EL PAIS › DIJO QUE REIVINDICABA LAS BANDERAS DEL PERONISMO Y SALIERON A CRITICARLO

Macri, el primer trabajador

Después del anuncio del acuerdo con Reutemann, Macri dijo que reivindicaba ciento por ciento las banderas del justicialismo. Desde el kirchnerismo le recordaron sus vínculos con el menemismo. “Que se afilie al PJ y compita”, lo desafiaron.

Luego de anunciar la incorporación del senador peronista Carlos Reutemann a sus filas, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, ayer dio un paso más en esa dirección y afirmó que reivindica “cien por cien las banderas del justicialismo”. Claro que añadió que rechazaba “lo que hizo el PJ en estos últimos 25 años”, con lo que de inmediato comenzó a recibir una ola de críticas desde el kirchnerismo. El diputado Carlos Kunkel le recordó sus “contratos” con “elementos corruptos del gobierno menemista”, al tiempo que la funcionaria sciolista y sobrina nieta de Eva Perón, Cristina Alvarez Rodríguez, señaló que Macri “no honra esas banderas” porque eso implicaría “no endeudar la Ciudad y achicar la brecha de desigualdad”.

“Yo reivindico cien por cien las banderas del justicialismo, que justamente se basan en la búsqueda de la justicia social, la igualdad de oportunidades, el ascenso social. Lo que no reivindico es lo que hizo el PJ en estos últimos 25 años”, aseguró ayer el líder del PRO, que el sábado pasado sorprendió con la incorporación del senador del bloque Santa Fe Federal a su armado. “Acá no se descalifica por haber creído en los fundamentos del peronismo. Lole es un tipo que creyó en esos fundamentos y actuó correctamente. No hay nadie que pueda decir algo de la trayectoria de Carlos Alberto Reutemann. Hay que levantar las mismas banderas, pero en forma correcta”, opinó.

Macri consideró que el problema son “aquellos que bajo esas banderas se preocuparon por ellos mismos” y, pese a ser un hombre de considerable fortuna, agregó que “es difícil encontrar un seco entre todos ellos: no se acordaron de la gente que los votó”. El jefe de Gobierno minimizó que Reutemann haya acompañado al ex presidente Carlos Menem al sostener que no está “para defender ninguna década pasada”, sino “para construir futuro”, y agregó que “hay que distinguir la buena gente de los que no se han portado bien”.

Carlos Kunkel salió al cruce del precandidato presidencial del PRO, a quien acusó de “firmar contratos con elementos de corrupción”. “Algunos justicialistas a él le gustaban, también las liquidaciones que hacían en la década del ’90”, ironizó. Luego de su acuerdo con Reutemann y su elogio a las causas de Perón, el diputado lo desafió a unirse a la interna del partido: “Si quiere hablar del peronismo, que Macri se afilie al PJ y discutimos la interna en agosto”.

También desde el sciolismo cuestionaron los dichos del jefe de Gobierno: “Honrar las banderas del peronismo es no endeudar la Ciudad en dólares ni reprimir en el Borda; no criticar cuando un paciente de la provincia se atiende en la Ciudad y achicar la brecha de desigualdad, no como en la Ciudad, que bajo la gestión del PRO se amplió dejando a miles de porteños excluidos”, criticó la ministra de Gobierno bonaerense, Cristina Alvarez Rodríguez, sobrina nieta de Eva Perón. “Para honrar al peronismo tenés que haber practicado la justicia social, la independencia económica y la soberanía política como lo hicieron Néstor Kirchner, Cristina Fernández y Daniel Scioli”, consideró la precandidata a la gobernación bonaerense.

El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, también puso en duda la autenticidad del peronismo profesado por el ex gobernador santafesino y súbitamente defendido por Macri: “Reutemann no se ha caracterizado por ser un cuadro del peronismo. Es alguien que, porque corría en auto, alguien lo invitó a participar del peronismo y participó. Pero que venga del peronismo es otra cosa”, señaló y se ocupó de aclarar que “es distinto” al caso del gobernador bonaerense Daniel Scioli, que también desembarcó en la política luego de una trayectoria deportiva, porque “el gobernador tiene mucha más participación” dentro del partido.

En tanto, el gobernador de Entre Ríos y precandidato presidencial, Sergio Urribarri, recordó en Twitter otra “reivindicación peronista” de Macri, al recordar unas declaraciones de 2001 del diputado y asesor económico del candidato, Federico Sturzenegger, quien –por ese entonces funcionario con Domingo Cavallo– evaluaba que con los recortes de sueldos dispuestos por el gobierno de Fernando de la Rúa se cumpliría con el “déficit cero” que reclamaban los organismos internacionales.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, ahora también busca cosechar en el peronismo.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.