EL PAíS › LAS NEGOCIACIONES EN EL SENADO ANTES DEL INICIO DE SESIONES

La pulseada por las comisiones

El bloque del FpV-PJ reclama la mayoría en todas las comisiones de la Cámara y la presidencia de las más importantes. En Cambiemos aseguran que se “respetará la mayoría numérica del FpV”, pero piden liderar los espacios que “hacen a la gobernabilidad”.

 Por Sebastian Abrevaya

A pocos días del inicio de sesiones ordinarias del Congreso, el Senado está terminando de reacomodar sus últimas piezas de cara a un año que todos los dirigentes auguran intenso. El massismo concretó la semana pasada la creación de un bloque propio de 3 miembros, formalizando así sus diferencias con el peronismo federal que quedó con 7 integrantes bajo la coordinación del puntano Adolfo Rodríguez Saá. El bloque del FpV-PJ se encuentra en plena discusión con Cambiemos por la integración y las autoridades de las comisiones. “Están muy duros, se ve que tienen problemitas con las matemáticas”, advierte un senador kirchnerista y agrega que su bancada tiene prácticamente el 60 por ciento de los legisladores del cuerpo, por lo que reclama la mayoría en todas las comisiones y la presidencia de las más importantes. “Los gestos de buena voluntad ya los tuvimos en diciembre”, completa otro hombre del FpV.

Mañana el Senado tendrá un día agitado. Se reunirá la comisión bicameral de trámite legislativo, que debe analizar la validez de dos DNU controvertidos del presidente Mauricio Macri. Por un lado, la creación de la Enacom, que eliminó la Afsca y la Aftic y derogó parcialmente la ley de medios audiovisuales y, por el otro, la anulación de la restitución del 15 por ciento de coparticipación a las provincias. Allí será clave la posición que tome el massista Raúl Pérez, que podría darle la primer derrota legislativa al PRO firmando el dictamen de rechazo junto al FpV-PJ.

Más tarde será el turno de la sesión preparatoria, en la que se validarán las autoridades de la Cámara. Se ratificará a Federico Pinedo como presidente provisional, al santiagueño Gerardo Zamora (aliado del FpV) como vicepresidente y al radical Juan Carlos Marino como vicepresidente primero. Como secretario administrativo continuará Helio Rebot, que asumió en diciembre de la mano de Gabriela Michetti, al igual que el ex diputado radical Juan Pedro Tunessi, que seguirá al frente de la secretaría parlamentaria. El único cambio será por parte del peronismo, que reemplazará a su histórico hombre de consulta, Juan Estrada, por el ex senador Eric Calcagno. Ex diputado nacional y ex embajador en Francia, Calcagno volverá a la Cámara alta como prosecretario parlamentario luego de haber concluido su mandato en 2011, en reemplazo de la ex presidenta Cristina Fernández.

Habitualmente, el Senado suele resolver la distribución y conformación de las comisiones en la sesión preparatoria, pero dadas las diferencias entre el oficialismo y la oposición la definición podría postergarse. La bancada comandada por Miguel Pichetto contabiliza entre 42 y 43 senadores, sobre un total de 72. En su interior convive un sector del peronismo más “ortodoxo”, referenciado centralmente en los gobernadores, con un espacio más kirchnerista puro, que se encolumna detrás de la ex presidenta Cristina Fernández. En ese sector se ubican las senadoras Virginia García (cuñada de Máximo Kirchner), Anabel Fernández Sagasti, Ana Almirón y María de los Angeles Sacnun, integrantes de La Cámpora. También en este grupo se ubican otros senadores como Juan Manuel Abal Medina, un articulador entre el PJ tradicional y el cristinismo, el sanjuanino Ruperto Godoy, el misionero Juan Irrazábal, la santacruceña María Ester Labado y el neuquino Marcelo Fuentes, entre otros. Con matices, el sector más cercano a CFK alcanza una decena de senadores, frente a más de 30 del PJ.

En ese contexto, fuentes del bloque aseguraron que retendrán la mayoría en todas las comisiones del Senado y la presidencia de las más importantes. El salteño Rodolfo Urtubey ya encabeza la comisión de Acuerdos y podrían continuar en sus cargos Fuentes en Asuntos Constitucionales, Abal Medina en Presupuesto y Hacienda y Pedro Guastavino en Justicia. Todavía evaluaban qué lugar les otorgarán a dos referentes importantes del bloque como el santafesino Omar Perotti y el correntino Carlos Manuel “Camau” Espínola, que necesitará un lugar de visibilidad para disputar la gobernación correntina en dos años.

“Se va a seguir negociando y ellos podrán tirar lo que quieran pero en última instancia esto termina en el recinto. Y así como ellos lo hicieron con el Grupo A para quedarse con las comisiones, bueno, ahora la mayoría tenemos nosotros”, anticipó una fuente de la bancada liderada por Pichetto.

El escenario para Cambiemos no es muy alentador. El bloque Frente PRO tiene 6 miembros. Tres macristas puros: Laura Rodríguez Machado (jefa del bloque), Federico Pinedo (presidente provisional de la Cámara) y Marta Varela (ex legisladora porteña). El resto de la bancada la componen el ruralista Alfredo De Angeli, el juecista Ernesto Martínez y el ex gobernador correntino Pedro Braillard Poccard, destituido a fines de los 90 por mal desempeño. Sus socios radicales poseen ocho bancas, comandadas por el chaqueño Angel Rozas, a la que suman un aliado del Frente Cívico y Social catamarqueño. En ese contexto, Cambiemos podría acumular 15 senadores, por lo que necesitará estrechar vínculos con todos los bloques que no formen parte del FpV-PJ. Ayer, Rodríguez Machado dijo que Cambiemos “respetará la mayoría numérica que tiene el FpV”, pero aclaró que a cambio pedirá la representación de las comisiones que “hacen a la gobernabilidad”.

Si bien la relación entre los peronistas federales y Massa nunca fue buena, la decisión del tigrense de armar su propio bloque terminó de cristalizar sus diferencias. Se llamará Unidos por una Nueva Argentina (UNA), el mismo nombre que utilizó para la alianza electoral que lo llevó al tercer lugar en las elecciones presidenciales. El diputado nacional ratificó su sociedad con José Manuel de la Sota, sumando a la bancada en el Senado a su mano derecha, el cordobés Carlos Caserio. También se alió con el gobernador chubutense, Mario Das Neves, que sumó a su alfil Alfredo Luenzo. Por último, incorporó a la fueguina Miriam Boyadjian.

De esta manera, Rodríguez Saá encabeza un bloque de senadores que tiene llegada propia a la Casa Rosada. Se trata de su comprovinciana, Liliana Negre de Alonso, el santafecino Carlos Reutemann, el sanjuanino Roberto Basualdo, el salteño Juan Carlos Romero y los neuquinos del MPN, Lucila Crexell y Guillermo Pereyra.

Más desdibujado quedó lo que supo ser el Frente Amplio Unen: la rionegrina de la Coalición Cívica Magdalena Odarda, el líder de Proyecto Sur, Fernando “Pino” Solanas, y el referente del GEN Jaime Linares, tendrán que esforzarse para tener protagonismo en el nuevo Senado, que enfrentará su primer desafío cuando a mediados de marzo lleguen al recinto los pliegos de Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti para integrar la Corte.

Compartir: 

Twitter
 

El Senado tendrá actividad mañana, en comisión y con una sesión preparatoria.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.