EL PAíS › MAURICIO MACRI RECLAMó QUE LA JUSTICIA LABORAL FALLE MENOS PARA LOS TRABAJADORES Y MáS PARA LOS EMPRESARIOS

Con la balanza para el lado de los amigos

El Presidente pidió “una justicia laboral más equitativa”. El jefe del bloque de diputados del FpV, Héctor Recalde, lo acusó de estar buscando la flexibilización laboral. Macri también criticó a Justicia Legítima y al conductor televisivo Marcelo Tinelli.

El presidente Mauricio Macri aseguró que la Justicia laboral debería ser más ecuánime, en favor de los empresarios. El mandatario consideró que, para que lleguen las ansiadas inversiones, hace falta “una justicia laboral más equitativa, no tan volcada a encontrarle siempre la razón a una parte”. El Presidente también fustigó a los jueces que “obstaculizan” su gestión (por ejemplo, frenando el aumento de tarifas) y responsabilizó a Justicia Legítima. En respuesta, el jefe de bloque del kirchnerismo en Diputados, Héctor Recalde, afirmó que “lo que están buscando es la flexibilización laboral”.

En un reportaje al diario La Nación, Macri dejó en claro que considera que la Justicia laboral falla demasiado en favor de los trabajadores. Reclamó que sea “más equitativa” con los empresarios. Y lo mencionó como uno de los pilares para que lleguen las inversiones, junto con que “el peronismo se muestre racional, más comprometido con políticas permanentes de Estado”.

“Está muy mal informado de la realidad, de las estadísticas, de la Constitución y de la ley. Lo demás, todo fenómeno”, retrucó Recalde en diálogo con Página/12. “El artículo 14 bis de la Constitución, establece la protección de los trabajadores. Cuando uno revisa las estadísticas –que ahora no funcionan porque las cambió la Corte– en materia de accidentes de trabajo, se puede ver un estudio de la socióloga Irene Vasilachis de Gialdino, que indicaba que el trabajador perdía el 65 por ciento de los juicios en el derecho civil”, advirtió Recalde. “Con la ley vigente, y hago la autocrítica porque la aprobamos, los juicios van a derecho civil, que no tienen que ver con el derecho del trabajo”, indicó.

Para el dirigente kirchnerista, las declaraciones de Macri apuntan a una mayor flexibilización laboral. “Eso se ve también en el acuerdo que hicieron con McDonald’s y con lo que va a pasar con el sistema previsional. Este es un gobierno para ricos, no para los trabajadores. Es un regreso al pasado”, señaló.

Jueces en la mira

No fue el único comentario que hizo el presidente sobre el Poder Judicial. Dejando de lado el discurso sobre la independencia de poderes, Macri fustigó a los jueces que fallan contra su Gobierno y responsabilizó a la agrupación Justicia Legítima por todos los fallos en contra del aumento de tarifas. “El kirchnerismo se fue, pero Justicia Legítima sigue ahí”, indicó el Presidente, sin decir si tienen intenciones de buscar removerlos. “Hay jueces y fiscales de esa agrupación en todos lados que obstruyen la política (como sucedió con las tarifas) o que creen en la abolición del Código Penal”, lanzó el mandatario. “Traban las decisiones políticas, sean económicas o de seguridad, por razones ideológicas, no judiciales”, los acusó. Para completar el tono amenazante, dijo: “Los conozco. Me hacían lo mismo en la Capital”.

En su paso por la gestión porteña, Macri tuvo el récord de recusar en miles de causas a un juez, de intentar modificar las mayorías del Consejo de la Magistratura (finalmente, lo consiguió) y de cuestionar a los magistrados por limitar decisiones de su Gobierno que afectaban derechos sociales. Esto ocurrió, especialmente, en los primeros años de su gobierno, hasta que el macrismo consiguió ubicar jueces propios en los distintos estamentos y asegurarse un Tribunal Superior de Justicia que suele fallarle en forma favorable.

Contra Tinelli

Macri también tuvo un párrafo contra el conductor televisivo Marcelo Tinelli, quien acusó al Gobierno de enviar un ejército de trolls (cuentas falsas de Twitter que insultan) en contra de él por las imitaciones que se hacen del presidente en su programa ShowMatch. Ayer, una consultora citada por el periódico Perfil confirmó que hubo un ataque orquestado con cuentas falsas contra el conductor de televisión.

Ajeno a estos datos, Macri esbozó su teoría sobre lo sucedido: “Él decidió satirizarme y recibió 150.000 tuits de crítica. Investigamos el tema. No hubo trolls ni el Gobierno tuvo nada que ver”, aseguró el presidente. “Sí hubo 30.000 tuiteros que lo criticaron. ¿Cómo no va a haber 30.000 tuiteros que simpatizan con el Gobierno, si este gobierno es producto en gran medida de las redes sociales? Es increíble que se ofenda”, indicó Macri, quien no alcanzó a explicar como 30 mil personas repitieron mensajes exactamente iguales contra el conductor.

Macri, quien días antes había dicho que no le molestaban las parodias de Tinelli, se contradijo: “Me satiriza de mala manera ante tres millones de personas en televisión y se ofende porque lo critican 30.000 tuiteros”.

El estudio citado, atribuido a un grupo de expertos contratados por Tinelli, indica que esos usuarios se activaron en simultáneo y se comportaron con respuestas automatizadas (publican las 24 horas de manera uniforme y los mismos mensajes se repetían en un 88 por ciento de los casos), y se eliminaron masivamente luego de la operación de instalar el hashtag #TinelliMercenarioK. Sólo el 2 por ciento de las personas eran reales y la mayoría de las cuentas falsas se pudieron vincular a nodos PRO. El Presidente no detalló como sus seguidores consiguieron tal grado de sincronización, propios de un software operado por pocas personas.

Compartir: 

Twitter
 

De acuerdo con la visión de Mauricio Macri, la justicia laboral falla demasiado a favor de los trabajadores.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.