espectaculos

Lunes, 25 de julio de 2016

SERIES › LA REINA DEL SUR, OTRO VISTAZO AL RENDIDOR MUNDO NARCO

Teresa, la patrona del mal

Protagonizada por la brasileña Alicia Braga, es una nueva versión de la historia que ya se vio en la TV mexicana, con el ascenso y caída de una dama que domina el negocio narco: hay similitudes y diferencias, sobre todo en la relación que construye con la rival Camila.

 Por Federico Lisica

La Reina del Sur cruzó la frontera hacia el norte. Reversión de la historia que escribió Arturo Pérez Reverte, que tuvo su narconovela por la tevé mexicana, ahora ha mutado en una entrega original de la cadena de USA Network. La serie (que va por Space los miércoles a las 22, con repeticiones los domingos en el mismo horario) narra la montaña rusa de Teresa Mendoza (interpretada por la brasileña Alice Braga). Su protagonista es una chica mexicana que busca refugio en los Estados Unidos y por una ensalada de traiciones, malas compañías, romances y ambición, terminará convertida en una criminal todopoderosa. De la nada llega a lo más alto de las esferas del negocio de los estupefacientes y, lógicamente, caerá fuerte.

Es imposible no jugar a las diferencias con la producción de Telemundo protagonizada por Kate del Castillo. Vale recordar que a esta actriz se la vincula con el Chapo Guzmán en otro caso ejemplificador sobre aquello de “la realidad imitando a la ficción”. Basta una escena de esta “otra” monarca de la droga para distinguirla, al menos en lo estético, de la que se emitiera en nuestro país por la tevé de aire. Aquí juegan fuertes los contrastes de blancos brillantes y entornos texanos, con sus “Border Patrols”, sombreros de ala ancha, una urbanidad lastimosa y paisajes de infinita tierra seca. En cuanto a lo narrativo, busca alejarse del culebrón –no así del mexploitation– para hermanarse con películas como Blow, Profesión de Riesgo (Ted Demme, 2001) o la totémica Scarface (Brian De Palma, 1984), y en lo temático a series como Breaking Bad o Weeds. Las escenas de acción son muchas, con un patrón estándar en la sala de edición que, sin descollar, logra su objetivo. No obstante, la mayor grieta es su profundización en el retrato de una mujer poderosa y oscura, capaz de mandar a matar a alguien vestida con un tailleur impecable. La sexualidad de la protagonista, aunque presente, pasa a un segundo plano.

“Hay muchas caras de un mismo personaje. Yo no me enfoqué en lo que hizo Kate, sino en quién es Teresa Mendoza en el libro. El mío es una especie de nuevo rol. Podemos ser los mismos personajes pero en situaciones completamente distintas”, dijo la actriz que fue parte de películas como Soy leyenda y Ciudad de Dios. “Hoy en la televisión manda lo híbrido; esto no es estrictamente una novela, es más bien un drama. Además la novela estadounidense es muy diferente de la mexicana, no hay tanto melodrama. Es una historia narco interesante por varios motivos, y además porque muestra un amplio abanico de emociones relacionadas con el poder, el dinero, el amor, la venganza y el intento de sobreponerse a todo. Otra gran diferencia es el formato: las novelas pueden ir hasta los cien episodios, y aquí la primera temporada está constreñida a trece capítulos”, explica Verónica Falcón a Página/12. La intérprete mexicana encarna a Camila Vargas, quien dirige un cartel que compite con el de Mendoza.

La relación entre ambas mujeres es complicada, y domina buena parte del interés de La Reina del Sur. También es un contrapunto que casi no existía en la versión azteca. “Su rivalidad se va construyendo, porque al comienzo Teresa busca su lugar, es solo una chica que anda flirteando con alguien que trabaja para su esposo. Camila es una de las primeras que se da cuenta de que Teresa es mucho más que eso. Reconoce que es inteligente, una sobreviviente, que es fuerte, y respeta eso. Teresa, a su vez, tiene algo que Camila necesita y eso le da una ventaja. Básicamente, las dos luchan y comprenden muy bien lo que es ser una mujer en el mundo narco, en eso empatizan”. Un punto llamativo de la producción es que la mayoría de sus intérpretes son latinos pero sus modos y formas están orientadas a un público diverso y global (al igual que Narcos de Netflix). ¿Si se reafirma cierto imaginario con personajes que Donald Trump amaría odiar? Falcón, que también actuó en El Señor de los Cielos, tiene una opinión al respecto. “Siempre está el riesgo. Pero es como creer que por las historias de mafia, todos los italianos fueran criminales. Definitivamente esto parte de algo real. Estamos mostrando un aspecto y su consecuencia. El público entiende que es una historia, hay que darle crédito, espero que lo sepa diferenciar”, apunta la actriz.

Compartir: 

Twitter
 

La Reina del Sur puede verse los miércoles en Space, con repetición los domingos.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.