EL PAíS › SERVINI SOLICITO INFORMACION A LA ROSADA POR LA CAUSA DE LA EFEDRINA

Un pedido a Casa de Gobierno

El secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, informó que recibió el escrito de la magistrada y que será contestado, lo que requerirá dos o tres días hábiles. Servini está enojada desde que fue cuestionada por dar información sobre el nieto de Estela Carlotto.

Visiblemente molesta, la jueza federal María Romilda Servini de Cubría salió a decir ayer que “hay algunos llamados de Casa Rosada con algunos narcos”. Sin embargo, inmediatamente aclaró que el entrecruzamiento de llamadas era entre “los hermanos Zacarías” –la jueza los mencionó así– y alguien de la Casa Rosada. Los hermanos Zacarías, señalados como los supuestos “narcos”, trabajaban uno en la Sedronar, uno en el PAMI y dos en la Casa de Gobierno. La jueza, además, reclamó que le contesten un oficio sobre quién utilizaba unas veinte líneas de internos de la Casa Rosada, oficio que llegó al Gobierno recién ayer a la mañana. El secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, obviamente dio instrucciones de que se conteste el oficio, algo que requerirá dos o tres días hábiles. Servini igual se despachó con la amenaza de que si no le contestan, va a allanar la Casa de Gobierno.

La magistrada hace días que viene exhibiendo un marcado enojo que surgió a partir de un choque por el expediente sobre Ignacio Guido Montoya Carlotto (ver aparte). En ese contexto, ayer se despachó con la frase de las comunicaciones entre narcos y la Casa Rosada y la amenaza prematura del allanamiento.

Ya en el año 2009, el periodista de Página/12 Horacio Verbitsky advirtió que entre 2004 y 2008 se habían importado casi 48 toneladas de efedrina, de las cuales 41 se desviaron a manos de personas procesadas o denunciadas por maniobras de narcotráfico. Por entonces, el registro de precursores químicos, como la efedrina, estaba en manos de la Sedronar, encabezada por José Granero y Gabriel Abboud. Cuando un comité científico, creado por Aníbal Fernández e integrado por prestigiosos juristas, advirtió sobre la falta de control y el vínculo entre personas de la Sedronar y los laboratorios que desviaban la efedrina, el control pasó a la Anmat y los desvíos sospechosos se redujeron de 41 toneladas a 24 kilos. Verbitsky siempre remarcó que la idea de que todos los controles sobre la efedrina estuvieran en manos de la Sedronar era apadrinada por la DEA norteamericana y la SIDE que, según parece, jugaban de locales en la secretaría. Los hombres fuertes de la Sedronar, Granero y Abboud, terminaron procesados por Servini hace un mes por desvío de efedrina hacia narcos mexicanos.

En el día de ayer también se produjo otro hecho trascendente vinculado con el tema: fueron condenados cinco empresarios por tráfico ilegal de casi trece toneladas de efedrina. Entre ellos figura Augusto Abraham, a quien se le impuso una pena de 11 años de prisión. Según consignó Verbitsky, Abraham se movía como pez en el agua en el despacho de Granero en la Sedronar y su ex pareja, Sandra Oyarzábal, que trabajaba también en esa secretaría, ayer resultó imputada por falso testimonio en el juicio de la efedrina. Las condenas fueron producto de un juicio encabezado por el Tribunal Oral Federal N° 4.

Cuando Servini habla de las llamadas a la Casa Rosada, que primero dijo que eran de narcos y después aclaró que se refería a los hermanos Zacarías, apuntó a Miguel –que según testimonios era un hombre fuerte de Granero–, que llamaba desde la Sedronar y aparentemente se comunicaba con los dos hermanos que trabajaban en Casa Rosada: Rubén en Ceremonial, hasta enero de 2013, y Luis, que está como empleado de planta desde 1991. Hay un cuarto hermano, Máximo, que estuvo en el PAMI y que, según testimonió un funcionario de la Sedronar, se interesó por la importación de una partida de mil kilos de efedrina.

Anoche, el secretario de la Presidencia, Oscar Parrilli, confirmó que durante la mañana ingresó el oficio de Servini de Cubría con un listado de veinte internos de la Casa Rosada sobre los que quiere saber. Concretamente preguntó quién recibía llamados en esos internos. “Como siempre –dijo Parrilli–, contestaremos el oficio en el plazo legal correspondiente.” Se supone que a más tardar el miércoles estará la respuesta al oficio de la jueza.

Compartir: 

Twitter
 

María Romilda Servini de Cubría amenazó con allanar la Casa Rosada si no le dan la información.
Imagen: AFP
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.