EL PAIS › COMIENZAN LAS ELECCIONES DE NUEVOS MIEMBROS DEL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA

El voto de los jueces y los abogados

El organismo que selecciona y evalúa a los magistrados renovará a once de sus trece integrantes entre este mes y diciembre. Primero votarán los abogados y los jueces. Las listas que se postulan y los posicionamientos políticos.

 Por Irina Hauser

El Consejo de la Magistratura cambiará en forma progresiva once de sus trece miembros desde septiembre hasta fin de año. Será con el método tradicional, por el cual los integrantes de cada corporación eligen a sus representantes. Primero irán a las urnas los abogados y los jueces, que votarán a sus consejeros, luego lo harán las universidades y al final los bloques del Congreso. Por el momento nada hace suponer que se vaya a modificar sustancialmente la relación de fuerzas que existe dentro del cuerpo, donde en las decisiones importantes suele hacer falta un voto que rompa la situación de empate entre el oficialismo y un bloque opositor que integran radicales, jueces y abogados. Pero no está todo dicho, ya que hay ciertos aires de cambio: las tres listas de jueces en pugna, incluso la más tradicional, tienen aval silencioso del kirchnerismo, aunque la más progresista corre riesgo de perder espacio. En las listas de abogados, en cambio, tallan el radicalismo, el PRO y el massismo.

El Consejo de la Magistratura viene de una larga parálisis que comenzó a revertirse lentamente desde que llegaron al cuerpo los camporistas Julián Alvarez (representante del Poder Ejecutivo) y Eduardo “Wado” de Pedro (diputado del Frente para la Victoria). Este año modificaron el reglamento y dinamizaron algunos concursos. Los expedientes acusatorios –como los de Norberto Oyarbide, Claudio Bonadio o Daniel Rafecas– por ahora han hecho más ruido que otra cosa. De los trece integrantes actuales del organismo, seis son kirchneristas (entre ellos está el consejero académico) y el bloque restante está compuesto por dos radicales, tres jueces y dos abogados. Este segundo grupo muchas veces funcionó como oposición, aunque también de ahí suele salir el voto que produce el desempate.

Los consejeros más próximos a cambiar son los jueces y los abogados, que serán elegidos por sus pares este mes. Para los jueces, en particular, el Consejo es un espacio de poder enorme, ya que en ese organismo se juega mucho de lo que los concierne: allí se los elige o asciende y allí se los sanciona. Los abogados también aspiran a lograr su influencia y aspiran a generar más chances de llegar a la toga para quienes no tienen carrera en tribunales. Las consignas de campaña suelen repetirse con el paso de los años y entre las distintas listas: todas quieren jueces independientes, todas quieren que los concursos se hagan más rápido y que los procesos acusatorios sean expeditivos. Pero, más allá de las propuestas, circulan campañas sucias y mensajes de descrédito en panfletos y frases en la web.

Cambio de togas

Los jueces de todo el país elegirán a sus tres consejeros el 23 de septiembre. Las listas en pugna son las de siempre. La Bordó, que es la más conservadora, está encabezada por Luis Cabral, actual presidente de la Asociación de Magistrados, subrogante en la Cámara de Casación Penal y cuestionado por haber llegado allí a dedo, sin el sorteo que establece la ley. Políticamente es un hombre que viene de la izquierda nacional de Jorge Abelardo Ramos y que apoyó al peronismo. Hoy es un hábil negociador con diversos interlocutores. En la fórmula lo secunda la chaqueña Zunilda Niremperger, cercana al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y una de las juezas recibidas este año por el papa Francisco. En esta misma lista está, por ejemplo, Manuel Blanco, el juez electoral de La Plata que hace unos días pidió la competencia para investigar la apropiación de Ignacio Guido Montoya Carlotto, el nieto de Estela de Carlotto.

La lista Celeste, más progresista, tiene como primera candidata a una mujer, Gabriela Vázquez, camarista laboral, peronista de Lanús. En el tribunal coordina una comisión especializada en mo-bbing (acoso laboral) y ha escrito varios trabajos en defensa de la propiedad comunitaria de las tierras de los pueblos originarios. Una campaña en su contra ha hecho circular, como si fuera algo que la desprestigia ante la comunidad judicial, una foto suya con la procuradora Alejandra Gils Carbó y volantes que la asocian con Justicia Legítima, a cuyos encuentros o debates han asistido muchos jueces, aun sin ser parte de la organización. A Vázquez la secunda Fabián Asís, juez de tribunal oral de Córdoba. La Celeste se partió cuando el juez de Bariloche, Leónidas Moldes, se ofendió porque él quería ser el primer candidato. Ahora lleva su propia lista, Compromiso Judicial, pero aliado con Cabral. En un caso conocido, Moldes –ex secretario de Alberto Piotti– llevó a juicio a la profesora de matemática Marina Schifrin por cortar una ruta en defensa de la escuela pública. Este año, en un juicio por crímenes dictatoriales en Neuquén, interrumpió el alegato del fiscal en el momento en que empezó a hablar sobre la complicidad de jueces con el aparato represivo: le dijo que no era un tema de ese expediente.

En la actualidad, dos de los consejeros jueces son de la lista Bordó y el otro es de la Celeste. El padrón de votantes es de 778 jueces y suele votar el 85 por ciento. Se usa el sistema D’Hont. Las últimas elecciones fueron peleadas, pero la existencia de tres listas podría llegar a perjudicar a la Celeste y dejarla afuera del Consejo. En otros tiempos, la Bordó se presentaba como antikirchnerista, pero ahora está en son de paz, lo que no quiere decir que la sintonía dure para siempre.

Voto letrado

El minibloque de los abogados, quienquiera que gane como consejero, amaga con seguir integrado por disidentes totalmente ajenos al oficialismo. De los actuales, uno es radical y el otro responde al PRO, aunque llegó en un acuerdo con la UCR. La agrupación Gente de Derecho –que lidera el Colegio de Abogados de Capital Federal y que ahora no tiene representantes en el Consejo– aspira a que entre como consejera la abogada Adriana Donato, una civilista que integra el tribunal que lleva adelante el juicio político contra el fiscal José María Campagnoli. Donato ha defendido al fiscal: rechazó suspenderlo en diciembre y le dio la razón en diversos planteos. La acompaña en la fórmula el ex fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires, Germán Garavano, contratado este año por el macrismo para un estudio sobre transferencia de organismos nacionales con jurisdicción en cuestiones penales. El nombre del segundo fue fruto de una batalla en la que triunfó el secretario legal y técnico macrista Pablo Clusella sobre el presidente de Boca, Daniel “Tano” Angelici, siempre presente en negociaciones judiciales.

Gente de Derecho –que lleva el sello del ex titular del Colegio, Jorge Rizzo– concentra apoyos de macristas, del Frente Renovador y algunos partidos de izquierda. Su principal oponente es la lista Cambio Pluralista, que lidera Alejandra García, una radical, del Consejo de la Magistratura porteño, que representa un acuerdo con el Colegio de Abogados de la calle Montevideo (el que apoyó golpes de Estado) y que se postula junto con Víctor Zamenfeld.

La pulseada entre los abogados cobró un aire enrarecido días atrás cuando a un miembro de la lista de Abogados Pluralistas le cayó una bomba molotov en su auto, en Hurlingham, y sugirió alguna relación con la lista oponente. Los abogados capitalinos serán los primeros en votar, el 9 de septiembre. Otras dos listas participan de la partida. De 50 mil abogados suelen votar unos 10 mil.

Los abogados de las provincias tienen una elección aparte, el 26 de septiembre, con cuatro nombres en pugna: Miguel Alberto Piedecasas es un santafesino con aval del titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, apoyo massista y radical también; César Grau es el candidato de los abogados de la Caja de Abogados, que preside; Carlos Andreucci, ex titular de la Federación de Colegios de Abogados (FACA), tiene apoyo de parte de esa entidad y del PJ provincial; y Alvarado Belloso es el candidato del PRO.

Compartir: 

Twitter
 

En la actualidad, en el Consejo hay una situación de virtual empate entre el oficialismo y un heterogéneo bloque opositor.
Imagen: Luciana Granovsky
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.