EL PAIS › DESPUES DEL ESCANDALO, SE CONOCIO EN SANTA FE EL RESULTADO DE LAS PRIMARIAS

La diferencia se fue achicando

A dos semanas de las PASO, el escrutinio definitivo acortó la brecha entre la lista del PRO y el frente de socialistas y radicales, que se redujo de 5493 a 3393 votos. El FIT alcanzó el piso de las primarias y habrá cinco candidatos a la gobernación.

Dos semanas después de las elecciones primarias, Santa Fe tiene el resultado final de las PASO. A quince días del escándalo por las 800 mesas no contabilizadas, el escrutinio definitivo confirmó como ganador al PRO, cuya lista encabezó el cómico Miguel Del Sel, pero en un empate técnico con el Frente Progresista, actual gobierno en la provincia. El recuento acortó la brecha entre la lista del macrismo y el frente de socialistas y radicales, que quedaron a una distancia de sólo 3393 votos, menos de los 5493 que se habían informado en el recuento provisorio.

Los números oficiales de la Justicia Electoral santafesina establecieron que la boleta Del Sel obtuvo 536.480 votos, seguido por el socialista Miguel Lifschitz con 376.627 y por Omar Perotti, del Frente para la Victoria, que reunió 365.239.

En la cuenta por partidos, Unión PRO obtuvo los 536.480 de su candidato único y el Frente Progresista 533.087, ya que a los 376.627 votos del socialista Miguel Lifschitz se suman los 154.460 de su adversario interno, el radical Mario Barletta.

El conteo definitivo mostró que el Frente de Izquierda consiguió superar el piso del 1,5 de los votos emitidos y competirá en las generales con su candidato Octavio Crivaro, que tuvo 39.040 sufragios.

La elección del 14 de junio, donde se definirá al sucesor del socialista Antonio Bonfatti, tendrá así cinco aspirantes a la gobernación: Del Sel, Lifschitz, Perotti, Crivaro y, por el Frente Renovador, Oscar Martínez, que consiguió 131.313 votos, imponiéndose en la interna al ruralista Eduardo Buzzi.

Como parte de las obligadas redefinciones de sus campañas, los candidatos deberán pensar en cómo acercar a las urnas a los casi 900 mil electores que no participaron de las primarias y que, en un padrón de dos millones y medio de votantes, tienen un peso significativo.

Con la entrada a la segunda etapa de las elecciones, se comienzan a ver nuevas definiciones y otros gestos. Del Sel, tal vez envalentonado con su buen desempeño, defendió a su colaborador económico Juan Carlos Mercier –ex ministro de la dictadura y de Carlos Reutemann– como “un tipo con una experiencia y capacidad extraordinarias”. Luego cargó contra los trabajadores estatales: “Los santafesinos tienen que tener más aspiraciones que ser empleados públicos”, declaró. La cúpula del gremio UPCN, que tiene con el PRO un acuerdo político, no hizo comentarios. Los docentes también recibieron su mensaje, ya que el referente de los equipos de educación, Miguel Seddoff, vinculó la capacitación de los maestros con sus eventuales salarios. Los dirigentes de los gremios docentes le salieron al cruce y advirtieron que en Unión PRO ya está pensando en “cómo congelar salarios”.

Los socialistas tomaron nota de que perdieron la elección en Rosario. En el círculo de Lifschitz apuntan que, si quieren dar vuelta el resultado de las PASO, deben recuperar a los que lo votaron masivamente durante una década. En este camino, el candidato dejó de lado su discurso de “ganador” con el que hizo campaña para las primarias para contrastar ideas y gestión con el PRO. El fin de semana llamó a los santafesinos a “no comprar espejitos de colores”. En un reportaje con el diario La Capital, recordó “cuántos fracasos hemos sufrido en la Argentina, cuántos perdieron su trabajo por haber comprado los espejitos de colores de aquellos que venían con soluciones rápidas”. Y advirtió que “hay cambios que son para atrás, que nos hacen perder conquistas, perder derechos y oportunidades”.

Perotti, por su parte, logró perforar el piso de votos que el justicialismo cosechó en las últimas elecciones provinciales. El postulante alcanzó la meta que se había puesto para las PASO de superar los 20 puntos, quebrando la polarización de los comicios. Fueron los fiscales del candidato los que denunciaron el faltante de 240 mil votos en el recuento provisorio.

En las generales del 14 de junio se votará gobernador y vice, 19 senadores y 50 diputados provinciales, intendentes, presidentes comunales y concejales.

Compartir: 

Twitter
 

El macrismo reunió 536.480 votos, el Frente Progresista 533.087 y el Frente para la Victoria 365.239.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared