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Kirchner encabezó la celebración por el Día de la Bandera frente al Monumento en Rosario.
Imagen: Darta/dsl
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.