EL PAíS › EN WISCONSIN, AL NORTE DE ESTADOS UNIDOS

Una nueva noche de furia

Una vez más los diarios estadounidenses amanecieron ayer con imágenes de furia y batallas campales en el corazón de una ciudad importante, luego de que cientos de manifestantes desataran su ira el sábado por la noche en las calles de Milwaukee, en el estado norteño de Wisconsin, por la muerte de un joven negro armado a manos de la policía.

Todo comenzó el sábado por la tarde, cuando dos policías detuvieron a dos personas en un auto. Según informó el Departamento de Policía local, uno de los hombres tenía una pistola semiautomática y, en medio de la persecución, un agente con seis años de antigüedad disparó y mató a uno de ellos.

Aún existen versiones encontradas sobre si el hombre apuntó su arma contra la policía o si la pistola y la víctima estaban vinculados con crímenes anteriores. Lo que sí se sabe es que en Milwaukee es legal llevar a la vista una pistola, que la víctima fatal tenía 23 años, vivía en la ciudad y, pese a que la policía no quiso identificarlo ni decir a qué comunidad pertenecía, su muerte desató de inmediato la ira en los barrios de mayoría negra. Alrededor de unas 200 personas, todas ellas negras, salieron a las calles, tiraron piedras contra varios patrulleros y hasta prendieron fuego a una estación de servicio. En el momento más álgido de los enfrentamientos con los agentes, uno de los ellos resultó herido en la cabeza.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.