EL PAíS › LOS PASOS PARA USAR LAS NUEVAS MAQUINAS EN LA ELECCION DE MAÑANA

Cómo es el voto electrónico

No hay más cuarto oscuro, pero las pantallas se ponen como para que nadie vea qué se elige. Cómo cortar boleta, para qué sirve el troquel y cómo se cuentan los votos. Las medidas de seguridad y la velocidad del conteo.

Porteñas y porteños van a votar mañana por primera vez con una máquina y la novedad del sistema despierta inquietudes. “Hay que explicar que cambia la escenografía del acto electoral, no estará más la mesa con las autoridades, las urnas y los padrones en los pasillos de las escuelas, ni el cuarto oscuro será el aula, todos estarán en el mismo lugar frente a la máquina de votación”, explicó a Página/12 Alejandra Tadei, secretaria judicial de Asuntos Originarios del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad, con competencia electoral. La funcionaria recordó que la Justicia aprobó la implementación de este método luego de que se pronunciara en forma favorable una auditoría realizada por la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires. “El sistema es confiable, simple, comprobable físicamente, accesible, auditable, y cumple todos los principios legales”, apuntó Tadei.

–¿Cómo será el procedimiento?

–El elector o electora llega con su documento, en casi todos los casos al mismo lugar donde votó la vez anterior. Se verifica que figure en el padrón, el elector elige una boleta vacía, la autoridad de mesa corta el troquel, sólo para asegurar que luego la va a poner en la urna que le corresponde y no en otra. La boleta es un cartón rectangular de dos colores con una flecha. El elector camina a la máquina, ubicada de modo que la pantalla mire a la pared. Se coloca la boleta en la ranura de la máquina, que es mucho mayor que la de un cajero automático, la pantalla táctil cambia al insertar la boleta, propone votar por lista completa o, más abajo, votar por categorías, con el dibujo de una tijerita porque es el equivalente a cortar boleta. Si el elector elige lista completa la máquina muestra las seis agrupaciones políticas que presentan candidatos en orden aleatorio, con el logo del partido en colores, el nombre del partido, la foto de los candidatos a jefe de Gobierno, vice y primer diputado, además de los miembros de la junta comunal, a excepción de Camino Popular, que no tiene candidato a jefe y vice, y AyL que no tiene postulantes a comuneros. Entonces, toca la pantalla en el partido de su elección y se despliega la totalidad de la boleta como la de papel, las fotos, los nombres de los 30 diputados titulares más los 10 suplentes, además de los siete titulares a comuneros con sus cuatro suplentes. Cuando está seguro dice imprimir y sale lo que elector eligió.

–¿Cómo se puede verificar que el chip contenga la misma información?

–Hay que apoyarla sobre el verificador que tiene la máquina, son unos semicírculos anaranjados y amarillos, se autoverifica su voto, luego dobla la boleta para que no se vea porque no hay sobres.

–¿Qué pasa con los troqueles? ¿Para qué sirven?

–Se corta una parte del troquel, que luego se tira. Por ejemplo, si en una máquina hay mucha cola o hay un desperfecto puede imprimir la boleta en la máquina de al lado pero el troquel sirve para que la boleta vaya a la urna que le corresponde. No es constancia, recién tendrá la constancia del voto cuando firma el padrón, ahí sí le dan el comprobante. Tampoco es causa de nulidad, no pasa nada si no cortan el troquel.

–¿Se puede votar en blanco?

–En todas las pantallas está la opción de votar en blanco.

–¿Cómo se hace para “cortar” boleta?

–El sufragio puede ser por categorías, jefe y jefa primero, se elige un partido, luego pasa a la categoría siguiente que es diputados de la ciudad y comuneros. La pantalla te permite armar tu propia boleta antes de imprimirla. Para comuneros sólo va a mostrar los candidatos de esa comuna.

–¿Cómo será el escrutinio?

–Como siempre, cierra a las 18, todas las personas que están en el establecimiento votan en ese momento, la autoridad de mesa y los fiscales vacían la urna en una bolsa de plástico, el presidente delante de todos va sacando cada boleta, lee en voz alta lo que dicen, pone la máquina en “modo escrutinio”, se ve el contador en cero, y al apoyar cada una de las boletas se van sumando los votos. Cada fiscal puede ir controlando haciendo su propio conteo a mano o en un pizarrón.

–¿En qué punto es más rápida esta forma?

–Una vez que termina el resultado se cargan a mano los votos recurridos, nulos o impugnados. No se escrutan, se separan. Las actas de antes, hechas a mano, llevaban mucho tiempo, ahora la máquina imprime el cierre de la mesa y el escrutinio. Se firma, se imprimen los certificados para los fiscales que llevan un código QR para que lo puedan transmitir a sus partidos. Luego, el presidente de mesa coloca las boletas en la urna, le da el sobre de devolución de actas al delegado del Tribunal y transmite por Internet los resultado del escrutinio provisorio al Poder Ejecutivo, de ahí sale la información para los medios.

–¿Qué pasa si faltan autoridades de mesa?

–Las designadas se estuvieron capacitando en el juzgado federal 1, son unas 13 mil personas. En cada lugar de votación hay delegados del Tribunal Superior de Justicia que tienen instrucciones para mover a las autoridades de mesa, que son tres, para cubrir donde haga falta y por si alguna de las autoridades no está capacitada. En caso excepcional el delegado ejerce esa función.

–¿Qué pasa con los votos impugnados y anulados?

–El impugnado es cuando la autoridad duda de la identidad del elector y esa boleta no va a la urna sino a un sobre con un formulario para explicar la impugnación. Eso será analizado por la justicia. El voto anulado es si el elector rompe, raya o le pega un chicle, por ejemplo, a la boleta.

–¿Qué sucede ante un corte de energía?

–Las máquinas tienen batería propia por unas doce horas.

–¿Se puede ir a votar portando un teléfono celular?

–Sí, lo que no se puede es sacar fotos o hablar mientras estás votando.

–Ante la máquina una persona pide ayuda. ¿Qué hace el presidente de mesa?

–Asiste al votante desde la parte de adelante de la máquina, sin mirar lo que vota ni inducirlo. Tiene que ayudarlo a distancia.

–¿No hay registro del voto?

–No. La máquina no tiene memoria. En todo momento se preserva el secreto del voto, lo que no hay más es cuarto oscuro, pero nadie ve lo que se vota.

Compartir: 

Twitter
 

Las urnas van a pasar a la historia, un artefacto que ya no se va a usar.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.