EL PAíS › EL EX SENADOR GENOUD CRITICO OTRA VEZ A PONTAQUARTO

Sacando los trapitos al sol

Mañana se realizará el careo entre el ex senador José Genoud y el ex secretario parlamentario Mario Pontaquarto. El mendocino llamó a rueda de prensa para denostar al arrepentido y proclamar su inocencia.

 Por Victoria Ginzberg

El ex presidente provisional del Senado José Genoud y el ex secretario parlamentario Mario Pontaquarto se enfrentarán mañana en los tribunales federales. El juez Rodolfo Canicoba Corral le puso ayer fecha al careo. En su confesión sobre el pago de sobornos a cambio de la Ley de Reforma Laboral, el “arrepentido” aseguró que el 27 de abril de 2000 le entregó al ex legislador 700 mil pesos en su despacho del Senado. Genoud lo negó, aunque admitió haber estado ese día en su oficina.
Genoud ofreció ayer una conferencia de prensa en la que criticó a Pontaquarto. En un estilo similar al elegido por su ex colega Emilio Cantarero, Genoud aludió a la vida personal del “arrepentido” y convirtió su defensa en un ataque: “No descarto que lo hayan incentivado con dinero, pues es un hombre ávido de dinero, está endeudado y tenía compulsión por el juego”, afirmó. En cambio, se negó a dar nombres de las personas que, según él, podrían haberle pagado a Pontaquarto, a quien describió como “un Figuretti que entra a los tribunales saludando como la Reina de la Vendimia”.
Genoud declaró el lunes como acusado en la causa en la que se investiga el pago de coimas a los senadores a cambio de la Ley de Reforma Laboral. Hizo un descargo oral que duró cuatro horas en el que negó haber recibido plata proveniente de la SIDE de manos de Pontaquarto. También desmintió la existencia de una reunión en la Casa Rosada en la que –de acuerdo con el arrepentido– Genoud le dijo al ex presidente Fernando de la Rúa que los peronistas necesitaban “otras cosas” para votar a favor de la ley y De la Rúa le contestó “eso arréglenlo con (el ex jefe de la SIDE Fernando) De Santibañes”.
Pontaquarto relató que el 27 de abril de 2000 le entregó a Genoud en su despacho del primer piso del Senado 700 mil pesos, parte de los cinco millones que le había dado la secretaria de De Santibañes. Agregó que el ex senador le había asegurado que iba a compartir el dinero con el ex ministro de Trabajo (Alberto) Flamarique. El mendocino negó este hecho pero reconoció que ese día, antes de salir de viaje a Jordania, pasó por su despacho “para buscar unos cartapacios”. Mañana los dos confrontarán sus dichos ante el juez y los fiscales.
Genoud y Pontaquarto fueron grandes amigos. Según el primero, la relación se deterioró porque el ex secretario parlamentario se acercó a la oposición. Específicamente mencionó que se vinculó con el ex vicepresidente Carlos Ruckauf, a quien atribuyó el nombramiento de Pontaquarto como interventor de la obra social del personal del Senado. Esto motivó que Freiler y Delgado pidieran que Ruckauf sea citado como testigo en la causa.
Los fiscales reclamaron también que sea convocado nuevamente el ex senador peronista Héctor Maya, quien sucedió a Darío Richarte como segundo de la SIDE durante el fugaz gobierno de Adolfo Rodríguez Saá. El “arrepentido” narró que en una visita al organismo mientras se estaba realizando la transición, Maya le preguntó a Richarte: ¿Sabés quién es éste? (en alusión a Pontaquarto).
–¿Cómo no? Si era nuestro hombre en París –habría contestado el sushi.
Este diálogo confirmaría la versión que dio el ex secretario parlamentario acerca de que, luego de su participación en la maniobra de las coimas, estuvo negociando un cargo como enviado de la SIDE en Francia. Esa hipótesis también cierra con los registros que entregó el organismo de inteligencia al juez.
La primera visita de Pontaquarto que consta en ese informe es del 18 de abril de 2000, el día que habría recibido los cinco millones de pesos. La segunda es del 22 de agosto del mismo año (en esa oportunidad se puso por escrito que fue atendido por Gladys). Luego hay otras quince entradas del “arrepentido” durante la gestión de Carlos Becerra.
Pontaquarto aseguró que después de que De Santibañes dejó la SIDE, siguió buscando el puesto en el exterior, tanto a través del banquero comode su sucesor en el cargo. De hecho, manifestó que era Genoud quien se oponía a que se lo dieran, porque decía que eso iba a ser interpretado como una admisión de que las coimas habían salido del organismo de inteligencia.
Maya, que votó en contra de la ley, ya declaró dos veces en la causa. Hace dos semanas aseguró a Página/12 que, cuando De la Rúa se fue del gobierno, en la SIDE “había un faltante de quince millones de pesos”.

Compartir: 

Twitter
 

El ex presidente provisional del Senado, el mendocino José Genoud, se defiende por los medios.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.