EL PAíS › FUNCIONARIOS DEL GOBIERNO REITERARON LAS CRíTICAS HACIA UN SECTOR DEL PODER JUDICIAL

“Se expresan como grupos facciosos”

Aníbal Fernández, Jorge Capitanich y Carlos Tomada respaldaron las palabras de la Presidenta sobre el “bautismo del partido judicial”. “Se han metido en lo que no se tienen que meter”, dijo el secretario general de la Presidencia.

Las principales voces del oficialismo coincidieron con el análisis que realizó la presidenta Cristina Fernández vía la red social Facebook y apoyaron su postura de definir a los organizadores de la marcha del 18 de febrero pasado como “el partido judicial”.

El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, afirmó que los fiscales actuaron “en forma partidaria” el pasado miércoles, lo que podría abrir la puerta a “especulaciones políticas en lugar de la búsqueda de la verdad, que es lo que debe hacer un magistrado”. En ese sentido, añadió que “se han metido en lo que no se tienen que meter” porque “la misión más delicada que tiene el Poder Judicial es mantenerse dentro de la órbita de su jurisdicción”.

En declaraciones a la prensa antes de ingresar a la Casa Rosada, Fernández evaluó que, con “la presencia de estos cinco defensores de la República” en la marcha, “lo que han hecho es hacer un gesto que no le tiene permitida su propia reglamentación, que colisiona con la jurisprudencia de la Corte. Se han metido en lo que no se tienen que meter”.

Fernández aseguró que un fiscal “le dijo a un hombre cercano” al Gobierno ´acá tiene que haber sangre`”, pero no quiso revelar de quién se trataba. También cuestionó que Nisman hubiera pensado en hacer una presentación ante la ONU para solicitar la extradición de los iraníes procesados. “Un fiscal no puede hacer pedidos en el organismo internacional”, explicó el secretario general de la Presidencia. Y dijo que ese escrito sería valioso para comprobar la “sumatoria de delirios” que se sucedieron vinculados con la denuncia de Nisman, que incluyó un borrador con el pedido de detención de la Presidenta.

En la misma sintonía, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, vinculó durante su conferencia de prensa matinal a la oposición con “el comportamiento de determinados grupos internos del Poder Judicial, que se expresan como grupos facciosos, con un interés corporativo determinado, para promover actitudes desestabilizadoras”. “Por eso –agregó– funcionan, como dijo la Presidenta, como un partido judicial de neto corte opositor, con conductas que han merecido el repudio del pueblo.”

En su habitual contacto con periodistas en la Casa de Gobierno, el funcionario describió la situación política desde la existencia de “dos proyectos antitéticos, profundamente confrontativos”. “Argentina hoy está ante una contradicción de carácter estructural: democracia versus corporaciones; los partidos políticos de signo opositor pretenden ser gerentes de los intereses corporativos y nosotros pretendemos ejercer la voluntad popular”, opinó y vaticinó que “el debate se va a dar en el contexto de esta democracia intensa, profunda”.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, se expidió en el mismo sentido ayer, al coincidir “plenamente” con el análisis de la Presidenta: “Es el análisis que corresponde frente a unos jueces y unos fiscales que extorsionan la democracia y defienden intereses de pocos, frente a medios monopólicos que ocultan la verdad, frente a grupos económicos concentrados que quieren mantener niveles de megaganancias”.

Para el ministro de Trabajo, la marcha del 18F implicó una “plataforma de lanzamiento político, partidario, berreta y electoralero”. Consideró que la movilización “ratifica la plena e irrestricta libertad de expresión que hay en nuestro país” y a la vez demuestra “un lamentable uso del dolor”: “Acá hubo gente que se manifestó por su demandas de justicia y solidaridad con la familia Nisman, pero también ha habido una clara utilización de esta cuestión al servicio de intereses no expresados, que sobre todo buscan confundir”.

“Es el momento de estar junto a ella”, remarcó sobre la Presidenta Tomada, quien también aprovechó para convocar a la concentración oficialista frente al Congreso el próximo domingo, durante la apertura de las sesiones legislativas ordinarias. “El 1º de marzo que nos tiene que encontrar (en la Plaza del Congreso) a todos los que sabemos que este proyecto ha cambiado la vida de los argentinos, que ha mejorado la vida de todos, que tiene mucho que hacer, pero que todo lo que nos falta está por el camino por el que vamos.”

Compartir: 

Twitter

El secretario general de la Presidencia, el ministro de Trabajo y el jefe de Gabinete.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.