EL PAIS › OTRO EX AGENTE DE LA SIDE DECLARO POR LA AMIA

“Dudo del informe final”

Uno de los ex jefes de la SIDE que más participó de la investigación del atentado a la AMIA, Patricio Pfinnen, puso en duda ayer la identidad del supuesto conductor suicida, el libanés Alí Husein Berro, que se inmoló en el ataque ocurrido el 18 de julio de 1994, según el informe realizado por la Secretaría de Inteligencia. “Dudo de ese informe final y me sorprendió el dato del suicida porque era un dato sobre el que trabajamos dos años y después descartamos porque las fuentes fallaron y no era muy seguro”, explicó Pfinnen ayer al declarar en el juicio oral del atentado.
Pfinnen fue despedido de la SIDE en diciembre del 2001 junto a su segundo, Alejandro Brousson, y al agente Luis González, debido a un sumario interno por presuntas irregularidades durante la investigación. Hasta ese momento, Pfinnen coordinó los dos grupos que se dedicaron exclusivamente al atentado, dentro y fuera del país.
En el primer tramo de su declaración, el miércoles, Pfinnen comprometió más la situación del juez federal Juan José Galeano, al asegurar que fue él quien ordenó el pago de 400 mil dólares a la esposa del principal acusado de la causa, el armador de autos Carlos Telleldín. Ayer, se dedicó a poner en duda partes del informe final presentado por la SIDE.
“Me llamó la atención que en ese informe Berro fuera mencionado como suicida porque durante dos años infiltramos el Líbano y cuando hubo que producir más pruebas sobre el inmolado, el trabajo se nos vino abajo, la fuente fue eliminada”, sostuvo el ex jefe de inteligencia. Pfinnen especuló que ese trabajo “incompleto” debió ser recuperado entre los papeles de lo que fuera su base de operaciones hasta que lo echaron. “Tal vez encontraron algo para completarlo. En la SIDE parece que algunas cosas se encuentran y otras no”, ironizó.
La identificación del conductor suicida del coche bomba como el libanés Alí Husein Berro fue difundida en un informe sobre la conexión internacional del atentado confeccionado durante la gestión de Miguel Angel Toma y confirmada luego desde Israel, según fuentes judiciales.
Pfinnen había trabajado cuatro años como delegado de la SIDE en Israel hasta que volvió al país en 1993. Ayer contó que durante su estadía en Medio Oriente advirtió a sus jefes sobre la posibilidad de que el conflicto árabe-israelí pudiera extenderse a otros países. No obstante, aclaró que jamás pensó que pudiera ocurrir un atentado en Argentina.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared